En casa de Ter Stegen

28.09.2016 | 04:52

El Borussia Mönchengladbach llega al duelo ante el Barcelona en la Liga de Campeones con clara conciencia del favoritismo del equipo catalán, algo que puso en duda Luis Enrique al poner sobre la mesa los números del equipo alemán, que ha ganado sus diez últimos partidos en su estadio: "El Borussia tiene unos números increíbles en casa. Tendremos que estar muy atentos porque presionan muy alto. Si lucen sus virtudes sufriremos". Tras la goleada en el campo del Manchester City (4-0), el objetivo realista del Gladbach es luchar por el tercer lugar del grupo para reciclarse en la Liga Europa. El entrenador alemán, André Schubert, cuyo contrato fue renovado ayer hasta 2019, ve el partido como "un reto que hay que enfrentar con alegría".

Mientras, Luis Enrique recuperará a los titulares a los que dio descanso en Gijón: Mascherano, Jordi Alba, Iniesta y Rakitic. Para el guardameta Ter Stegen será un día especial, ya que regresa al campo del equipo en que se formó. "Fue un placer compartir 18 años aquí y me alegro mucho estar de vuelta, pero esto no existe en el campo y lo que quiero es ganar. Soy cien por cien profesional", declaró. El meta alemán dejó su casa hace dos años, para fichar por el conjunto azulgrana, con el objetivo de dar un paso más en su carrera. "Yo quiero ganar siempre, esa es mi mentalidad. Me fui de mi club para ganar lo máximo posible y en el Barça tengo esa posibilidad". Además ya no sufre la feroz competencia del chileno Bravo: "Claudio y yo siempre tuvimos una buena relación, pero también una competencia dura, justa. La situación era difícil para los dos y Claudio encontró una solución. Pero eso ya es pasado. Lo que siento es que la situación ha mejorado para mí".

Poco amigo de los homenajes, Luis Enrique no ha querido deshacerse en elogios hacia el que será uno de los protagonistas del encuentro. "Ter Stegen aceptó el reto de venir al Barça sabiendo de la dificultad que eso tenía y en estos años ha mejorado su rendimiento. Debe seguir haciéndolo, porque es el objetivo de cualquier profesional", se ha limitado a comentar sobre el rendimiento del meta alemán. Ni siquiera ha querido garantizar su titularidad toda vez que su gran competidor, el chileno Claudio Bravo, ha dejado el Barça para fichar por el Manchester City. "De la misma manera que los jugadores de campo pueden ser titulares o no, los porteros también pueden cambiar", ha sentenciado Luis Enrique.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine