Ciclismo El Tour de Francia vuelve a gestarse en Tenerife

Remozamiento en pos del confort

El Parador ha remodelado una sala, instalando una lavadora y una secadora, para uso exclusivo de los equipos profesionales

08.06.2016 | 13:43
Remozamiento en pos del confort
Remozamiento en pos del confort

Durante varios días de la segunda quincena de mayo solo entre los integrantes (corredores, directores deportivos y masajistas) de Tinkoff, Sky y Lotto-Jumbo el Parador de Las Cañadas y sus 37 estancias estaban prácticamente copados. En buena medida porque "la mayoría de los ciclistas se alojaba en habitaciones individuales. Tres semanas sin algo de intimidad se hacen bastante largas", apunta la directora de este recinto hotelero, Inés Rodríguez. Pero más allá de la tranquilidad de la que gozan los ciclistas profesionales en su día a día, el Parador ha venido trabajando para que la comodidad del deportista sea total. La puerta la abrió hace casi una década el Astana de Vinokourov, cuando comenzó a dejar en un cuarto neveras y otros utensilios para futuras concentraciones. Ahora, esa "sala de almacenaje de bicicletas se ha reformado", indica Rodríguez sobre una reforma que ha incluido, entre otros aspectos, "el cambio del material del suelo, así como la instalación de una lavadora y secadora para uso exclusivo de los ciclistas". A ello se añade "la mejora en la conexión a Internet, ya que el Parador dispone desde hace unos meses de fibra óptica, lo que permite a los ciclistas estar mejor conectados que antes". Esas facilidades, más algunas salas cubiertas multifuncionales con privilegiadas vistas a El Teide, acercan al Parador, cada día más, a un pequeño centro de alto rendimiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine