Baloncesto . Liga Endesa

Félix Hernández: "Esta temporada hemos demostrado que queremos ser ambiciosos"

"Ha sido el año más complicado de los cuatro últimos, pero veníamos curtidos de experiencias anteriores", afirma el presidente del CB Canarias

24.05.2016 | 12:57
Félix Hernández, presidente del CB Canarias, en el Pabellón Santiago Martín.

Apenas 24 horas después de darle carpetazo deportivo a la campaña 2015/16, Félix Hernández, presidente del Iberostar Tenerife, realiza un análisis de lo que ha sido un año complicado pero a la vez saldado de manera satisfactoria. Una lucha constante contra cualquier adversidad y deseo para no bajar los brazos mientras hubiera cualquier reto a la vuelta de la esquina. Señas que definen a la plantilla aurinegra en un ejemplo, según el máximo dirigente canarista, de que "este club es ambicioso". Un afán de crecimiento que más allá de buscar un hueco en la zona noble de la ACB, tiene otro propósito a cumplir a corto plazo: jugar en Europa.

¿Satisfecho a nivel global de lo que ha sido la temporada para el Iberostar Tenerife?
Así es. Si empezamos a ver cosas puntuales seguro que pensamos en que se podía mejorar, pero el balance general nos deja muy satisfechos.

¿Ha sido quizá la temporada más complicada de estas cuatro últimas?
Ha sido totalmente diferente a las otras tres y sin duda podemos afirmar, por todo lo que ocurrió, que ha sido la más complicada.

¿Cuánto costó digerir la salida de Alejandro Martínez?
Costó especialmente antes, en los días previos en los que nos comunica que se debe ir, a lo que se unió su tema médico. Ese momento fue el más complicado y hasta pareció que se nos venía el mundo encima porque se rompía un grupo de trabajo que llevaba 12 años juntos. Ya luego, con la acertada elección de Vidorreta por parte de Aniano, fue todo sobre ruedas. El perfil de entrenador que queríamos coincidía totalmente con Txus.

¿Qué diferencias ha notado entre Martínez y Vidorreta?
Lo principal es que el proyecto del club no se ha modificado porque seguimos creciendo y avanzando. En lo personal está claro que dejamos atrás a una persona que durante 12 años ha ido creciendo contigo, y que además de compañero de trabajo es un amigo. Es verdad que con Txus existe una cierta amistad y lo bueno es que él también tiene un perfil de entrenador que se implica mucho con el proyecto y aporta cosas con las que nos enriquecemos.

¿Se llegaron a ver en el hoyo?
Creo que no. Ya veníamos curtidos de los años anteriores, como el de la vuelta a la ACB, que lo empezamos con 0-6, o el siguiente, con nueve derrotas seguidas, e incluso en el tercero, con un par de rachas bastante negativas. Sinceramente no temí por el descenso pero sí pensé que iba a resultar más complicado de lo que realmente fue.

¿Y usted, particularmente, se vio jugando el play off?
Vi ilusión y también opciones hasta el último momento. Pero me gusta ser pragmático y lo cierto es que parecía muy complicado meterse por varios factores.

¿Con qué momento se queda de esta temporada?
Hubo cuatro o cinco muy buenos y no soy capaz de quedarme con uno en concreto. Me quedo con el balance final y sobre todo las caras y la ilusión de los jugadores en estos últimos días. Este equipo nunca bajó los brazos y eso permitió dar la imagen que dimos.

¿Con todos los cambios que ha habido en la plantilla, se resentirá el presupuesto?
Indudablemente los gastos serán algo mayores, pero esta desviación estaba prevista dentro del proyecto financiero del club, por lo que los números económicos globales se resientan. Hasta el 30 de junio no se cerrará todo, pero a día de hoy puedo asegurar que no tendremos ningún déficit.

Hubo movimientos de mercado necesarios, pero quizá los últimos de Dani Pérez y Djordje Gagic no se hubieran realizado en años anteriores
Seguro que no. Este club ha mandado un mensaje claro a la sociedad tinerfeña y a los aficionados del baloncesto en la Isla, y ese mensaje es que no solo queremos seguir creciendo sino que apuramos todas las opciones para competir y estar lo más arriba posible. En otros momentos este club no hubiera hecho estos esfuerzos, pero se ha dado un paso adelante y se ha demostrado que somos ambiciosos. A veces se nos ha tildado de solo hablar de mantenernos, y lo cierto es que por muchas razones nuestro primer objetivo es ese; pero también se ha demostrado que cuando se nos pone a tiro otro reto, vamos a por él.

Sin embargo, pese a esa ambición y a buenos ratos de baloncesto, la asistencia al Santiago Martín no aumenta. ¿Echa en falta más calor de la grada?
Si queremos marcarnos otros objetivos debemos tener más presupuesto porque hasta ahora es casi milagroso todo lo que estamos consiguiendo con el dinero que manejamos. Y aunque hemos estado por encima de nuestras posibilidades económicas, estoy convencido de que a mayor presupuesto, nuestros puestos serán mejores. ¿Y cómo se logra eso? Con más empresas que apoyen y con más público. Ahora tenemos algo más de 4.000 espectadores de media, y la idea es tener 500 más porque la intención es la de seguir mejorando y marcarnos otros objetivos. Y ahí creo que la gente se está dando cuenta de que este proyecto va en serio. Es un proyecto que engancha y mucho.

¿Y se buscarán fórmulas para dar ese salto de calidad?
Estamos en ello. Este año, por ejemplo, hemos firmado acuerdos con varias fundaciones para traer el pabellón a colectivos que no son habituales al baloncesto para intentar que se enganchen a este deporte. También queremos potenciar la asistencia de los federados. Fórmulas hay que buscarlas, pero no debemos olvidar que en proporción a otros clubes que llevan más tiempo en la ACB tenemos más público.

La filosofía no se discute, pero internamente, ¿se analiza cosas que pueden estar fallando?
Por supuesto. Recientemente hemos potenciado la estructura de marketing y prensa porque nos estábamos dando cuenta de que lo importante era vender y difundir este producto. Antes hacíamos muchas cosas que la gente no conocía, como nuestro proyecto social, que consideramos muy ambicioso. Esto no solo es ganar o perder partidos, sino que tiene detrás un trabajo de fondo.

Ya han reconocido que meterse en competición europea es un propósito a corto plazo. ¿Realmente está preparado el club para alternar nos competiciones con todo lo que ello supone?
Cuando hablamos de jugar en Europa no es por un capricho. Incluso lo consideramos como una herramienta para seguir creciendo y para atraer a más patrocinadores y aficionados. Creo que en ese sentido tendríamos los apoyos necesarios para costear los gastos de este paso adelante. Ya a nivel deportivo habría que ver qué configuración de plantilla se hace, si bien todos sabemos que los profesionales lo que realmente le gusta en jugar más que entrenar. Es un objetivo a lograr que no debe convertirse en una obsesión, ni que en caso de alcanzarlo nos ciegue y nos despiste de la importancia que tiene la Liga Endesa, pero sí consideramos que servirá para continuar nuestro avance.

Hablando de lo deportivo, ¿la renovación de Vidorreta es la prioridad para el próximo curso?
No se puede llamar prioridad, porque desde que hace meses nos sentamos por primera vez dejamos bien claro que hasta bien avanzado junio no se hablará del tema. Eso sí, a nadie se le escapa que el entrenador es la parte fundamental de un proyecto.

Y oficialmente no se podría concretar nada hasta después de los Juegos de Río. ¿Hay temor de que se encarezca Vidorreta si España hace una buena olimpiada?
Evidentemente es un hándicap, pero es el mismo miedo que podríamos tener con muchos otros jugadores. Históricamente este club ha servido de trampolín para muchos profesionales, pero el caso de Txus es diferente porque él ya llegaba con una imagen y un caché.

Le pregunto sobre dos jugadores en concreto, Richotti y Beirán. Tienen contrato para la 16/17, pero su gran año les puede hacer apetecibles para otros conjuntos. ¿Hay posibilidad de que vuelen como por ejemplo hizo el pasado verano Luke Sikma?
A estas alturas no podemos tener miedo porque los jugadores pasarán y el club seguirá estando ahí. Tienen contrato y queremos que sigan con nosotros, y es cierto que el riesgo de que se marchen existe, pero confiamos en que se queden.

El otro caso quizá más singular es el de Saúl Blanco. También tiene contrato pero por sus problemas físicos no termina de ver a la luz al final del túnel
La verdad es que no y para el club resulta frustrante tener a un profesional y que en todo el año suelo haya podido jugar tres partidos. Esperemos que de una vez por todos solucione sus problemas físicos para que vuelva a ser una parte fundamental de nuestro proyecto.

Pero incluso han aparecido rumores de que se le podría cortar
Él tiene contrato, y en su caso no hay ninguna cláusula de corte de ninguna de las dos partes, por lo que lo normal es que cumpla ese contrato. Pero vamos a ver si supera unas pruebas médicas o no

Al Félix Hernández aficionado del Canarias, ¿le ha sorprendido algún jugador de los que llegó con la temporada empezada?
Lo que me ha sorprendido es que en un año con tantos cambios, el grupo haya sido tan compacto y con tan buen rollito entre ellos, y con tantas nacionalidades diferentes que teníamos. Se me asemeja a aquellos que tuvimos cuando no éramos profesionales. Es un ejemplo de lo que venimos haciendo todos estos años, antes con Alejandro y Aniano, y ahora con Aniano y Txus, que siempre se han fijado en el perfil humano para que puedan encajar dentro del grupo.

¿Qué cree que pasará realmente este verano con el Estudiantes y con el Gipuzkoa?
Pese a haberlo sufrido en nuestras carnes, siempre nos ha gustado que haya ascensos y descensos, porque creemos que así se mejora la competición. Ahora estamos en pleno proceso de estudio y trabajo para ver si hay opciones de cambio o mejora en la ACB. Se están planteando muchas cosas, desde el seguir como estamos, formar dos grupos, ser 20 equipos o incluso quedarnos en 16, pero yo no me atrevo a decir qué va a pasar. Y luego no debemos olvidarnos de que la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia, y el Consejo Superior de Deportes se están metiendo muy de lleno en estos asuntos, por lo que me parece que tendremos un verano muy movido y con continuas reuniones. Solo espero que sea el último verano que ocurra esto, que dejemos las bases bien sentadas y todo bien definido, porque ahora mismo da la sensación de que cada verano tenemos problemas y damos mala imagen cuando en realidad seguimos siendo la mejor liga de Europa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine