Fútbol . CD Tenerife

Un final sin relato

Partido insípido para cerrar la temporada para un Tenerife que ya piensa en el futuro

04.06.2016 | 02:00

Por tercera temporada consecutiva, el epílogo no presenta interés ni alicientes para el Tenerife. Un partido insípido –adelantado a las cuatro y media para no coincidir con los encuentros que adjudican los ascensos y descensos– espera al representativo en Lasesarre, sede de recambio para el desahuciado Bilbao Athletic ante las obras de San Mamés. Ni el escenario es el de las grandes citas para un menú que ha perdido por el camino todos sus ingredientes.

A estas alturas resulta difícil pensar que el rendimiento de los jugadores blanquiazules sirva de algo para Martí, que ya tiene claras sus prioridades y decisiones para el curso que viene. No va a variar la lista de bajas por lo que ocurra esta tarde, aunque la composición del once sí puede interpretarse como un indicio de lo que pasa por la cabeza del entrenador. Ya ocurrió la semana pasada, cuando las exclusiones de Jorge, Cristo o Lara dieron que pensar.

Al último desplazamiento de la temporada faltaron ayer Suso y Omar. El primero porque se le prefiere reservar entre algodones para que no pase lo del año pasado, cuando llegó al inicio del nuevo curso lastrado por una intervención quirúrgica y no pudo hacer pretemporada como los demás. La ausencia del grancanario es por sanción y dará vía libre para que juegue Jairo, lo mismo que otros actores secundarios.

El once de Martí no se parecerá en absoluto al de los partidos que sí contaban. Desde la portería hasta la delantera, del primer al último vértice de la alineación será diferente a lo que ha sido habitual. Normal si se tiene en consideración que hay futbolistas con sobrecarga de kilómetros en las botas y otros –han tenido un comportamiento ejemplar hasta el final– que aguardan por su momento para lucirse y sumar minutos. Aunque sean de propina.

Si triste es acabar así, con un amistoso disfrazado de partido oficial, peor es lo del rival. Descendido desde hace semanas, el Bilbao Athletic no dio sensación en ningún momento de tener argumentos para competir de igual a igual con el resto de equipos de la categoría. Le faltó oficio a los cachorros de Ziganda, que pagaron la novatada con creces. Hoy pelearán por que tenga un digno final esta aventura en Segunda que le vino grande al único filial entre los 22 equipos. El representativo, mientras, pugnará en Lasesarre por dejar buen sabor de boca antes de iniciar las vacaciones. De puertas adentro, la prioridad ya es el futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine