El Atlético Peñarol como nexo histórico

06.05.2016 | 12:32
Nico Richotti (i) junto a su padre Marcelo cuando este era jugador.

Antes de llegar al baloncesto europeo, Facundo Campazzo se hizo un nombre en el Atlético Peñarol de Mar del Plata, donde fue el gran líder que guió al milrayitas a un total de cuatro títulos ligueros (tres de ellos de manera consecutiva) y una Copa de las Américas, amén de un buen puñado de galardones individuales. Fue la resurrección de un club que mucho antes, tres lustros atrás, ya había vivido un momento mágico con la consecución de un primer entorchado liguero. Ocurrió en la temporada 93/94 con jugadores en sus filas como Wallace Bryant y el excanarista Ken Johnson, pero con otro base como líder natural. Su nombre, Marcelo Richotti, el padre de Nico. ¿Llegó Facu a eclipsar la figura de Marcelo? "Creo que no. Marcelo en Peñarol es un icono muy grande porque con él lograron ganar la liga por primera vez, y eso es algo que nunca se va a olvidar. Gracias a él Peñarol inició su historia como un equipo grande en Argentina. Los hinchas siempre le recordarán, es muy difícil quitarle ese trono", comenta el base del UCAM Murcia. Ahora, con Nico dando continuidad a la saga Richotti es el propio Facu el que pregunta si Nico siente "presión por superar los logros del padre". "No existe tal presión", responde el escolta canarista, si bien el de Bahía Blanca revela que en "en su momento el deseo era dejar el apellido lo más alto posible". "Creo que la cosa va bien y el apellido Richotti está bien representado", comenta con orgullo Nico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine