Baloncesto

A sacrificio nadie le gana a Laura

"Solo descansé unos días y me puse a trabajar por si me llamaban de la selección; al final la llamada llegó", señala la jugadora isleña, que persigue estar en el Preolímpico

26.05.2016 | 13:05
Laura Herrera busca el pase durante un entrenamiento esta semana con la selección española.

Hace 15 días Lucas Mondelo desveló el nombre de las 16 jugadoras con las que empezaría a trabajar para intentar que la selección española femenina logre su clasificación para los Juegos Olímpicos de Río. Una primera lista en la que se encontraba la tinerfeña Laura Herrera. Habitual en las preselecciones de los veranos anteriores, la chicharrera dio por fin hace un curso el paso al frente para hacerse importante en el combinado nacional que logró el bronce en el Eurobasket de Hungría. Ahora, a sus 26 años, lo volverá a dar todo para hacerse un hueco dentro de una batería interior, la española, cada día más potente. "La llamada de la absoluta siempre es una grandísima noticia, un privilegio y un premio al trabajo que vengo realizando diariamente y también año tras año", apuntaba ayer la jugadora isleña desde la concentración de San Fernando.

Y es que Laura tiene claro que haber contado de nuevo para Mondelo no es producto de ningún regalo. "Cuando al final consigo las cosas que me propongo es por el trabajo de muchos años, y los que me conocen saben que es así. Al llegar una buena noticia miras hacia atrás y tienes sensaciones gratificantes", explica la jugadora formada en el Colegio La Salle sobre una recompensa en cierta parte –no lo esconde– que no daba por sentada. "Quizá entre que este año fue complicado por muchas circunstancias, porque tuve otro rol en el equipo, y porque además tampoco estuve en las dos concentraciones previas, quizá me lo esperaba un poco menos", admite la tinerfeña. Pero lo último que perderá Herrera será la motivación. Quizá por eso, cuando a finales de marzo concluyó la fase regular con el Bembibre, la pívot solo se tomó "un par de días de descanso" antes de ponerse "a entrenar por si esa llamada llegaba, y al final llegó".

Como sucede con la selección masculina, nadie en el combinado femenino se quiere perder la posibilidad de estar en los Juegos de Río. "La competencia es muy dura, y más este año, en el que todas quieren estar en las Olimpiadas. Es más complicado ganarse el puesto, pero nunca pierdo la esperanza", cuenta Laura, que tratará de pasar la criba de cuatro descartes para, al menos, poder ayudar en el Preolímpico de Nantes a principio de julio. Sancho Lyttle, Laura Nicholls, Lucila Pascua, Laura Gil y la joven Nogaye Lo son las otras interiores que pugnan por estar en la lista final.

Con el deseo ya en la posibilidad de estar presente en los Juegos, Herrera, sin embargo, no olvida lo vivido con España el pasado verano, cuando se colgó el bronce en el Europeo. "Entrar en la lista oficial de 12 para disputar un campeonato absoluto por primera vez y encima ganar la medalla fue muy especial. A mí me supo a oro y es una experiencia que no me va a quitar nadie", comenta Laura, que reconoce, eso sí, que "cualquier deportista sueña con estar en unas Olimpiadas". "Si no lo consigo este año lo seguiré intentando porque me gustaría lograrlo antes de que acabe mi carrera deportiva", explica al respecto.

Y mientras trabaja estos días con ahínco, Laura Herrera no tiene de qué preocuparse respecto al próxima ejercicio. "He firmado ya", cuenta, pero sin desvelar el nombre de su próximo destino. "Estoy contenta porque nada más acabar la temporada recibí varias llamadas interesándose por mí, por lo que me puedo sentir afortunada. Siempre he podido elegir entre varias opciones y este año ha sido de nuevo así. Creo que he decidido lo mejor, ojalá que salga bien", cuenta. Allá donde vaya, el trabajo y la entrega irán con ella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine