Fútbol | . CD Tenerife

Un desafío a la aritmética

Al Tenerife solo le vale hoy la victoria en Alcorcón para estirar sus exiguas opciones de disputar la promoción

24.05.2016 | 11:19
Un desafío a la aritmética

El Tenerife puede con todo. Tras superar la desazón por los resultados inaugurales, el desánimo tras el cambio de entrenador, la ira por los atropellos arbitrales y la desesperación por alejarse los puestos de la promoción, ahora se propone un reto más: un desafío a la aritmética. Aunque las matemáticas revelan que las opciones de quedar sexto son exiguas para el representativo –más todavía después de algunos marcadores del último fin de semana–, se presenta la tropa de Martí en Alcorcón (Municipal de Santo Domingo, 19:30 horas) con la idea de ganar para estirar su esperanza.

Es difícil, que no imposible. Ahora bien, en la calculadora blanquiazul cabe hoy solo una posibilidad: la victoria. Y además, aderezada de otros resultados que permitan sostener al Tenerife hasta el final. Apenas quedarán otros dos partidos después del de hoy, que es además el más exigente y comprometido. No solo por la entidad del rival, un Alcorcón que viene de desvencijar al Albacete, sino también por todo lo que se juega. Mientras Ponferradina y Bilbao Athletic comparecerán en las catacumbas de la clasificación a sus partidos contra el representativo, el oponente de esta tarde figura en las posiciones cabeceras y se juega su año a cara o cruz. Son los de López Muñiz un adversario que ya planteó complicaciones en temporadas pretéritas y, sin ir más lejos, también en el choque de la primera vuelta. No en vano, los alfareros han sido los únicos en profanar el Heliodoro desde la llegada de Martí. Lo hicieron en una tarde desdichada para el Tenerife, que justamente ese día ponía en práctica por vez primera el sistema (4-4-2) que tan buenos resultados le dio después.

La peligrosidad de los amarillos crece exponencialmente cuando juegan en su feudo, un escenario del que solo han cedido tres derrotas y encajado diez goles. Además, hoy estarán espoleados por una afición que es consciente de la trascendencia de los puntos. Mientras el once local será muy semejante al que ganó el sábado en el Belmonte, en el Tenerife ha sido obligado mirar a la enfermería en los últimos días. Aitor Sanz y Nano, bigoleador frente al Valladolid, acabaron lastimados el choque con los pucelanos. Y por si fuera poco causa baja Suso, que se ausenta por sanción cuando mejor venía jugando. Omar Perdomo es el principal candidato a suplirle mientras Lozano podría ganarse la vuelta a la titularidad tras quebrar su sequía de goles. Pronto se irá con Honduras pero antes quiere alargar un sueño casi quimérico. Casi un milagro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine