Entrevista

Rubén Mesa: "Nadar tú mismo sin depender de nadie más es una gran satisfacción"

"Mi compañera Michelle Alonso me ha enseñado a seguir mejorando y me ha apoyado mucho", manifiesta el nadador del Ademi Tenerife

15.08.2016 | 04:30
Rubén Mesa: "Nadar tú mismo sin depender de nadie más es una gran satisfacción"

Rubén Mesa Mengíbar ( 28-09-1992) padece una enfermedad llamada retinosis pigmentaria, que consiste en un conjunto de enfermedades oculares crónicas de origen genético y carácter degenerativo que se agrupan bajo este nombre. Se caracteriza por una degeneración progresiva de la estructura del ojo sensible a la luz, la retina, que poco a poco va perdiendo las principales células que la forman, los conos y los bastones. Produce como síntomas principales una disminución lenta pero progresiva de la agudeza visual que en las primeras etapas afecta predominantemente a la visión nocturna y al campo periférico, manteniéndose sin embargo la visión central. Normalmente a partir de los 12 años, perdiendo la visión poco a poco, llegando incluso a quedarse ciego total, como es hoy por hoy el caso de Rubén.

Su ceguera ha sido progresiva, ¿a qué edad se quedó ciego total?

Mi caso es muy extraño yo me quede ciego total a los 18 años, estuve cuatro años en la oscuridad, en el templo de no poder ver ni la luz ni nada hasta un día que de repente me desperté viendo luces, sol y sombra y con esa gran fortuna que doy gracias a Dios estoy con ella hasta ahora y puedo ver algunas cosas (muy pequeñas sombras) cerca de mí.

¿Sus padres como lo vivieron? ¿Y usted?

En cuanto a mis padres, lo vivieron con más normalidad que la primera vez cuando le sucedió a mi hermano, porque mi hermano tiene la misma enfermedad en la retina, y mis padres no, es una situación difícil que tus padres vean como sus hijos se van quedando ciegos totalmente. Pero así y todo, nos dieron la fortaleza necesaria para seguir hacia delante. Mi madre es una mujer muy luchadora y mi padre siempre nos ha apoyado en todo. En cuanto a mí fue muy extraño tener una infancia diferente a los demás, muy dura y difícil como ver que poco a poco te vas quedando ciego, pero bueno esa es la fuerza que me dio para superar la ESO en el Colegio Echeyde de Ofra y el último curso de la ESO que realice en la ONCE en Madrid. Luego hice el Bachiller en el IES Las Indias, acabando este año en la ULL la carrera de periodismo.

¿Cuántos deportes practica o ha practicado?

He practicado varios deportes, de pequeño a fútbol en el colegio con los niños como uno más, luego me fui quedando ciego progresivamente (a partir de los 12 años) y comencé durante un año a practicar el Fútbol 7 para Ciegos y por último estuve practicando atletismo desde los 14 años (resto visual) hasta los 21 (ciego total) pero comenzaron las lesiones y eso me impedía muchas veces acudir a las competiciones.

¿Qué le llevó a elegir la natación como deporte?

Como bien le dije antes, al ver que no podía continuar con el atletismo, me hizo pensar qué otra actividad deportiva podía realizar y eso me llevó a la natación y al Club Ademi Tenerife.

¿Cómo fueron sus inicios en la natación?

Los inicios fueron muy difíciles y complicados. Al principio comencé a entrenar con una gran monitora del Ademi, como es Dácil Cabrera, la cual y con mucha paciencia, ya que es muy difícil que un ciego aprenda los movimientos de natación sin poder saber realmente cómo son al no poder ver. Si le soy sincero, yo nadaba como un perrito en mis inicios.

¿Cómo entrena un ciego nadando?

Necesitas aprender un par de nociones básicas. Primero aprender técnica de los movimientos que se te hacen en la mano (por la ceguera total) y vas aprendiendo poco a poco. Luego tienes que aprender a saber que a los lados está la corchera por la que te puedes guiar pero sin tocarla ni apoyarte en ella. Con el paso del tiempo vas aprendiendo a contar brazadas, que son muy importantes para llegar a la pared, y algo muy importante es la de entrenar cuando te tienen que dar con el palo en la cabeza para saber que estás llegando al final y tienes que estar muy concentrado. Pero lo más difícil para mí en la natación, en el inicio, fue aprender a saltar porque es muy difícil saltar sin ver y sin saber dónde vas a caer, me di muchos planchazos pero poco a poco he ido aprendiendo a saltar como un nadador más.

¿Qué le aporta la natación?

Muchos beneficios, como pueden ser la salud, el bienestar, fuerza y ganas de continuar, pero sobretodo una gran satisfacción al de poder nadar tu mismo sin depender de nadie más.

¿Cuántas veces se entrena a la semana y cuántas horas?

Pues normalmente me entreno de lunes a viernes con dos horas diarias, lo que supone 10 horas a la semana, todo ello compaginado con sesiones de gimnasio.

¿Compagina el deporte con los estudios?

Pienso que el deporte y la formación es muy importante así que he tenido que aprender a compaginar los entrenamientos con lo duro de una carrera universitaria, pero poco a poco me he adaptado y hoy en día sigo nadando, aprendiendo y planteándome nuevos retos. Este año he terminado la carrera de periodismo y estoy buscando alguna salida profesional.

¿Quién le entrena y qué nos puede decir de ellos?

Entreno con José Luis Guadalupe, Guada, y Zoila Brito. Ambos son muy importantes para mí. Ellos me han enseñado a ser un nadador de competición y también cómo puede y debe nadar un ciego. Todos me han ayudado y me han animado a seguir aprendiendo a nadar con estilo. Me siento totalmente integrado, apoyado, y lo más importante, como uno más dentro del equipo.

¿Cuál ha sido su mayor logro dentro de la natación de competición?

En estos 4 años que llevo en el club y a nivel personal he logrado en el 2015 quedar campeón regional S11 (ciego total) en los 50 y 100 libre.

¿Cree que el deporte paralímpico tiene la suficiente valoración dentro de la comunidad deportiva? ¿Y a nivel mediático?

En mi humilde opinión el deporte paralímpico no está igual de valorado que los olímpicos, porque si todos tenemos las mismas oportunidades se le debería dar el mismo valor o más, para que todos podamos llegar a la igualdad social y en este caso a nivel deportivo también. A nivel mediático en España estamos a años luz de otros países, aunque ha mejorado algo con el tiempo. Seguimos sin poder ver, por ejemplo, en la televisión, con horas y horas de las olimpiadas mientras que los paralímpicos los ponen con muy escasas horas de programación y tienes que recurrir a internet para poder ver algo más. Y casi igual ocurre en la prensa escrita.

¿Admira especialmente a algún deportista?

Me gustan especialmente dos: Rafael Nadal y Mireia Belmonte. Ambos me han enseñado a creer en mí mismo y que si pones fuerzas, ganas y sacrificio en todo lo que tú crees puedes conseguir lo que te propongas. Y ya hablando a nivel paralímpico mi referente es mi gran compañera de equipo Michelle Alonso. Ella me ha enseñado a seguir mejorando y me ha apoyado mucho. De ella cada día aprendo algo más. Le deseo toda la suerte del mundo en Río 2016 al igual que a Judit Rolo, estoy seguro que seguirán haciendo historia.

¿Qué le ha supuesto pertenecer a todo un club como es el Ademi Tenerife?

Pertenecer al Ademi Tenerife es todo un lujo y un privilegio poder contar con grandes entrenadores, grandes compañeros y hasta una gran familia. Hemos podido conseguir todo lo que nos hemos propuesto, quedando en estos dos últimos años y de manera consecutiva campeones de España por clubes.

¿Cuál es su sueño?

Ya que soñamos vamos a soñar y el mío es poder llegar a ser uno de los grandes del periodismo deportivo, que para eso me he preparado en estos últimos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine