Fútbol | . CD Tenerife

Ricardo León: "No descarto ir al extranjero si veo que hay una buena opción"

"Es un privilegio que mis padres hayan podido asistir a mi despedida y que la hayan disfrutado", afirma el futbolista que cierra su ciclo con el CD Tenerife

06.06.2016 | 12:29
Ricardo León, pintado de blanquiazul, para un reportaje de La Opinión de Tenerife.

Ricardo León Brito (La Longuera, 1983) puso fin el sábado a una inmaculada trayectoria como futbolista del el gran club de su carrera. Llegó tarde –cuando parecía improbable que nadie se acordara de su excelsa tarjeta de méritos al servicio del filial– y se va temprano, con la impresión de que aún le queda fútbol de sobra para escribir otra buena temporada. Tal vez lo haga en el extranjero, según revela en esta entrevista

El sábado jugó su último partido con la camiseta del Tenerife. ¿Ya ha asimilado todo lo que ha pasado en estos días?
Sí, han pasado muchas cosas en poco tiempo. El sábado de la semana pasada me dicen que no voy a continuar por motivos deportivos. Y es algo que quería saberlo para poder despedirme de todos: de la familia, de la afición, de los compañeros€ Afortunadamente salió todo bien. No me esperaba tanto calor por parte del equipo ni tampoco el detalle que tuvo el club en mi último día en el Heliodoro. Es algo que recordaré siempre con alegría, con orgullo y con emoción.

Mejor retirarse sobre el terreno de juego que despedirse en despacho o en las redes sociales.
Sí. Hacerlo de otro modo biera sido un poco frío, sobre todo en mi caso y después de estar tantos años aquí. He vivido tantas emociones en el Heliodoro, que seguramente era el escenario idóneo para la despedida. Los compañeros se portaron genial y encima tuve la oportunidad de jugar tanto en casa como en mi último partido fuera, que era algo importante para mí. Y no me esperaba el detalle del club ni la rueda de prensa con la presencia del presidente. Todo salió a pedir de boca, tuve la despedida soñada que siempre quise tener aquí y me voy orgulloso de haber pertenecido al Tenerife.

Aquel día en el Heliodoro estaba Suso casi tan emocionado como usted.
Sí, cuando fue a darme el brazalete al círculo central nos vinieron a la cabeza un montón de emociones vividas desde que coincidimos en el filial. Son muchos años y es normal que se nos pusiera la piel de gallina. Verle emocionado a él me hizo ponerme todavía más sensible. Fue un momento muy especial.

Durante las últimas fechas ha habido un montón de reacciones en las redes sociales, no solo por parte de aficionados del Tenerife sino también de jugadores y exjugadores que coincidieron con usted en alguna etapa de su carrera. ¿Qué siente al leer palabras tan gratificantes?
Sé que mucha gente se ha acordado de mí y es algo de agradecer. Todos esos compañeros como Aridane, Aday, Suso, Javi Lara, Nano, Vitolo... que se han acordado de mí son grandes jugadores y además buenas personas. Es un orgullo recibir esos mensajes y me pone contento. Es lo que me llevo del fútbol. Aparte de haber disfrutado de lo que me gusta y haber tenido una vida privilegiada, me quedo con esto, que es lo más grande: llevarme el cariño y el afecto de tanta buena gente.

¿Cuántos mensajes ha recibido y cuáles han sido los más especiales?
He recibido un montón de mensajes y te llenan sobre todo los de aquellos jugadores con los que coincidí desde el principio. También los de varios entrenadores que tuve, personas que forman parte de mis inicios€ Cuando la gente te manda un mensaje y se trata de personas que te ayudaron un montón, al final acabas recordándoles que es gracias a ellos que has llegado hasta aquí. Han sido días de mucha emoción, esa es la verdad.

¿Cómo fue el día después de su despedida en el Heliodoro?
Cuando llegué a mi casa estaba todavía en shock después de todo lo que había pasado. Al día siguiente ya vas recordando cosas, compras los periódicos, ves los recortes€ y todavía me emociono al recordarlo. Le confieso que las jornadas posteriores a la despedida en el Heliodoro estaba aún como un flan. Me ha costado asimilar un momento tan emotivo.

Y está bien que recordase Concepción que usted perdonó dinero antes de marcharse la primera vez.
Sí, fue un momento duro y triste porque el equipo descendió. Fue un palo para todos y la única manera de ayudar, de algún modo, era perdonar una cierta cantidad de dinero que sé que a la institución le vino bien. Me consta que la directiva lo agradeció y pienso que era lo correcto. Tomé esa decisión y me marché al Sporting. De algún modo, fue una forma de que el Tenerife saliera ganando con mi salida.

¿Y no fue un mazazo que le dijeran que se tiene que ir y no le van a renovar?
No, hace tiempo que en esto del fútbol no me llevo muchas sorpresas ni muchos chascos. Hablamos de clubes profesionales que buscan lo mejor para sus intereses y las decisiones a veces no son las que uno desea. Yo sabía que después de jugar pocos partidos este año cabía la posibilidad de que me dijeran que no me renovarían. No fue una sorpresa y tenía en mente los dos escenarios. Es verdad que cabía la opción de seguir, pero es el club quien tiene la última palabra y tienes que acatarlo. Lo único que quería era una buena despedida y afortunadamente la he tenido. Por eso me siento muy orgulloso.

¿Qué le dicen sus padres?
Ellos están muy orgullosos y agradecidos. Es bonito que hayan tenido la oportunidad de asistir a este momento. Era lo que yo quería que pasara. Y ellos también. Porque fue justo lo contrario a la despedida anterior, que fue muy fea.

¿Cuál ha sido el último mensaje de Serrano y Martí?
Simplemente me dijeron que deportivamente no iban a contar, pero destacaron que había tenido un comportamiento ejemplar. No hizo falta decir mucho más. A Alfonso lo conozco desde hace tiempo y al míster, por estos meses, sé que es una persona seria. La forma de comunicarlo fue la correcta.

¿Y ahora qué?
No he tenido tiempo de nada. La temporada no ha hecho sino finalizar y lo que uno quiere es descansar después de un año bueno para el grupo, pero duro para mí. Necesito limpiar la mente y desconectar antes de pensar y definir qué es lo mejor para el futuro.

¿Es cierto que se plantea hacer las maletas e irse al extranjero?
Si vemos que hay alguna posibilidad buena, no lo descarto. Pero no puedo tomar una decisión porque hace solo siete días que me enteré que no iba a seguir. Simplemente he querido disfrutar de este momento tan especial para mí. Uno no se despide del fútbol todos los días. Mejor dicho: uno se despide del fútbol solo una vez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine