Ajedrez Elecciones a la Federación Canaria

Polémica entre escaques

Agustín Marrero exige la realización de una segunda votación a la Federación Canaria, como resolvió el pasado junio la Dirección General que se debe hacer

18.07.2016 | 02:34
Polémica entre escaques

Las aguas bajan turbias y revueltas en el ajedrez canario. Muy revueltas. En estos instantes, y tras la resolución dictada por la Junta Canaria de Garantías Electorales del Deporte, que preside el magistrado Antonio Castro Feliciano y que es un órgano dependiente de la Dirección General de Deportes del Gobierno de Canarias, la titularidad del palmero José Carlos Martín Rodríguez en la presidencia de la Federación Canaria de Ajedrez, es ilegal.

Así se desprende del acuerdo tomado por la citada Junta y dado a conocer el pasado día 6 de junio, en respuesta a un recurso presentado por Agustín Santana Trujillo -el 17 de diciembre de 2014, pocos días después de unas elecciones que no fueron todo lo claras que debían habeer sido-, y quien junto a Agustín Marrero López, eran los otros dos candidatos a la presidencia de la Regional.

Este último, Agustín Marrero, presidente del Club Maspalomas, ha elevado asimismo una protesta ante la Dirección General de Deportes y el Comité Canario de Disciplina Deportiva por varias razones. Una primera porque no se ha llevado a efecto la resolución de la Junta Canaria de Garantías Electorales del Deporte, que es de obligado cumplimiento, a fin de que se realice de nuevo el proceso electoral a la Federación Canaria, que resultó viciado por cuanto no hubo mayoría absoluta del candidato finalmente electo y porque, además, no se realizó la preceptiva segunda vuelta en los comicios entre los dos candidatos con mayor número de votos emitidos.

Otra de las razones esgrimidas viene dada porque hay "una serie de irregularidades, que dejan fuera de los censos electorales a más de cuatrocientos jugadores y once clubes de Gran Canaria, produciéndose el colmo de los despropósitos el día de la votación a presidente, dado que se permite la votación a una persona que no tiene derecho, ni se celebra la segunda vuelta entre los dos candidatos, de los tres que nos presentamos y que no obtuvieron la mayoría absoluta", señala Marrero López.

Un censo alterado

Con referencia al censo, y tras lo investigado por Agustín Marrero, la irregularidad es mayúscula. El censo está alterado. Y queda alterado por el pago de las licencias, algunas de las cuales se quedan entre la Federación Insular y la Regional, no llegando esos pagos a la Nacional y de ahí el desface.

Según los datos de la Federación Española, "en Gran Canaria, en el momento de las elecciones, tenían derecho a voto 143 licencias, de las más de 1.000 anunciadas, y ahora en estos días podemos ver que ya son mas de 770 las licencias de la isla de Gran Canaria. Esto, a día de hoy, supone que Gran Canaria tiene más licencias de ajedrez que el resto de islas juntas. Y es que en Canarias hay censados 761 ajedrecistas, según la Federación Española y el Consejo Superior de Deportes, mientras que la realidad indica que Gran Canaria sola, con sus 29 clubes, tiene más de 1.000 licencias de jugadores, por lo que algo falla en los números del censo", señala Agustín Marrero.

"Detecté ese fallo en el censo y lo dije antes de las elecciones, porque además, los clubes grancanarios habían abonado sus respectivas licencias, como siempre han hecho, a la Federación Insular. Pero no constaba en ningún lado", añade Marrero.

Todo este proceso conlleva a que la polémica esté a la orden del día en el ajedrez canario, en general, y grancanario en particular. Parece un coto cerrado y de ahí que no cuadren los censos ni tampoco las licencias abonadas por los diferentes clubes de la Isla. Y ésa es la realidad que denuncia Agustín Marrero ante las autoridades deportivas.

Afán recaudatorio

Por otra parte, Marrero López, como presidente del Club de Ajedrez Maspalomas -y cree hablar en nombre de los otros clubes, que no se atreven a alzar la voz-, también denuncia algo que le parece otra injusticia. Y lo podríamos definir como afán recaudatorio de cada Federación Insular y de la Regional, puesto que no parece de recibo el cobro a los clubes de cada una de las licencias de sus jugadores conforme al ELO o titulación, tanto local como regional, nacional o internacional.

Es decir, que un club debe no sólo pagar lo estipulado para cada licencia, sino que además debe abonar un plus por cada menor de 14 años sin ELO, entre 14 y 18 sin ELO, entre 14 y 18 con ELO, así como con menos o más de 1600, hasta 1900, hasta 2100, más de 2100 -todo ello en ELO digamos local-, y que se gravan si hay titulación de Maestro FIDE (MF), Maestro Internacional (MI) o Gran Maestro (GM); por lo que un club que tenga fichado un GM, debería abonar por su ficha más de 60 euros.

Algo incomprensible, porque si lo extrapolamos al fútbol o al baloncesto, es como si Real Madrid o Barcelona tuvieran que abonar más dinero por la ficha de Cristiano Ronaldo o Messi que por la de Nacho o Sergi Roberto; y lo mismo en cualquier otra actividad deportiva, donde las fichas o licencias tienen el mismo valor para todos los deportistas, sin diferenciación de calidad, técnica o cualquier otro calificativo que se quiera añadir.

Unas cuotas por licencia que, si encima no se recogen en el censo, llevan a pensar que algo raro sucede en torno al ajedrez canario y de ahí que la polémica esté servida en el mundillo de los escaques. "Yo no sé si existe pucherazo o prevaricación en esta forma de actuar. Dicen que no basta con tener la razón, sino saberla defender o reclamar. Por ello, como yo no tengo dinero ni tiempo para ir a los juzgados, por ahora me conformo con que tengamos esa segunda votación, dentro de un panorama en desventaja, y de resto creo que las cosas del deporte se deben resolver en el deporte", agrega el candidato a la presidencia de la Regional.

Un candidato que parece el niño malo del ajedrez canario, al que le ha dado por una pataleta tras haber perdido las elecciones. Sin embargo, Agustín Marrero señala: "Nooo, no creo ser el niño malo. En lo personal o en lo deportivo nunca he hecho nada a nadie para causarle el mal. En lo deportivo el Club de Ajedrez Maspalomas siempre ha tenido las puertas abiertas a todos, sean de la isla que sean; aunque, eso sí, quizás seamos la voz discordante en un momento puntual, ante lo que entiendo o entendemos desde el club que es una injusticia manifiesta. Yo me comprometí a que el ajedrez de Gran Canaria sea valorado en su justa medida y ya lo estoy consiguiendo, quizás desde el sacrificio deportivo, reclamando a las juntas directivas de la FIAGC y de la FCA que devuelvan el dinero cobrado y no utilizado para el pago de las licencias de jugadores y clubes de Gran Canaria... No se si eso me convierte en el niño malo del ajedrez".

Finalmente, Agustín Marrero argumenta que: "tampoco esto es una pataleta por haber perdido las elecciones. Unas elecciones que, reitero, han sido anuladas por la Junta Canaria de Garantías Electorales del Deporte y que deben repetirse. Yo me presenté a la presidencia de la FCA porque no había nadie. Me presenté y sigo adelante sin intereses económicos ni políticos, con un programa solidario para toda Canarias. Mi objetivo es conseguir dinero para la promoción del deporte en todas las islas, para lo que ya tenia contactos por valor de unos 78.000 euros, en promoción, y no utilizar las islas como un nicho de cobro de licencias para la FCA. En mi programa la FCA está para apoyar a las Federaciones, Delegaciones, Clubes y deportistas canarios y no para parasitar de ellos, a diferencia de los candidatos presentados en el momento, que plantean una FCA recaudatoria de licencias y cuotas por participación en las competiciones oficiales, agravando así las economías de los deportistas y clubes canarios".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine