Baloncesto Liga Endesa

Txus Vidorreta: "Sabíamos que los tiros iban a acabar entrando al jugar en casa"

Vidorreta reveló que la charla que se llevó a cabo en el vestuario durante el descanso surtió efecto

12.05.2016 | 13:33
Txus Vidorreta se refresca en un momento del partido de ayer.

Txus Vidorreta, técnico del Iberostar Tenerife, destacó a la conclusión del partido el trabajo defensivo da ambos equipos, reflejado sobre todo en el resultado con el que se llegó al descanso (28-25). Por tanto era de esperar que el que mejor estuviera en el tiro se llevaría la victoria. Y fue el cuadro insular, a juicio de su entrenador, porque en el tercer cuarto sus hombres "pudieron correr" y de ese modo se pudo "empezar a abrir pequeños huecos de ocho o diez puntos". "Ellos pegaron un arreón", prosiguió, "pero en el último cuarto ya empezamos con distancias siempre por encima de los diez puntos y con mucho acierto de Tim Abromaitis, que era fundamental por el tipo de defensa que ellos llevaban a cabo, con dominio en el rebote y buenas conexiones que nos permitieron meter 19 de 34 mientras que ellos acabaron con 9 de 34, lo que refleja nuestra buena defensa".

Vidorreta reveló que la charla que se llevó a cabo en el vestuario durante el descanso surtió efecto: "Estuvimos muy positivos y dijimos que teníamos que sacar el partido desde la defensa y teniendo confianza en los tiros, porque jugábamos en casa e iban a acabar entrando". Otro aspecto que ensalzó de los suyos fue "el poderío que se ha tenido en el juego interior", con "Tim Abromaitis en muy alto nivel; Will Hanley con algunas dudas pero produciendo; Joseph Jones trabajando al cuatro y al cinco con generosidad; Blagota Sekulic bregando; y Djordje Gagic ayudando también mucho".

Al entrenador vasco no le dejó, sin embargo, del todo feliz la victoria porque uno de sus jugadores más importantes sufrió un percance que puede ser grave. "La noticia negativa es la lesión de Nico, puede ser algo serio, pero vamos a esperar. Ha habido una luxación y el tema es ver mañana (por hoy) si eso significa también una rotura, ya que de ser así sería quirúrgico. Lo que parece es que para poder contar con él para el partido del domingo sería un milagro. Me gustaría que pudiera seguir luchando por dejar a su equipo lo más arriba posible porque se lo merece", comentó Vidorreta acerca del argentino.

Para el técnico bilbaíno, las cuentas tras este triunfo ante el Obradoiro no varían. "Queríamos obtener la decimoquinta victoria porque casi nos garantiza la décima plaza", declaró, para recordar que "ya se sabía que si queríamos aspirar a más teníamos que ganar los tres partidos y ya hemos vencido el primero". Ahora pretende que no se les escape la victoria ante el Bilbao. "Ganar el domingo sería cerrar una buena segunda vuelta en casa, algo muy importante para sentar las bases para el futuro", manifestó con relación a un encuentro que considera "un partidazo". "Es el que todos queremos jugar y al que vamos a intentar llegar plenos de energía para, con la ayuda de nuestro público, tratar de ganarlo", agregó.

A Vidorreta se le cuestionó acerca del arbitraje y volvió a incidir en el dato de que en casa se le pitan menos faltas que fuera. "Hoy hemos tirado 25 tiros libres entre los dos equipos y contra Sevilla 20. En cambio en Murcia tiramos entre los dos equipos 60", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine