Fútbol CD Tenerife

Nano, traspasado a última hora

Nano abandona el Tenerife con rumbo al Éibar, que mejoró su oferta inicial y se hizo anoche con los servicios del delantero

27.08.2016 | 11:11
Nano, traspasado a última hora

Asdrúbal se escapa al Elche

  • Asdrúbal Padrón era el objetivo prioritario de Serrano y Martí para apuntalar una delantera, una demarcación que se quedará coja cuando Lozano se marche para jugar con la selección de Honduras. El Tenerife llegó a ponerse en contacto con la UD Las Palmas para tramitar la cesión del atacante, pero no fue posible. Ayer, Asdrúbal estaba próximo a comprometerse con el Elche, también de la Liga 123. Padrón, futbolista grancanario nacido en 1991, militó el curso pasado a préstamo en el Leganés. M. D.

Nano abandona el Tenerife con rumbo al Éibar, que mejoró su oferta inicial y se hizo anoche con los servicios del delantero. La noticia causó una gran conmoción en la afición blanquiazul, que conoció tal información solo una hora antes de que comenzara el primer encuentro de la temporada en casa. El enfado en el cuadro técnico es insoslayable. No solo porque la entidad pierde a uno de sus baluartes, sino por el momento y también porque la noticia se produjo el mismo día del debut en el Heliodoro.

Conforme se acerca el momento de cerrarse el plazo para inscribir a nuevos futbolistas, iba creciendo el número de pretendientes para el atacante blanquiazul. Ayer trascendió que el Éibar, de Primera División, había elevado su primera oferta (1,8 millones) para la compra del prometedor delantero. Los vascos tenían dinero en caja, y más aún se elevaron las opciones de optar al traspaso de Nano al ingresar cuatro millones por la desvinculación de Enrich.

En situación semejante se encontraba el Deportivo de La Coruña, que se halla ante la urgencia de adquirir un nuevo ariete tras marcharse Lucas al Arsenal por 20 millones de euros. En la terna de aspirantes al fichaje del delantero estuvo hasta el último día también el Sevilla, que llegó a ofertar dos millones al Tenerife.

Hasta hace pocos días, la voluntad del representativo era ceñirse exclusivamente a la literalidad del contrato y fijar en cuatro millones de euros (su cláusula de rescisión) el precio para la salida de Nano, quien el pasado jueves estuvo en las oficinas del club para abordar su posible desvinculación, que es ya una realidad.

El mensaje que le había transmitido el gerente, Juan Amador, es tajante: o venía un equipo con el dinero por delante o el futbolista tenía que quedarse. Ahora bien, desde el club se hizo saber a sus agentes (de la empresa Promoesport) que un primer paso para producirse la venta era que el propio jugador manifieste públicamente su voluntad de salir. Este gesto por parte del jugador no se produjo en ningún momento. Tampoco hizo falta, pues ayer se acordaron los términos de su salida con rumbo a la máxima categoría del fútbol nacional.

Serrano habrá de moverse con suma diligencia para cerrar la venida de uno o dos refuerzos más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine