Baloncesto. Liga Endesa

Al Iberostar le faltan 500 más

El club isleño cierra la fase regular con una asistencia media de 4.025 espectadores

18.05.2016 | 12:21
Panorámica del Santiago Martín.

La afición no termina de engancharse. Pese a la notable recuperación que ha experimentado, el gran baloncesto exhibido durante un buen tramo de la fase regular, las victorias de calidad contra algunos de los gallitos de la categoría (Gran Canaria, Real Madrid y Baskonia), y la opción hasta el final de meterse en los play off por el título, el Iberostar Tenerife no ha conseguido que la afluencia de espectadores al Santiago Martín aumente en su cuarto año seguido en la élite. Así, tras el partido ante el Bilbao, los aurinegros han cerrado la fase regular como locales con una media de 4.025 seguidores, cifra solo escasamente inferior a la del curso pasado (4.054), pero sí lejos de lo que pretende la entidad lagunera para poder dar el ansiado salto de calidad en su presupuesto y, por extensión, en la tabla clasificatoria.

A pesar del mal arranque y algún que otro tropiezo posterior e inesperado ante rivales de la parte baja de la tabla, no son pocos los argumentos que han ofrecido los canaristas para atraer en mayor número a su afición al Santiago Martín. Y es que más allá de las victorias (nueve) y las derrotas (ocho), la emoción ha presidido gran parte de los encuentros del Iberostar en el recinto de Los Majuelos, ya que diez de sus 17 partidos se resolvieron por seis o menos puntos. El último ejemplo, el partido del domingo contra el Dominion Bilbao. Menos sufrimiento, pero un ambiente más cercano al éxtasis, se vivió hace no mucho en los duelos contra el Real Madrid y el Baskonia.

El calendario tampoco quiso ser muy benévolo con el Iberostar Tenerife para facilitar la asistencia de sus seguidores en encuentros puntuales. Así, el derbi con el Gran Canaria, coincidiendo con el estreno de Txus Vidorreta, se disputó un miércoles por la noche, limitando la presencia del público más joven (3.976), así como el desplazamiento de seguidores desde Las Palmas. Ya en febrero, la visita del Unicaja Málaga (3.712) se vio condicionada por la coincidencia de lleno con el primer Carnaval de Día en Santa Cruz. Y por último, hace menos de una semana, la crucial visita del Obradoiro, en la primera de las tres finales que afrontaban los aurinegros en apenas 10 días, tuvo lugar otro miércoles, por lo que las gradas solo se cubrieron con 3.247 seguidores.

Y si en el plano deportivo poco más se le puede pedir al conjunto lagunero, menos hay que reprocharle al CB Canarias en su trabajo desde los despachos. El club presidido por Félix Hernández, con la labor fundamental del gerente Aniano Cabrera, así como los responsables de Márketing (Belén Cabrera) y del Área de Imagen (Federico García Soto) se han afanado por no dejar nada al azar. Desde campañas promocionales con un toque fresco y diferente, pasando por llegar a numerosos centros escolares de la Isla, y firmando igualmente convenios con varios clubes de la geografía tinerfeña.

A este denodado esfuerzo casi invisible, el CB Canarias añade, tras la reconversión en Sociedad Anónima Deportiva, el sacrificio de apenas haber variado los costes de los abonos en sus cuatro últimas temporadas en la élite. Así, la entidad canarista repitió en la presente campaña los mismos precios que en el curso anterior, incluyendo para sus socios el acceso a los denominados Días del Club, esta campaña los duelos frente al Gran Canaria, FC Barcelona y Real Madrid. Además, y para premiar a sus fieles seguidores, el club aurinegro lanzó varias promociones puntuales, como el regalo a sus abonados de entradas para cuatro partidos diferentes, así como el denominado Miércoles Aurinegro, en los que se despacharon localidades a un precio reducido. A todo ello se añade el Club del Abonado, con descuentos en diversos comercios y empresas.

Mimo al abonado

Un mimo para el seguidor aurinegro constante que ha tenido su pequeño fruto con el aumento en casi 200 abonados respecto al curso pasado. Un crecimiento notable pero a la vez insuficiente para las pretensiones de desarrollo que tiene en mente la cúpula directiva del CB Canarias. Quizá el pinchazo llegue desde la taquilla, aunque aquí el club canarista también se mueve en unos precios más que aceptables en comparación a los demás clubes de la categoría.

Con todo, Félix Hernández y compañía desean no estancarse en un club de la parte media-baja de la tabla para tratar, en un corto espacio de tiempo, de meter la cabeza en la zona noble, optando tanto a jugar Copa del Rey, play off por el título e incluso disputar competición europea. Así, y en base a los números de las últimas temporadas, el presidente canarista ya ha repetido en diversas ocasiones que al menos necesita otros 500 abonados más y una mayor respuesta del seguidor de partidos puntuales para poder aspirar a un objetivo algo más ambicioso. La gran incógnita a despejar es cómo se consigue captar a ese medio millar. Mucho más de lo que ha realizado a lo largo de estos últimos años no podrá hacer ya el CB Canarias para demostrar que el baloncesto de élite en esta Isla tiene realmente tirón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine