Juegos Olímpicos

El vóley playa español, ante el reto de luchar por las medallas

Las parejas Herrera-Gavira y Baquerizo-Steiner, que se entrenan en Arona durante muchos meses, buscarán la segunda presea nacional de este deporte

31.07.2016 | 04:13
´Rumbo a RIOOOOO´.

Las parejas formadas por Pablo Herrera y Adrián Gavira, en hombres, y Liliana Fernández-Steiner y Elsa Baquerizo, en mujeres, pelearán por conseguir para España una medalla que se antoja muy difícil en los Juegos Olímpicos de Río, donde buscarán la segunda presea nacional de la historia en esta joven disciplina. Pablo Herrera, plata en Atenas 2004, continúa en activo a sus 34 años, y forma dúo con Adrián Gavira (31), más experimentado que en Londres, donde ya fueron pareja. En la capital brasileña, pese a la dificultad de la empresa, tratarán de sumar un segundo metal que sería histórico para el voley playa español.

Para Herrera serán los cuartos Juegos tras su presencia en 2004 con Javier Bosma, en 2008 con Raúl Mesa, y en Londres -hace cuatro años- con su actual pareja. El más veterano del tándem confía en poder subirse al podio pese a la dificultad de la cita, sobre todo porque su buen rendimiento no se ha terminado de ver correspondido este año. Herrera-Gavira no alcanzaron las semifinales de un Grand Slam en 2016, pero casi siempre estuvieron entre los ocho mejores. De hecho, sus resultados así lo atesoran en el ciclo olímpico. Fueron campeones de Europa en 2013, vencieron el GP de Rusia en 2015 y ganadores del World Tour de Xiamen el pasado mes de abril.

Por su parte, el equipo femenino estará formado por Lili Fernández y Elsa Baquerizo, que se estrenó en Londres 2012 siendo el primer tándem nacional en la modalidad femenina. Acabaron en la novena posición tras una competición en la que pudieron haber aspirado a todo si no llegase a ser por la dificultad del calendario. En 2013 fueron subcampeonas de Europa. Ninguno de las dos parejas lo tendrá fácil en sus debuts. Herrera-Gavira están encuadrados en el grupo F junto con los estadounidenses Jacob Gibb y Casey Patterson -séptimos en el ránking mundial-, los austríacos Alexander Huber y Robin Seidl, y los cataríes Cherif Younousse y Jefferson Pereira. En la misma línea que Fernández Steiner y Baquerizo, que competirán en el grupo B, junto con las brasileñas Agatha Bednarczuk y Barbara Seixas de Freitas -siempre favoritas con las americanas-, las argentinas Ana Gallay y Georgina Klug, así como una pareja proveniente de la Continental Cup mundial (un dúo checo o chino).

Disfrutar y pelear

Pablo Herrera (Castellón, 1982) aseguró que en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro el voleibol y el voley playa, su disciplina, serán los deportes más seguidos. "Después del fútbol, el voley es el deporte rey en Brasil, así que será un sueño poder jugar el torneo allí y más si consigues algo importante", señaló en una entrevista antes de viajar a Río. "Creo que son los Juegos en los que más abierta está la posibilidad de entrar en la final. Hay ocho o diez equipos de un nivel similar y sólo los brasileños están un escalón por encima", señaló.

"Lo primero es disfrutar y estar en buenas condiciones, luego intentar pasar la primera fase y pelear por los diplomas y a continuación, por los metales", explicó.

Herrera admitió que haber ganado la plata en Atenas con 22 años y en su primera participación en unos Juegos le hace recordar que en el momento no se valora tanto como con el paso del tiempo."Cuando he pasado por dos Juegos más, he visto lo complicado que resulta ganar una medalla", agregó el jugador castellonense. A sus 34 años y con tres Juegos Olímpicos ya disputados, señaló que lo que más le apetece de esta nueva experiencia es "estar en Río en el deporte que más gente va a ir a ver y también poder ver otros deportes, porque en las últimas ediciones siempre hemos tenido que irnos antes".

Tanto para él como para Gavira, el torneo de Londres en 2012 fue especialmente frustrante tras haber completado dos muy buenos años en el ciclo olímpico anterior y haber decidido Herrera operarse de la rodilla para solucionar unos problemas y llegar en plenas condiciones, aunque todo se desarrolló "justo al revés". Ahora asegura que llegan en un buen momento tras haber sido cuartos en Suiza en el último torneo importante que han disputado y después de haber completado dos semanas de entrenamiento en Lorca "en una arena muy pesada". "Sólo queda ver cómo estamos allí", apuntó.

"Hemos tenido un gran año aunque es cierto que los desempates no han caído de nuestra mano. A ver si en Río tenemos un poco de la suerte que hace falta para ser campeón. A ver si la que no tuvimos en Londres y la que no hemos tenido este año la tenemos ahora y nos da fuerzas para llegar lejos", aventuró. Herrera explicó que sus opciones se verían muy reforzadas si consiguen ganar a Estados Unidos, que están un puesto por delante en la clasificación, y así podrían pelearlo todo con Austria y Catar, "que va de tapado pero tienen dos nacionalizados y uno es brasileño".

El castellonense analizó las opciones de la pareja femenina española que forman la alicantina Liliana Fernández y la madrileña Elsa Baquerizo y avanzó que si logran tener confianza pueden luchar por todo. "Las veo muy bien físicamente, muy fuertes. Puede que les falte un poco de confianza, pero físicamente están un escalón por encima de las demás. Lo que les falta es confianza porque han estado un poco irregulares, pero si la logran creo que van a dar juego", afirmó Herrera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine