Vela. Trofeo Intantas de España

La bahía de Santa Cruz vibra con la Regata SAR Infantas de España

'Felipeva VI' en ORC, 'Maycu' en Crucero y 'Evasión' en Promoción se hacen con la victoria en la prueba que cada año organiza el Real Club Náutico de Tenerife

10.10.2016 | 10:32
La bahía de Santa Cruz vibra con la Regata SAR Infantas de España
La bahía de Santa Cruz vibra con la Regata SAR Infantas de España

Felipeva VI en ORC, Maycu en Crucero y Evasión en Promoción fueron los ganadores de la XXIII Regata SAR Infantas de España, tras la disputa ayer de la segunda y última jornada de competición. La cita, organizada por el Real Club Náutico de Tenerife, tuvo en la primera de las embarcaciones citadas, de Felipe del Rosario, a su ganador absoluto, recibiendo por tanto el premio Farola del Mar entregado por la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife y el premio Trofeo RCNT.

En ORC segundo fue el Jilorio, seguido por el Butxaca. En esta clase compitieron cinco barcos. En Crucero, la categoría más numerosa con 13 embarcaciones, segundo fue el Altamar I y tercero el Arama. Mientras que Promoción, con once barcos, tuvo en el Torttuga al segundo clasificado y en el Saudade al tercero. Igualmente se distinguió a la regatista más joven, Manuela Pérez; y al más veterano, Felipe del Rosario.

Esta prueba fue puntuable para la Copa de España ORC Zona Canarias y, como novedad respecto a otros años, Campeonato de Canarias de la clase Crucero, aprovechándose pues la ceremonia para hacer entrega de los premios a los mejores en esta última competición, cuyos podios evidentemente coincidieron con los de la Regata. Igualmente, se felicitó al Felipeva VI como ganador de la Copa.

A las 10 de la mañana, 29 embarcaciones se hicieron ayer a la mar, dirigiéndose la flota nuevamente al norte de la capital, a las costas de Anaga. Tras menos de una hora de espera para establecer el campo de regatas y una vez se entabló el viento, el comité dio la salida a la primera prueba del día. Los barcos de Promoción abrieron el fuego, seguidos por Crucero y ORC, al igual que se había hecho el día anterior. En pocos minutos la costa de Anaga se pobló de velas, repitiéndose la estampa típica de cada mes de octubre el frente de la capital.

Se eligió el recorrido número uno, una regata barlovento-sotavento con dos ceñidas y dos popas. Con salida a la altura de San Andrés, los barcos debieron navegar rumbo norte hasta la zona de Igueste, donde estaba la boya de barlovento. El viento fue el esperado, de unos 12 nudos y de componente noreste. A diferencia del sábado, al margen de subir la intensidad del viento, también hizo presencia una ola de casi un metro, con unas condiciones para la navegación más duras que las de la primera jornada.

Tras completar la totalidad de la flota esta primera manga, el comité de regatas dispuso la disputa de una segunda y última prueba únicamente para la clase ORC, que volvió a ser el recorrido número uno.

Esta Regata SAR Infantas de España, con sus 29 barcos en competición, ha sido la de mayor participación en Canarias dentro de las de esta clase en el presente año. Al margen de las embarcaciones del propio RCNT se contó con otras de distintos puntos de Tenerife, además de Lanzarote y Gran Canaria.

La presente edición, la vigésimo tercera, fue la segunda vez que se disputó bajo su nueva denominación, adoptada el año pasado tras acuerdo con la Casa Real. El Comité de Regatas estuvo a cargo de Javier Gorostiza y la dirección de la prueba correspondió a Alberto Medina.

De las cuatro pruebas previstas se realizaron todas para los ORC y tres para el resto. Una vez más, el personal adscrito a la sección de náutica del club se volcó para completar el programa previsto, cumpliéndose con los horarios establecidos.

Homenaje

Por otra parte, el Real Club Náutico de Tenerife (RCNT), aprovechando el acto de clausura de la retaga, organizó un homenaje a Eduardo Olmos, uno de los padres de la vela en la entidad y patrón del célebre barco del RCNT Halcón, que protagonizó recordadas luchas con el Tirma del Náutico de Gran Canaria.

En presencia de las autoridades que tomaron parte en la ceremonia de entrega de premios de la cita nauta y ante un salón noble abarrotado, Eduardo Olmos recibió el emocionando aplauso de los presentes, en su mayoría regatistas, socios, amigos y familiares. José Miguel Conejo, presidente del RCNT, se refirió a Olmos como "el abanderado de la vela en Tenerife", recalcando el orgullo que sentía al iniciar dicho homenaje.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine