Fórmula 1 Gran Premio de Alemania

Hamilton saca el mazo

El británico gana en casa de Rosberg, cuarto después de una lamentable salida, y aumenta su ventaja al frente del mundial. Alonso y Sainz, fuera de los puntos

01.08.2016 | 01:29
Hamilton celebra en el podio su victoria en el GP de Alemania.

Que el alemán Nico Rosberg es un grandísimo piloto nadie lo pone en duda. Como lo son los 22 que ocupan la parrilla. Pero otra cosa es que en su ADN aparezcan los genes necesarios como para convertirlo en campeón del mundo o, al menos, para serlo mientras tenga en el garaje de al lado a Lewis Hamilton. El británico pegó ayer un auténtico mazazo a las aspiraciones del alemán, ganándole en su propia casa y ante su gente para aumentar su ventaja hasta los 19 puntos al frente de la general e irse de vacaciones con la sensación de que su cuarta corona, tercera consecutiva, está cada vez más cerca. Como lejano lo está el primer título de Nico...

Y es que la salida de ayer en el Gran Premio de Alemania nos dejó una clara sensación de déjà vu. A Rosberg le atenzaron los nervios una vez más en la pole y en menos de lo que tarde en contarse se veía superado no sólo por Hamilton sino también por los Red Bull del australiano Ricciardo y del holandés Verstappen. Fue la del alemán una de las peores salidas que puedan imaginarse, arruinando de golpe no sólo todo lo realizado el sábado en la calificación sino un buen puñado de sus aspiraciones en toda la temporada. Y es que después de haber ganado las cuatro primeras carreras del año y de llegar a tener una renta a su favor de 43 puntos ante Hamilton, ahora se ve con una desventaja de 19 para afrontar la recta final del año.

Hamilton se hizo con la cabeza en la salida y ya no la dejó en toda la carrera. Pulsó el británico ese botón que sólo él tiene en su Mercedes que pone modo martillo y fue golpeando vuelta a vuelta a sus rivales hasta completar una carrera sin ningún apuro, mientras Rosberg mantenía mil y una batallas con los Red Bull -primero con Ricciardo, luego con Verstappen- de las que salía siempre perdiendo. Y para una que ganó en carrera al adelantar al holandés los comisarios le imponían una sanción de cinco segundos por echar a su rival fuera de la pista que su propio equipo, para mayor dolor, alargó absurdamente en el garaje al realizar el tercer cambio de neumáticos. Ya lo dice ya ley de Nico: "Si algo puede salir mal, probablemente saldrá mal" .

Hamilton más líder, los Red Bull ya instalados en la segunda plaza tras el nuevo fisco de los Ferrari -otra campañita de truenos y relámpagos en Maranello- y cara y cruz en el garaje de McLaren en la última vuelta, a la que llegaban con el británico Button en la novena plaza y con el asturiano Fernando Alonso en la décima. Pero mientras Button arrebataba la octava en el giro final a un Valtteri Bottas (Williams) con los neumáticos echos jirones tras haber realizado un cambio menos que el resto de los pilotos, el bicampeón ovetense perdía el punto por el que tanto había luchado al verse superado por el mexicano Checo Pérez. Ya sin ánimos ni fuerzas para seguir luchando se dejaba otra plaza el asturiano en las últimas curvas para finalizar decimosegundo antes de irse de vacaciones.

El piloto ovetense se va con "un sabor agridulce" después de no haber podido puntuar en una carrera en la que fue duodécimo, pero se ha mostrado satisfecho con el hecho de haber llegado al parón veraniego con veinticuatro puntos, en "clara línea ascendente". "Ha sido una carrera regular. No hemos sido demasiado rápidos y al final no estamos en los puntos, que era el objetivo. Una pena en ese sentido, pero contento de cómo ha ido la primera parte del año y ahora a descansar unos días y a volver con fuerza en Spa", señaló en declaraciones a Movistar F1. "Estoy supercontento por cómo ha ido la primera parte del año. Una pena no acabar con los dos coches en los puntos como hace una semana en Hungría", manifestó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine