Baloncesto Liga Endesa

La remontada que supo a poco

Tras su 0-5 inicial, el Iberostar firma una recuperación paulatina de enorme mérito que le deja a las puertas del 'play off'

23.05.2016 | 12:54
La remontada que supo a poco

El noveno puesto final, el mejor en sus últimos ocho años en la élite

El Iberostar Tenerife cerró ayer una temporada de sensaciones encontradas. Un curso con varias decepciones, pero también con no pocas alegrías de relumbrón. Unos altibajos en los que han estado sumidos casi continuamente los aurinegros, y que probablemente escondan el verdadero mérito de este equipo, que tras un 0-5 inicial ha rozado con los dedos su clasificación para los play off. Quizá por eso, por lo ya lejano de un arranque tormentoso, por la ilusión generada en el ecuador de la segunda vuelta con seis victorias sobre siete posibles, y también por el aún fresco correctivo sufrido ayer contra el Barcelona, la visión global, y también más justa, para con los canaristas se distorsione.

Y es que levantar el vuelo en medio de un escenario que fue tan desconocido como inesperado -con la salida de su entrenador Alejandro Martínez y la sustitución de algunos jugadores-, para salvar la categoría con holgura, e incluso concluir en la novena plaza y al borde de la zona noble, no hace sino confirmar la evolución y crecimiento progresivos de este club. Un remontada que, en una primera y simple lectura, se quedó a medio camino, pero que en un análisis más reposado debe servir para elogiar la trayectoria que en estos últimos meses han llevado Txus Vidorreta y sus pupilos.

Pese a la derrota en el Palau el Iberostar Tenerife mantuvo ayer la novena plaza. Una posición que deja a los aurinegros con el caramelo en la boca, pero que a la vez supone el mejor registro de los laguneros en sus últimos ochos cursos en la élite. Solo los dos sextos puestos de las campañas 86/87 y 87/88 mejoran esta clasificación final. Tras ser décimo en una ocasión y undécimo en los dos últimos ejercicios, la entidad canarista sube un peldaño más en su propósito pausado de volver a consolidarse en la zona noble de esta ACB.

Lo ha hecho bajo los designios de Txus Vidorreta y con un balance final de 16-13, que por extensión a las 34 jornadas de la fase regular hubiera metido al Iberostar en la lucha por el título. Un registro positivo que tuvo un arranque a lo grande ganando el derbi al Gran Canaria, pero que sin embargo alternó luego los triunfos en Fuenlabrada y Vitoria con otros tropiezos en el Santiago Martín (Manresa y Gipuzkoa, más los anteriores frente a Andorra y Estudiantes) que no entraban en el guión. Los laguneros prolongaron varias semanas más esa condición de equipo temible a domicilio (ganando en Bilbao, Santiago y Andorra), pero no terminaban de dar el paso definitivo cayendo con algunos de los grandes en Los Majuelos.

Justo en el epílogo de la primera vuelta los isleños supieron hacer del sufrimiento una manera de vivir, y convirtieron cada final apretado en triunfos agónicos para creer cada vez en sí mismos. Confianza en el colectivo que dio como fruto victorias que quedarán para el recuerdo en la memoria del aficionado canarista. Como la cosechada de nuevo frente al Laboral Kutxa, y especialmente, la conseguida frente al Real Madrid, que por primer vez en la historia hincaba la rodilla en territorio isleño.

Por ese entonces, tras seis triunfos sobre siete posibles, el Iberostar parecía lanzado, capaz de cualquier cosa. Incluso meterse en play off, un reto impensable solo tres meses antes. Pero la euforia, y con ella la progresión, se frenaron en seco con tres derrotas seguidas (Manresa, Fuenlabrada y Valencia) que volvieron a mezclar de sabores dispares el menú canarista. Aún así, y con un apretón final, los isleños lograron llegar a la última jornada con opciones de ser octavos. No pudieron poner la guinda. No culminaron una remontada de mucho mérito, y quizá por ello la sensación final puede confundirse. El análisis global, sin embargo, es para estar más que satisfechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine