Voleibol Supercopa
Fígaro Peluqueros31Naturhouse

 

Un título para empezar

El Fígaro Peluqueros supera al potente Naturhouse Ciudad de Logroño y se adjudica la Supercopa de España. El equipo blanquiazul llevó siempre la iniciativa en una final muy igualada

17.10.2016 | 14:34
Un título para empezar

Primer título del año. El Fígaro Peluqueros dio ayer un golpe sobre la mesa y se adjudicó con solvencia la Supercopa ante el mejor equipo de los últimos años: el Naturhouse de Logroño. Las jugadoras de David Martín fueron superiores durante gran parte del partido y demostraron que han reforzado la plantilla con el único objetivo de recuperar la hegemonía en el voleibol nacional.

El primer set se inició de una manera muy igualada. El Fígaro saltó al parqué de Taco muy concentrado y calculando con precisión cada jugada para evitar errores. El empuje de los más de 800 aficionados que se dieron cita en la cancha fue decisivo. El Logroño apenas jugó con comodidad y después de alguna esporádica ocasión en la que se puso por delante el dominio local fue incontestable.

Si hubo una jugadora que estuvo metida al cien por cien esa fue Flavia Lima. No dejó ni un solo momento que sus compañeras bajaran la guardia y suyo fue un decisivo punto con el que se empató a diez y comenzaron a verse las cosas un poco más claras. Sobre todo después de que David Martín atajase cualquier reacción visitante después de un 10-12 en el marcado. Wagner tomó la capitanía del Fígaro y, con paciencia, los puntos fueron llegando. Batista acompañó a Lima tomando la responsabilidad y sus cuatro puntos (sumados a los cinco de la brasileña) fueron determinantes para conseguir el 25-21 final. Solo Elia González con cinco puntos y Gritzbach con cuatro plantaron cara a las locales.

Casi sin tiempo para lamentarse, Naturhouse dio la vuelta al juego en el segundo set. 21-25 y empate en el marcador.

El tercer set fue apretado. El Logroño consiguió igualar el set a 20 puntos y la intranquilidad se trasladó al banquillo local. La tensión se prolongó hasta un agónico empate a 24 que se rompió con un gran punto de Janine Sandell. Cristina Sanz hizo el punto definitivo y el dos a uno en el electrónico con una finta que sorprendió a las riojanas. Y así se llegó al cuarto set, con idéntico guión y protagonistas. David Martín solicitó tiempos muertos clave con el fin de cortar el buen momento del Naturhouse. Y lo consiguió gracias al ímpetu de un equipo que nunca se dio por vencido (25-23).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine