Ciclismo

El belga Gianni Meersman gana en Lugo su segunda etapa

El corredor del Etixx evita las caídas del final y vuelve a levantar las brazos - El colombiano Darwin Atapuma conserva el liderato una jornada más

25.08.2016 | 01:11
Meersman celebra su victoria.

El belga Gianni Meersman (Etixx), el mismo que se llevó el primer esprint de la Vuelta en Baiona, volvió a levantar los brazos en la quinta etapa disputada entre Viveiro y Lugo, de 171,3 kilómetros, que finalizó envuelta en caídas y con el colombiano Darwin Atapuma (BMC) al frente de la general. Un final accidentado que seleccionó a un grupo de 15 corredores, donde volvió a aparecer imbatible Meersman para firmar el doblete ante la oposición del italiano Fabio Felline (Trek) y del francés Kevin Reza.

El pelotón fue llegando con cuentagotas, cortado por los accidentes de última hora. El nerviosismo por coger la posición y las fuerzas intactas en el principio de la Vuelta provoca situaciones de máximo peligro. El holandés Steve Kruijswick (Lotto Jumbo) fue el más afectado con la clavícula maltrecha. No es su año. En el Giro se retiró cuando iba con la maglia rosa. Adiós a la Vuelta.

Los favoritos libraron y mantuvieron las posiciones en la general. Al producirse el accidente en el último kilómetro el tiempo fue el mismo para todos. Atapuma retuvo la roja y aventaja en 29 segundos a Alejandro Valverde, en 33 a Chris Froome y 39 a Esteban Chaves y Nairo Quintana. Alberto Contador es decimotercero a 1.53 del líder.

"La caída se ha producido delante de mí y tuve la suerte de saltar por encima de la pierna de un ciclista. Para mí, ha sido un día tranquilo, pero siempre hay nervios porque aquí se lucha por un segundo como si fuera un minuto", explicaba Alberto Contador.

Después de días soleados se presentó la lluvia en Viveiro para el trayecto lucense hasta la capital. Contra viento, agua y algunos relámpagos saltó de inmediato el portugués Machado dispuesto a escribir una bonita historia triunfal. El luso se llevó al francés Morice, del Direct Energie, compañero de Calmijane, el héroe anónimo de la víspera en San Andrés de Teixido.

Lo inevitable se produjo a 14 kilómetros de meta. El pelotón fue una muralla insalvable para Machado a las puertas de Lugo, pero el corredor del Katusha no se fue de vacío: se llevó el premio al combativo del día. Otra etapa, más corta y explosiva daba comienzo. La lucha por imponer un tren enloqueció al pelotón, que se cortó en la zona ascendente. Los grandes delante para evitar líos.

A 2 de meta, el belga Philippe Gilbert y el australiano Simon Clarke trataron de sorprender sin éxito. La suerte estaba echada, pero fueron las caídas las encargadas de marcar la suerte final. El batacazo de Gesink rompió el grupo. Quedaron al frente apenas 15 corredores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine