La vela española quiere aumentar su cosecha olímpica en Brasil

Marina Alabau y la pareja Berta Betanzos-Támara Echegoyen, firmes candidatas a luchar por el podio. La tinerfeña Alicia Cebrián, a dar la sorpresa en Láser Radial

30.07.2016 | 01:41

La vela española se presenta en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con la intención de seguir dejando claro por qué es el deporte español más laureado en este evento gracias a las opciones que representan Marina Alabau o de la pareja Berta Betanzos-Támara Echegoyen. Un total de 19 preseas olímpicas adornan el palmarés de la vela olímpica, que tras estrenar su curriculum de éxitos en Los Angeles 1932, tuvo que esperar hasta Montreal en 1976 para comenzar una racha que sólo tuvo su freno en Sydney 2000.

La estadística es aún mayor si se cuentan el número de oros, 13, de los cuales cuatro llegaron en los exitosos Juegos de Barcelona de 1992, y los dos últimos hace cuatro años en aguas de Weymouth por medio de Marina Alabau, esperado, y del equipo de 'match-race' formado por Támara Echegoyen, Sofía Toro y Angela Pumariega, que pocos esperaban.

España estará representada en nueve de las diez clases olímpicas de un deporte que, una edición olímpica más, introduce nuevas a costa de quitar otras y así aparecen el Fx y el Nacra, mientras que finalmente el RS:X, el windsurf, fue repescado por aclamación tras ser sustituido por el kitesurf. No habrá representación nacional únicamente en Finn, mientras que además de las mencionadas Alabau y Echegoyen ,a la delegación que competirá en las criticadas aguas, por su contaminación y suciedad, de la Marina da Glória contará en sus filas con otro campeón olímpico como Fernando Echávarri, oro en Tornado en Pekín y que, como la gallega, cambia de clase. Además, faltarán algunos nombres insignes de la vela española como Iker Martínez, que no se pudo clasificar en Nacra17, o Xabi Fernández, que eludió este ciclo.

Alabau intentará repetir el oro de Londres. Después de este éxito, la sevillana decidió tomarse un descanso para ser madre y volvió en 2014 a la competición de alto nivel. Pese a no mostrar la superioridad que la convertía en favorita indiscutible en las aguas de Weymouth en 2012, ese mismo año ya se proclamó subcampeona mundial en Santander, aunque este ha sido su único gran éxito en el ciclo olímpico. Junto a la windsurfista andaluza sobresale la pareja formada por Támara Echegoyen y Berta Betanzos. La gallega decidió cambiar de clase y juntarse con la cántabra, que tras participar con Tara Pacheco en 2012 en 470, donde eran candidatas al metal y terminaron décimas. Ambas llegan a Río tras proclamarse campeonas del mundo y bronce continental este año.

Sin embargo, dado el historial de la vela olímpica española, no se pueden descartar otras opciones como la de Diego Botín e Iago López, actuales campeones de Europa en la clase 49er, o las del dúo formado por Fernando Echávarri y Tara Pacheco, que volverán a la ciudad donde a finales de mayo fueron atracados a punta de pistola junto a su entrenador Santi López-Vázquez. Tampoco debe de olvidarse la experiencia que acumula la tinerfeña Alicia Cebrián, excampeona de Europa en la clase Láser Radial y que en los Juegos de Londres 2012 se quedó, con su undécima posición, a un puesto de la Medal Race. Ahora, con cuatro años más de competiciones, la navegante isleña puede ser una de las sopresas de la delegación española.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine