Kitesurf Desafío Movistar Islas Canarias

Gisela Pulido culmina con éxito su desafío en el Archipiélago

La campeona del mundo de kitesurf se convierte en la primera persona que une las islas con la ayuda de una cometa

18.08.2016 | 02:17
Gisela Pulido culmina con éxito su desafío en el Archipiélago
Gisela Pulido culmina con éxito su desafío en el Archipiélago

"Feliz por haber conseguido el reto. ¡Estoy que no me lo creo todavía! Y feliz de tener el equipo que tengo a mi lado. Sin ellos no hubiese sido posible". La 10 veces campeona del mundo de kitesurf, Gisela Pulido, terminó ayer en la isla de El Hierro su reto más difícil: recorrer unos 380 km de travesía de isla a isla canaria en su tabla y con su cometa: siete días, ocho islas y un objetivo cumplido. La primera persona que hace esta travesía en kite.

Gisela Pulido completó ayer la etapa entre las islas de La Palma y El Hierro, por lo que el Desafío Movistar Gisela Pulido Islas Canarias ya es una realidad. "Ha sido una de las experiencias más bonitas de mi vida y he vivido muchas desde los ocho años que aprendí a practicar este deporte", comentó exultante la deportista catalana a su llegada a La Caleta, en la isla de El Hierro, tras casi 79 km de travesía y tres horas de navegación.

Ha sido probablemente una de las etapas más duras de las siete que ha recorrido en siete días, especialmente porque "estaba cansada de las seis anteriores, se notaba mucho el cansancio, sobre todo en las piernas e incluso en los brazos ya", reconocía la propia Gisela. A pesar de ello, las estadísticas del tramo entre Fuencaliente (La Palma) y La Caleta (municipio de Valverde, El Hierro) no tienen nada que envidiar a las anteriores: 46 km/h de velocidad máxima y una velocidad media de 26,6 km/h.

Y no era fácil porque ésta ha sido la primera vez que Gisela realiza un recorrido de estas características, ya que su disciplina"es el freestyle, que no tiene nada que ver con la larga distancia", explicaba.

Estos siete días recorriendo las Islas han sido una prueba de fuego hacia sí misma, ¿hasta dónde puede llegar? ¿dónde está su límite? Y también un aprendizaje brutal en un año en el que ha querido dejar de competir contra sus rivales para enfrentarse a otros retos, a la naturaleza y a sí misma. "He aprendido que si uno quiere, puede; y si te pones un reto delante tienes que ir a por él y luchar al máximo. Lo más importante es rodearte de un buen equipo". Y es que en este desafío la han acompañado un equipo de15 personas divididas en dos grupos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine