Fútbol. Árbitros

Vázquez: "Hay padres que no entienden que el niño que arbitra se forma como el niño que empieza a jugar"

El proceso de iniciación de un colegiado junto a jugadores que también dan sus primeros pasos en el mundo del fútbol suele ser el más complicado

17.10.2016 | 10:39

Paradójicamente, el proceso de iniciación de un colegiado junto a jugadores que también dan sus primeros pasos en el mundo del fútbol suele ser el más complicado. Pero no tanto por la inseguridad del propio aspirante a árbitro, sino por todo lo que rodea al fútbol base. "El que supera esa barrera se acostumbra al ambiente de casi cualquier partido", reconoce Javier Vázquez, vocal de capacitación del Citaf, para el que la actitud de los progenitores de los jugadores condiciona el correcto desarrollo del árbitro recién llegado. "El fútbol transforma a la gente. Esos padres no entienden que, al igual que los niños de ocho y nueve años que juegan están dentro de un proceso de formación, el niño que arbitra con 12 años también está aprendiendo. No se puede mandar a Antonio Mateu Lahoz a dirigir un partido de prebenjamines; pero eso no lo entiende nadie. Prácticamente ningún padre va a un campo a que su hijo haga deporte, y no comprende ni que el entrenador no lo ponga ni que el árbitro se equivoque", comenta sin tapujos, sabedor de que esta atmósfera provoca la renuncia prematura de no pocos aspirantes. "Afortunadamente no suele haber agresiones durante la temporada, pero insultos es casi imposible que no se produzcan en muchos de los partidos, hasta en prebenjamines. Eso no es agradable ni para el árbitro que empieza ni para el padre de un niño que quiera ser colegiado y que ve a lo que se expone su hijo los fines de semana", argumenta Javier Vázquez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine