Fútbol. Fase de Ascenso a Primera División Femenina

Un sueño que ya toca

La UD Tacuense inicia el domingo la eliminatoria final por el ascenso a la máxima categoría, a la cual intenta acceder por cuarta vez en su historia

10.06.2016 | 13:05
Un instante del entrenamiento del Tacuense de ayer.

A la cuarta tiene que ser la vencida. La UD Tacuense busca hacer realidad un sueño que se le ha resistido en tres ocasiones anteriores. Pero ese es esa perseverancia en pro de su objetivo la que marca el verdadero espíritu de un club nacido para fomentar la práctica del fútbol femenino en la Isla. En la entidad lagunera saben que contar con un equipo en la élite adelantará seguramente muchos plazos planteados inicialmente para conseguir su propósito. Y este domingo comenzará a dar el último paso hacia la gloria.

Después de proclamarse campeonas de Canarias y tumbar al Madrid CFF, de partida el principal favorito a dar el salto a Primera, las pupilas de Javi Márquez afrontan ante el CE Seagull catalán el choque de ida de la eliminatoria definitiva por el ascenso a la máxima categoría del fútbol femenino español. Lo hacen con la ilusión por bandera y repletas de humildad, aunque no desprovistas de calidad. Un total de 18 jugadoras, cinco de ellas con ficha del filial, conforman un Tacuense que combina juventud y experiencia, la que aportan principalmente la capitana Tamara, Sara, Tania y Reichel. Pero el mayor mérito de esta escuadra reside en que todas ellas son de Tenerife, a excepción de la grancanaria Celia.

La historia le debe este ascenso al club del emblemático barrio lagunero. Y es que ya tocó a su puerta en 2009, 2011 y 2012. Constituiría el premio a la constancia y fe en una filosofía deportiva propia mantenida por toda la familia del Tacuense desde que el club se fundara en 1998. Desde entonces, la entidad ha ido creciendo, al tiempo que ha logrado dotarse de una estructura sólida en la que tienen cabida hasta 80 niñas distribuidas entre dos equipos filiales y otros tantos de base, de categoría alevín e infantil, que no tienen más remedio que competir en campeonatos masculinos. No en vano dispone de la única escuela de fútbol femenino de toda la Comunidad Autónoma Canaria.

La UD Tacuense es un club modesto, lo que obliga a su directiva, con Raquel Delgado a la cabeza, a exprimir al máximo su ingenio con el fin de crear recursos atípicos para financiarse. Ya que los 10 euros que paga mensualmente cada alumna de su escuela solo les sirve para cubrir un mínimo porcentaje de su presupuesto. El Ayuntamiento de La Laguna contribuye en lo que puede y los patrocinadores han brillado por su ausencia hasta este momento, en el que alguna empresa se ha sumado a raíz de la expectaciónque ha cobrado la posibilidad de que el conjunto del Pablos Abril se haga un hueco entre los grandes clubes del país.

Por descontado que ninguna de las futbolistas del primer equipo juegan por amor al arte. Nadie recibe un euro. Y eso que varias de ellas residen en Puerto de la Cruz. En su mayoría, las integrantes del cuadro que capitanea Tamara se han formado en la base del Tacuense, si bien con la temporada iniciada Reichel y Tania se incorporaron a la escuadra lagunera procedentes de la UD Granadilla Tenerife.
El Tacuense tiene al alcance de su mano competir por primera vez en su historia en Primera División, categoría en la que coincidiría con otro equipo tinerfeño, el Granadilla, lo que confirmaría el excepcional momento por el que atraviesa el fútbol femenino en Canarias. Pero para que esto ocurra las de Javi Márquez deben superar antes su eliminatoria ante el conjunto badalonés del Seagull. Y el reto comienza este domingo (11:00 horas, campo Pablos Abril).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine