Baloncesto Liga Femenina II

Outland no le tiene miedo a nada

La base del Clarinos se pone los galones para intentar dar la sorpresa en la fase de ascenso

26.04.2016 | 13:51
Outland no le tiene miedo a nada

Líder indiscutible del Clarinos Ciudad de los Adelantados, una de las máximas anotadoras de la categoría y desequilibrante cuando tiene el día, Ty Outland afirma estar lista para el momento de la verdad. La base estadounidense afronta con ilusión y deseo la fase de ascenso que arranca el jueves en Cáceres, convencida de llegar a la cita extremeña "en el mejor momento de la temporada", tanto individual como colectivamente. Es por ello que la palabra ascenso no le asusta.

El momento de la verdad. "Llevo toda la temporada pensando en este momento", señala una Ty por "trabajar y jugar de la misma manera que lo hemos venido haciendo, de una forma muy consistente". Y todo pese a que en los dos últimos partidos sus números no han sido del todo buenos. "Es solo un pequeño bajón, como lo tiene todo el mundo. Anotar no es lo único importante, ni tampoco lo que digan las estadísticas. No creo que anotar 20 puntos cada partido signifique que el equipo vaya a ganar más fácil", aclara la base de las moradas.

Las tapadas. Cuarto del Grupo A, el Clarinos llegará a Cáceres como uno de los equipos con menos necesidad de ascenso. "Estoy segura de que somos la Cenicienta de la fase, sobre todo porque no tenemos ningún agobio por conseguir el ascenso. Jugaremos más libres y sin presión como sí la tendrán otros equipos mejores", explica Ty.

Plantilla corta. Uno de los grandes hándicaps con los que lidiará el Clarinos es la poca profundidad de su plantilla, con la opción de jugar hasta cuatro partidos en otros tantos días. "Es verdad que somos solo siete jugadoras y son muchos partidos en muy poco tiempo, pero mentalmente estamos descansadas y físicamente podemos afrontar este reto", dice convencida Outland, que ve a su equipo "en el mejor momento de la temporada" tras haber ganado diez de sus últimos 11 encuentros. "La clave en la fase estará en empezar los partidos muy bien; si estamos concentradas y somos eficientes anotando podremos controlar el partido y evitar un esfuerzo al final", añade.

El bache de Navidad. En la recta final de la primera vuelta el Clarinos sufrió cinco derrotas seguidas, racha negativa que pareció alejar al cuadro lagunero del play off. "Comenzamos a dudar mucho, y esas dudas se convirtieron en nuestra principal amenaza. Sabíamos que debíamos cambiar, por lo que nos juntamos y acordamos que debíamos afrontar de manera diferente el siguiente encuentro. A partir de ahí empezamos a ganar y gracias a eso nos metimos en play off", revela la jugadora norteamericana sobre aquel bache colectivo.

Outland y cuatro más. Cuestionada por la dependencia del equipo en ella que, desde fuera, puede dar su impronta en el juego, Outland fue rotunda. "Fuera de la cancha se puede entender eso, pero cada equipo debe tener un líder que guíe a sus compañeras. Yo solo trato de cumplir mi rol, pero no me creo más grande ni mejor que las demás. Solo trabajo para y por el equipo. Sé que las críticas pueden estar ahí, pero yo solo pienso en el equipo", afirmó de manera tajante.

La llegada de Murphy. La incorporación de Robin Murphy a mitad de curso parece haber "descargado" a Outland de toda la responsabilidad en la pista. Ty lo reconoce y va incluso más allá. "Ella es una líder, pero en otro sentido, en el apoyo moral a cada una, habla con cada una. A mí me ha ayudado a abrirme y a comunicarme con mis compañeras. Es algo que faltó a principio de la temporada pero tras su llegada Robin se ha convertido en la líder fuera de la pista".

Sumar en otros campos. Anotadora casi compulsiva, Outland también ha demostrado serle útil a su equipo cuando no anota. El duelo contra el Adareva fue el más claro ejemplo: pese a su 0/14 en tiros de campo, cogió ocho rebotes, dio cinco asistencias y provocó siete faltas. "Es normal que te frustres cuando no anotas, algo que sobre todo me pasaba al principio de temporada. Luego la gran obsesión ha sido ganar y sumar para el equipo", comenta la base.

Orígenes complicados. Pese a no saber "dónde" se metía y no asentarse "definitivamente hasta Navidad", Outland dice estar encantada en Tenerife -donde se ha enamorado "del barraquito"- y, más concretamente en La Laguna: "Me gusta una ciudad pequeña como esta, donde la gente es muy agradable y puedo caminar con tranquilidad". Afirmación que quizá choque, pero que se entiende al conocer que la base es originaria de una ciudad conflictiva como Compton. "Allí es más complicado el día a día; no sabías bien por dónde ir, y en ocasiones no era conveniente volver sola a casa", explica. Esta semana, en Cáceres, tiene la oportunidad de rubricar un gran año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine