Fútbol Liga de Campeones

Fácil para el campeón

Rivales asequibles para el Real Madrid en la fase de grupos de la Liga de Campeones, y más complicados para Barcelona, Atlético y Sevilla. Florentino Pérez pide más títulos a Zidane

26.08.2016 | 01:33

El sorteo de la fase de grupos de la Liga de Campeones se solventó con una ristra de equipos complicados, algunos de los cocos de la competición como el Manchester City o el Bayern Múnich, que jugarán contra el Barcelona y el Atlético, respectivamente, en una tarde afortunada para el Real Madrid, el vigente campeón, con un grupo fácil en principio.

Con Gerard Piqué en el cogote del madridismo tras criticar esta semana los rivales blancos de la pasada temporada, a su juicio sencillos, ese aura de sospecha que dejó caer el barcelonista se pudo alimentar con las manos inocentes: Clarence Seedorf, Ruud Van Nistelrooy, Roberto Carlos y Thierry Henry. En total, tres exmadridistas contra un exbarcelonista.

Sin embargo, los cuatro solo sacaron los nombres de los equipos. Fue Ian Rush, exjugador del Liverpool, quien se encargó de colocarlos con mayor o menor suerte para unos y otros. Y el repartó deparó que el Madrid solo tendrá un rival duro, el Dortmund, y no debería tener problemas para pasar a octavos con el Sporting Lisboa y el Legia Varsovia como comparsas. Los alemanes, con buenos refuerzos como Schurrle, Götze, Bartra, Dembele o el joven Emre Mor, aspiran a llegar lejos en la competición.

Florentino Pérez quiere mucho más que el año pasado. "Zidane sabe que tenemos que ganar la Liga, la Liga de Campeones y la Copa", dijo después del sorteo el presidente del club blanco. Con el Sporting portugués, en horas bajas a nivel continental y el Legia Varsovia, que casi se queda fuera de la fase de grupos ante el desconocido Dundalk irlandés, el Madrid debería estar en octavos sin problemas.

Atlético de Madrid y Barcelona fueron los menos afortunados. El destino quiso que ambos quedaran encuadrados en dos de los grupos más complicados. El equipo de Luis Enrique se verá las caras con el Manchester City, el Borussia Mönchengladbach y el Celtic Glasgow. Disputará seis partidos que dejarán diferentes imágenes, algunas con cierto morbo. Una de ellas, el regreso de Pep Guardiola con el City al Camp Nou.

Será su segunda visita al que fue su equipo. Ya se sentó en el banquillo con el Bayern Múnich, en las semifinales de la temporada 2014/15 y perdió 3-0. Al final fue eliminado pese a ganar la vuelta 3-2. Ese precedente invita al optimismo en el Camp Nou.

Para el Atlético de Madrid las cosas no fueron tampoco bien y Miguel Ángel Gil Marín, su consejero delegado, expresó gráficamente sus sentimientos cuando salió la bola del Bayern Múnich: se llevó la mano a la sien con forma de pistola y sonrió. El equipo de Carlo Ancelotti, que volverá a Madrid, será una dura piedra en el camino del Atlético hacia la siguiente fase.

También jugará contra el PSV Eindhoven, que la temporada pasada casi acaba con los hombres de Simeone en una eliminatoria agónica en octavos que se resolvió en la tanda de penaltis. El club holandés mantiene la base del año pasado con De Jong, Locadia, Pereiro y Guardado. Sin duda, Simeone tendrá dos duros partidos entre manos.

El Rostov, como el Celtic con el Barcelona, aliviará la dificultad del grupo D para el Atlético. Los rusos, debutantes en la competición, acabaron con el Ajax en la fase previa y serán los convidados de piedra. El Sevilla también tiene sus complicaciones. Volverá a citarse con el Juventus y ese será en principio su principal rival para pasar por primera vez en su historia de ronda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine