Atletismo

5.000 metros, récord a récord

El entrenador y federativo experto en estadísticas Crisanto Martín realiza un recorrido histórico por la evolución de las marcas del ´5K´ con motivo de la próxima celebración de la carrera ´La Espíritu Triabona´

16.05.2016 | 14:37
Los atletas, tras tomar la salida en La Espíritu Triabona del año pasado.

El 4 de junio tendrá lugar en el casco histórico de Granadilla de Abona la cuarta edición de la popular prueba La Espíritu Triabona, un evento deportivo que engloba desde su primera edición dos importantes carreras, una de 5 kilómetros y otra de 10. Año tras año desde 2013 el club deportivo atletismo y montaña Espíritu Triabona y la Concejalía de Deportes del Ilustre Ayuntamiento de Granadilla de Abona intentan ir mejorando y puliendo detalles, haciendo de esta carrera además de la típica prueba popular y familiar, una prueba con prestigio y calidad, tal es así que en menos de un lustro de vida cuentan con uno de los pocos circuitos homologados de Canarias en la distancia de 10 kilómetros por la Real Federación Española de Atletismo, siendo así todas las marcas valederas para campeonatos regionales y nacionales.

El circuito de La Espíritu Triabona en su poca historia de vida ha visto correr a muchos de los más selectos y granados atletas del panorama regional y cuenta con importantes marcas y registros. No obstante, no está de más hacer un pequeño repaso de la historia del Atletismo Canario, concretamente en la distancia de los 5.000 metros lisos. Crisanto Martín, experimentado entrenador y directivo de la Federación Tinerfeña de Atletismo experto en estadística, hace un recorrido por los más de 70 años de historia y marcas de los denominados 5K.

Su relato empieza a principios de los años 40 del pasado siglo. El primer registro en esta distancia data de 1943, fecha en la que el atleta Domingo Botella corría la distancia en 17:33.6, marca lograda en una competición celebrada en Santa Cruz de Tenerife. Esta marca no sería reconocida como récord, ya que en esos años no estaban considerados como tales los logrados en Canarias, por carecer de jueces reconocidos. Por lo que el primer récord oficial es el logrado por Manuel de Armas con un tiempo de 17:46.1, logrado en La Coruña el 24 de agosto de 1946, durante la disputa de los Campeonatos Nacionales del Frente de Juventudes.

Ya en la década de los 50 Santiago Guillén fue el primer atleta por debajo de los 17:00.0. El tinerfeño logro una marca de 16:58.6, el día 13 de septiembre de 1953, durante la celebración del primer Campeonato de Tenerife de Atletismo, que tuvieron como escenario el estadio de La Manzanilla. Evento que resultó ser todo un éxito de participación y organización.

Tres años más tarde, concretamente en 1956, Fermín Santana, un corredor grancanario de tantos atletas canarios olvidados en el tiempo, pero que destacaron a un gran nivel en una época muy difícil para la práctica del deporte, completó la distancia en 15:36.6. Crisanto Martín considera que "es de justicia poner en conocimiento de los aficionados a este deporte en Canarias sus logros deportivos".

Santana también logro una marca de 15:53.0 lograda el 15 de julio de 1.956. Fermín fue más conocido por sus marcas y récords en la distancia de los 1.500 metros lisos y de sus duelos con otros formidables mediofondistas canarios de la época, como José María Mendoza.

Una semana más tarde de la consecución de la citada marca de 15:53.0, se celebraron en Oviedo los campeonatos de España Absolutos, en los que Fermín tomó parte. En la primera jornada de dichos campeonatos, Fermín disputa la segunda semifinal de los 1.500 metros lisos, llevando el peso de la carrera durante casi la totalidad de la misma y solo cediendo terreno en la parte final, acabando en séptimo lugar y aunque quedara fuera de la final, lo haría con un récord de Canarias de 4:19.4. Al día siguiente toma parte en la final directa de los 5.000 metros, donde finaliza décimo con un fantástico tiempo para la época de 15:36.6.

Durante los años sesenta y setenta, esta marca fue olvidada por las entidades federativas y periodísticas de Canarias, ya que en diferentes publicaciones se hacía referencia de mejoras en el récord de Canarias, atribuidas a otros atletas, con peor marca que los citados 15:36.6 de Fermín. No sería hasta el año 1972, cuando se mejorara el récord canario de Fermín Santana, a cargo de Pablo Moreno, uno de los mejores corredores de fondo de los años setenta en el archipiélago, que en una competición celebrada en las pistas de Arucas, lograba realizar un crono de 15:35.6.
Durante la primera mitad de la década de los años setenta, Pablo Moreno, junto a otro formidable atleta como fue José Ángel Díaz, también de Las Palmas, fueron los líderes indiscutibles de esta distancia en Canarias, en la que mantuvieron una reñida disputa por la supremacía regional. José Ángel llegó a correr en 15:00.8 en 1974, aun siendo atleta juvenil, marca que aún perdura como récord canario de dicha categoría. Mejorando en seis décimas al año siguiente, en su debut como atleta júnior. En 1976, traslada su residencia a Madrid, donde cursa estudios y se convierte en el primer atleta canario en bajar de los de los 15 minutos con un tiempo de 14:43.4, logrados el 14 de marzo de ese año en Barcelona, marca no reconocida como récord canario por tener tramitada su licencia federativa por la federación de Madrid.

José González Alonso, natural de Icod de los Vinos, fue el primer atleta canario en rebajar la barrera de los quince minutos en la distancia (14:59.2), en una competición disputada en Barcelona, ciudad donde realizaba sus estudios de INEF, mejorando dos años más tarde su marca hasta 14:56.5 en Las Palmas, primera vez que un atleta corría a un promedio inferior a los tres minutos por kilómetro en territorio canario.
Ya a finales de los años 70 llegó el tartán a Tenerife y también las buenas marcas. Las primeras pistas canarias dotadas de material sintético, fueron instaladas en La Ciudad Deportiva Martín Freire de Las Palmas de Gran Canaria en el año 1979, hecho decisivo para el desarrollo y progreso del atletismo grancanario y también para el tinerfeño, ya que muchos atletas de esta isla se desplazaban con asiduidad a Gran Canaria para participar en las competiciones que allí se disputaban, en busca de mejorar sus marcas. Tenerife tuvo que esperar hasta el mes de septiembre de 1986, para poder celebrar competiciones en el tan ansiado material sintético, concretamente los días 13 y14 de septiembre, fechas en la que sería inaugurado el tartán del Estadio Francisco Peraza de La Laguna, con la disputa del Campeonato de Canarias.

La construcción de la citada instalación atlética, la participación del club CEAT CajaCanarias en las ligas nacionales, pero sobre todo, la sana pero intensa rivalidad de un gran grupo de fondistas amateurs, que entrenaban deforma metódica y disciplinada, fueron los principales motivos del gran progreso que tuvo lugar en el atletismo canario y especialmente en esta distancia, durante la segunda mitad de la década de los ochenta y principios de los noventa. Nombres como el de Domingo Frías, Cecilio Pacheco, Pedro García fueron los atletas que rebajaron segundo a segundo el récord canario. Si bien estos nombres fueron los principales protagonistas, no eran los únicos atletas de nivel en esos años, ya que detrás de ellos, había un gran número de atletas con marcas de buen nivel, como así se manifiesta en los ránkings canarios de esos años.
La ausencia de nivel medio en las marcas en la década de los 90, contrasta con la aparición de dos atletas que rompen con la mediocridad reinante. José Carlos Hernández y Jonay González, son sin diferencia, los mejores del nuevo siglo en dicha distancia y prueba de ello, que son los que cuentas con las mejores marcas de canaria en la distancia

El primero de ellos, José Carlos Hernández, natural de Lanzarote, superó en varias ocasiones la plusmarca regional hasta llevarla a 14:00.49 el 11 de mayo del 2003 en Gavá. El conejero el año pasado correría también en La Espíritu Triabona donde consiguió ser el segundo clasificado de la general en la distancia de los 10 kilómetros, a muy pocos segundos del vencedor Ayoze Pérez. El honor de haber sido el primer canario que rompiera la barrera de los catorce minutos, correspondió a Jonay González, con 13:58.69, logrados cuatro años más tarde y enla misma localidad catalana de Gavá.

En dos ocasiones más, Jonay mejoraría el tope canario de la especialidad, marcas logradas en su participación en meetings internacionales celebrados en Bélgica. 13:45.48 en 2008 y 13:39.70 en 2009.

Los 5.000 metros lisos en categoría femenina, se instauraron en el calendario oficial atlético, en los años ochenta. El primer registro canario de la especialidad lo obtuvo la grancanaria Luz María Domínguez en 1983 con un tiempo de 19:22.0 en una competición celebrada en Las Palmas.
Hasta 1994, no se mejoraría dicho registro, año en el que ya se pasa a disputar dicha prueba de forma regular en competiciones de carácter regional y nacional.

La lagunera Pilar Ramos lo supera con creces al marcar un tiempo de 17:55.3 en una competición celebrada en La Laguna.
En años sucesivos, Pilar supero su registro en varias ocasiones, hasta bajar de los 17:00.00 en La Laguna el 21 de junio de 1997 y parar el crono en 16:59.1. Un mes más tarde volvería a superarlo, durante la disputa del Campeonato de España por Federaciones, celebrado en Alicante, siendo cuarta con 16:49.05, marca que aún perdura como tope canario. Pilar ha dejado un gran número de récords canarios en distancias comprendidas entre los 5.000 metros lisos y la prueba de maratón.

Otras atletas canarias que han obtenido marcas de interés, durante esos años noventa y principios del nuevo siglo, son: Amada Sánchez (17:19.62), Elena Ramos (18:17.2), Teresa Cabrera (18:21.9), la júnior Vanessa Rodríguez (18:36.3) y más recientemente, la veterana Cristina del Val que marcaba 18:26.3 en el año 2007

La majorera Solange Pereira, de origen portugués, tiene a su alcance superar el récord de Pilar Ramos. De momento en su única incursión en la distancia, paró el crono en 17:16.59 en el año 2009. En las distancias inferiores de 1.500 y 3.000 metros lisos, ya ha realizado grandes actuaciones, codeándose con las mejores fondistas españolas y obteniendo diversos metales en campeonatos de España. Además de haber sido internacional sub 23 con España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine