Lopetegui toma el mando de la Roja

La Federación elige al exportero vasco, de 49 años, como imagen continuista

22.07.2016 | 01:15

Ni Caparrós, ni Camacho, ni Míchel. El hombre elegido por la Federación para suceder a Vicente del Bosque al frente d ela Roja es Julen Lopetegui, un técnico con experiencia en las categorías inferiores y que representa el continuismo en el trabajo. Lopetegui, de 49 años, se convertirá en el técnico número 53 en la historia de la selección española.

Julen Lopetegui Agote (Asteasu, Guipúzcoa; 28 de agosto de 1966) compaginó su formación entre las categorías inferiores de la Real Sociedad y las del Castilla, filial del Real Madrid, club al que llegó en la temporada 1985/86 y donde jugó tres temporadas para ser cedido a Las Palmas en la 1988/89. Su regreso al Madrid para el siguiente año fue irrelevante y durante dos cursos sólo disputó un partido: 3-3 ante el Atlético de Madrid.

Ese vacío de minutos provocaron el traspaso del guardameta donostiarra al Logroñés, donde vivió sus mejores días con tres campañas muy buenas que le sirvieron para que Javier Clemente le llamara para el Mundial de Estados Unidos de 1994, en el que no llegó a jugar.

Después, el Barcelona se fijó en él y allí comenzó su declive, con tres temporadas prácticamente en blanco que le obligaron a marcharse al Rayo Vallecano. En el club madrileño disputó 36 partidos en otros tres cursos hasta que colgó los guantes en 2002.

Ese mismo año comenzó su aventura en los banquillos y fue el Rayo el equipo que le acogió para darle una primera oportunidad que concluyó pronto tras dirigir 11 partidos de Segunda. En un año convulso para el club, que descendió a Segunda B con tres entrenadores (Txetxu Rojo y Jorge D'Alessandro, antes), Lopetegui no tuvo suerte en su primera experiencia.

Durante un paréntesis de cuatro años ejerció de comentarista deportivo en televisión y, en 2008, volvió a los banquillos, para encargarse del filial del Real Madrid en Segunda B, finalizando el campeonato en sexta posición.

Entonces recibió la llamada de la Federación y durante cuatro años, hasta su marcha al Oporto en 2014, hizo un buen trabajo y ganó dos campeonatos de Europa sub-19 y uno con la sub-21. A lo largo de ese tiempo tuvo a sus órdenes a jugadores como Deulofeu, Jesé, Isco, Denis Suárez, Alcácer o Morata.

Dejó la Federación para irse al Oporto. En Portugal no pudo con la presión mediática y social, y fue destituido después de dirigir al equipo entre mayo de 2014 y enero de 2016. Durante una temporada y media no pudo ganar ningún título para los Dragones y la presión social y mediática pudo con un club que al final decidió prescindir de sus servicios.

Su paso por el Oporto, donde tuvo a sus órdenes a Iker Casillas, no fue muy tranquilo y la prensa siempre le miró con desconfianza por no tener un currículum sólido en grandes clubes.

Ahora, será el encargado de dirigir a la selección española, tal vez uno de los sueños de su vida. Estaba comprometido de palabra con el Wolverhampton de la Segunda inglesa, y no ha dudado en dejar todo para imponer su filosofía futbolística de toque que ha marcado una época en la selección. Por eso, es el elegido y el preferido por los jugadores.

En septiembre, con Lopetegui al mando, España iniciará la clasificación para el Mundial de Rusia con una cara nueva que en realidad es un viejo conocido para muchos miembros de la selección. La filosofía implantada por Luis Aragonés y perfeccionada por Del Bosque parece tener continuidad con el beneplácito de los principales actores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine