Fútbol. CD Tenerife

Del cielo al suelo en cuatro semanas

La sequía goleadora de Lozano, la dependencia de Nano, los arbitrajes y el pésimo partido del sábado, claves del declive blanquiazul

16.05.2016 | 02:00

Tras la victoria en el Heliodoro al Albacete, hace ahora un mes, todos los presagios eran optimistas y el Tenerife parecía disparado. Los rivales le elogiaban y el nombre del club blanquiazul ya aparecía en las quinielas de aspirantes a jugar el play off. No obstante, desde entonces hasta ahora se han sucedido los infortunios para el representativo, que ha sido incapaz de sumar una victoria más y se ha quedado estancado en la clasificación. A día de hoy, sus opciones de clasificarse para los cruces son ya nulas. Varios factores explican el decaimiento blanquiazul.

Falta de gol. Un equipo que anota tan solo dos dianas en cinco jornadas no puede considerarse candidato al ascenso. No obstante, los problemas para el cuadro isleño con vistas al arco rival ya venían de antes. El promedio de tantos anotados por partido ha menguado muy considerablemente en el caso del Tenerife, que no anota dos tantos en un mismo partido desde el 9 de abril, cuando un doblete de Nano le sirvió para empatar frente al Alavés (2-2). Ante Córdoba, Girona y Mallorca, los de Martí quedaron a cero.

En barbecho. El Choco Lozano no ha tenido ningún protagonismo goleador en la remontada blanquiazul ni tampoco en este momento de declive. Ya suma 14 partidos sin marcar y el propio delantero centroamericano admite su inquietud. "Lo que me preocupa es que ya no tengo tantas ocasiones como antes", aduce. En las últimas jornadas se percibe una indiscutible dependencia de Nano, que ha materializado ocho de los últimos diez aciertos insulares. Los otros dos fueron de Suso y Lara.

Los arbitrajes. En este bache del representativo no pueden pasarse por alto los errores groseros de los colegiados, hasta tres en jornadas consecutivas ante rivales directos: un gol anulado a Nano en posición legal contra el Córdoba, otro que subió al marcador de manera irregular en el duelo con el Girona y, por último, un penalti clamoroso no pitado a Lozano en el Tenerife-Elche, partido en el que sí se señaló otro que sirvió a los alicantinos para igualar (1-1).

La puntilla. El grupo isleño arrastraba de la primera vuelta un déficit de puntos que, por hache o por bé, ha sido muy difícil de enjugar. Ni siquiera cuando estuvo más de dos meses sin perder, no pasó el Tenerife de la décima plaza. Y en Mallorca le condenaron el sábado las bajas capitales de Vitolo y Moutinho. El tropiezo en Palma deja a los de Martí sin opciones. La temporada se ha acabado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine