Despedida y rotaciones

El Heliodoro baja el telón con un trámite para el Tenerife y vital para la Ponferradina

29.05.2016 | 02:00

El Heliodoro baja el telón hasta la temporada que viene (hoy, 19:00 horas) con un partido intrascendente para el Tenerife y de importancia capital para su rival. La Ponferradina, que hace unos años ascendió en este mismo escenario a costa del representativo, vuelve en una posición distinta a la de entonces, llena de angustias, con la soga al cuello y la necesidad vital de puntuar para no verse envuelta en problemas serios.
Al resultado de esta tarde vigilan con atención los aficionados de Almería y Mallorca, deseosos de un favor blanquiazul. Es seguro que los puntos les importarán más que al propio Tenerife, cuyo entrenador hará rotaciones y dará descanso a los futbolistas con más kilómetros en las botas. Es el caso de Suso, que ya no tendrá más partidos hasta el curso próximo. Así lo anunció Martí, que tampoco contará con su arquero titular Dani Hernández, ya concentrado con Venezuela; ni con Carlos Ruiz ni Aitor Sanz, ambos sancionados.

Ante un paisaje tan vacío de alicientes son escasos los motivos de la feligresía local para acudir a la grada en pleno puente. Una razón de peso es testimoniar la gratitud del aficionado blanquiazul a este grupo de futbolistas y a este entrenador, que han mantenido vivo el sueño de la promoción casi hasta el último suspiro. Tiene su mérito, más si se tiene en cuenta que venía el Tenerife de una lastimosa primera vuelta y con un déficit de puntos que hacía casi inaccesible la zona noble. Pues bien, ni tan siquiera con la victoria de hoy le bastará a los blanquiazules para acercarse a la sexta plaza. Como mucho serán décimos, pero el propósito general es dar la cara, competir y dejar buena imagen en el adiós –por esta temporada– al Heliodoro Rodríguez López.

Para algunos jugadores, puede ser el día de su despedida en casa. No está claro que vayan a renovar Roberto, Ricardo, Cristian... Ni tampoco que vaya a haber acuerdo con Saúl García, Moutinho, Lara o Lozano. En el caso del hondureño, él mismo ratificó que pondrá de su parte para quedarse. Una de las dudas en la alineación inicial es justamente si jugará el Choco y con qué compañía. Será un Tenerife muy distinto del habitual y con sitio para futbolistas que apenas han tenido oportunidades para lucirse durante el año. Cristo o Jorge agurdan su momento y parece seguro que hoy tendrán sus minutos.

Para el Tenerife, el partido es accesorio; para la Ponferradina, alivio o drama, noventa minutos a cara o cruz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine