Baloncesto

El Luther pide paso en la base

El colegio lagunero ha pasado de ser un mero competidor a luchar firmemente por los títulos en las últimas temporadas

20.06.2016 | 13:37
El Luther pide paso en la base
Los jugadores de los equipos del Colegio Luther King La Laguna en el Interluther de ayer.

Hace cinco años, un lunes como otro cualquiera, Adolfo García Delgado, presidente del Colegio Luther King La Laguna, echaba un vistazo al periódico. En ese repaso matutino se detuvo en las clasificaciones para fijarse en sus equipos de baloncesto de base. Casi todos ellos aparecían en los últimos puestos, una situación que no estaba acorde con la de un centro escolar, el lagunero, que antaño fuera sede del emergente CB Canarias y testigo de sus primeros pasos en la máxima categoría del basket nacional. Fue por ello que el dueño del colegio tinerfeño se puso manos a la obra para variar esta situación. Ahora, un lustro después, la mejora ha sido tal que el Luther es uno de los grandes dominadores de las categorías inferiores del baloncesto tinerfeño y canario.

"Un día, en la sala de profesores del colegio, Adolfo García me hizo llegar su descontento por las malas clasificaciones de nuestros equipos", revela el coordinador cestista del Luther, Luis Macía. "Yo le conté", añade la misma fuente, "que con los medios que teníamos mucho no se podía hacer, ya que apenas teníamos horas ni canchas disponibles para trabajar, y los entrenadores eran los propios profesores del colegio". El máximo responsable del Luther entendió la queja y entregó a Macía un cheque en blanco para darle lustro al nombre de su colegio en las competiciones isleñas.

"A partir de ahí tuve la confianza plena del Colegio y lo cierto es que me han dado todo lo que le he pedido; empezamos a dedicarle muchas más horas, de dos días pasamos a trabajar cuatro por semana, y nos hemos permitido preparar a nuestros propios entrenadores, hasta el punto de que ahora mismo todos los técnicos que tenemos son exalumnos del colegio o formados en nuestra escuela de baloncesto", comenta Macía sobre una mejora que, eso sí, tuvo un peaje inicial. "El primer año lo perdimos casi todo, pero a base de confianza hemos logrado formar un grupo que está dando sus frutos", cuenta igualmente sobre unas líneas maestras en las que también es básico otro ingrediente. "Nuestro grupo de entrenadores son jóvenes, y a la vez están involucrados y llevan el sentimiento Luther en el corazón", explica.
Pero más allá del envoltorio y de una línea de trabajo marcada "por una ambición y una competitividad que te llevan a intentar ganar siempre", para Macía "el gran secreto es el trabajo diario", y a la vez "el cariño y la confianza que se le da a todos". "No hay planificaciones ni informes y nadie me tiene que dar explicaciones de su día a día", comenta el coordinador del Luther sobre una filosofía en la que no se hacen distinciones "entre chicos y chicas". "Tenemos como norma no acudir a ningún torneo en el que al menos no pueda ir unos de nuestros equipos masculinos y otro femenino", añade al respecto.

Es quizá por esto que la impronta del Luther King La Laguna se esté dejando notar tanto en los resultados de sus chicos como de sus chicas. "Ese quizá nuestro gran mérito", cuenta el coordinador. Así, el curso 15/16 se cerró para los de Aguere con cinco títulos en masculino (tres insulares y dos regionales) y otros tantos en femenino (cuatro y uno). A lo que se añade un más que meritorio octavo puesto en el Campeonato de España para el infantil femenino. "Ya el año pasado nos dijimos que sería muy complicado repetir los resultados esta temporada, pero no solo lo logramos sino que lo hemos mejoramos. Ahora, para la campaña que viene, la presión será mayor", explica al respecto Macía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine