Mirandés32CD Tenerife
 

El Tenerife pierde en un partido loco

El Mirandés mantiene su condición de invicto en un duelo en el que los blanquiazules le pusieron en aprietos tras el dominio de los locales en la primera parte

25.09.2016 | 19:23
El Tenerife pierde en un partido loco





El Club Deportivo Mirandés ha conseguido esta tarde mantener su condición de invicto tras superar por 3-2 al Tenerife en un partido loco que se puso muy de cara para los intereses rojillos en la primera parte, pero que el equipo canario no dio por perdido en ningún momento.

Poco tardó en adelantarse en el marcador el Mirandés, que en el minuto 7 culminaba la primera jugada de peligro real del partido con un disparo cruzado de Álvaro Bustos ante el que poco pudo hacer Dani Hernández.

Sería el propio extremo asturiano el encargado de dejar el partido visto para sentencia nueve minutos después tras cazar un balón en la frontal, tirar un caño de libro a Germán y batir con sangre fría a Dani.

A partir de ahí, fue el Mirandés el encargado de poner el juego y las ocasiones de peligro. Cierto es que el Tenerife lo intentó con varios acercamientos de Amath y el Choco Lozano, que desaprovechó en el 30 una buena ocasión para recortar diferencias, pero su juego estaba siendo inconexo y falto de profundidad.

Además, los hombres de José Luis Martí, que se la jugó dejando tres defensas mediado el primer tiempo, estaban dando demasiadas facilidades a un Mirandés que aprovechó el contexto para buscar la sentencia a la contra.

Guarrotxena, Hervás y Néstor Salinas lo intentaron en sendas ocasiones claras, pero no consiguieron encontrar portería, mientras que Cámara desaprovechó al filo del descanso la mejor oportunidad del Tenerife para recortar diferencias.

Parecía que el Mirandés tenía el partido controlado, pero el Tenerife se encargó de cambiar radicalmente el escenario en el segundo tiempo.

En el 58, y después de dos ocasiones por parte del conjunto rojillo, Suso Santana recortaba diferencias con un disparo mal atajado por Sergio, que desvió el balón hacia su propia portería.

Ocho minutos después, Guarrotxena marcaba el tercero con un disparo bien colocado desde la frontal y devolvía al Mirandés una tranquilidad que le duró apenas un suspiro, justo lo que tardó Jouini en volver a recortar diferencias tras aprovechar en boca de gol un buen centro por bajo de Choco.

El partido estaba loco y todavía quedaban más de veinte minutos por disputarse, lo que derivó en nervios y ocasiones a partes iguales.

Eguaras, por el Mirandés, y Suso y Aaron, por el Tenerife, probaron fortuna con sendos remates en los últimos compases, pero ni unos ni otros fueron capaces ya de modificar el resultado, que permite a los hombres de Terrazas prolongar su buena racha, frenando de paso la trayectoria del equipo canario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine