Windsurf. Campeonato del Mundo

Airton Cozzolino, el campeón con pegamento en los pies

El caboverdiano es el primero en subirse al podio bajo la innovadora y espectacular modalidad de "strapless"

04.08.2016 | 12:50
El competidor caboverdiano Airton Cozzolino, durante una de las mangas en la 31ª edición del Campeonato del Mundo de Windsurf y Kiteboard de Fuerteventura.

El caboverdiano Airton Cozzolino empezó a caminar sobre las olas con siete años y desde entonces parece llevar pegamento en los pies, una cualidad que le ha permitido cumplir el sueño de ser campeón del mundo de kitesurf y ser el primero en subirse al podio bajo la innovadora y espectacular modalidad de "strapless" (sin sujeciones del pie a la tabla).

Las playas de arena blanca con aguas cristalinas de Sal, idílicas para cualquier deporte náutico, y un padre surfero dejaron poco margen de maniobra al pequeño Airton para probar suerte en otro deporte que no tuviera como herramienta una tabla de surf.

Libero Cozzolino, un "caballero del surf" con varias escuelas dedicadas a este deporte en la isla caboverdiana de Sal, tuvo claro desde el principio que la educación deportiva de su hijo adoptivo, Airton, tenía que estar vinculada al mar.

En 2001, empezó a enseñarle las técnicas del surf, un deporte donde el pequeño llegó a encontrar la adrenalina necesaria para vivir y cumplir con las expectativas que tenía en mente: probar cosas nuevas que le permitieran llegar a ser todo "un hombre de mar".

En declaraciones a Efe, el caboverdiano recuerda cómo su padre le aconsejó allá por 2005 practicar el kitesurf. "Él creía que con el kite tendría más posibilidades", comenta.

Libero no se equivocó y el joven pronto empezó a despuntar entre los competidores con los que cada año se medía en los campeonatos mundiales bajo la bandera de Italia después de que él y su familia decidieran cambiar las playas de Sal por la isla de Cerdeña.

En 2009, Cazzolino descubrió que con la tabla de kite se podían hacer más cosas de las que él imaginaba. Uno de los responsables fue su compatriota Mitu Monteiro, quien ya se arriesgaba a practicar el "straplees", una modalidad en la que los navegantes no usan anclajes en los pies, una libertad que les proporciona una sensación de ligereza excepcional con la que practicar impactantes trucos.

Cazzolino asegura que el "strapless" le aporta más "motivación a la hora de entrenar. "Me da energía y me motiva mucho la tranquilidad que le aportan otros compañeros de esta modalidad".

Dos años después de quitar los anclajes, Cazzolino subió al podio como el primer campeón del mundo de kitesurf en esta nueva modalidad, cuyos sus practicantes tienen que sujetar la tabla con las manos o las piernas cuando saltan sobre las olas.

Desde entonces, nadie ha conseguido bajarlo del podio y si el viento sigue soplando a su favor terminará 2016 en lo más alto una vez finalice el circuito, iniciado en Tarifa (Cádiz) y que le llevará además de a Fuerteventura a Isla Mauricio, Dajla (Sahara Occidental) y Fortaleza (Brasil).

En Fuerteventura, este joven con rastas, de 22 años y con cierto aire a Bob Marley, ha conseguido conquistar el corazón de las personas que a diario siguen sus trucos en la playa de Sotavento.

Por primera vez en su historia, el Campeonato del Mundo de Windsurf y Kiteboard de Fuerteventura se ha atrevido a programar la modalidad de "strapless" y, a tenor de los resultados, obtenidos parece que ya se postula como uno de los grandes espectáculos de Sotavento en próximas ediciones.

Mientras tanto, Airtor Cazzolino espera seguir cumpliendo sus dos objetivos: seguir ganando y poder convertirse en un hombre de mar que práctica todo tipo de deportes náuticos. "Mi mundo fuera del agua no es mundo", confiesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine