El conjunto aurinegro hace aguas en la lucha por el rebote

25.04.2016 | 12:46
Shurna pelea por un rebote ante la oposición de Niang.

Solo 1,35 rebotes de media separaba al Iberostar Tenerife del Valencia Basket antes del partido de ayer en La Fonteta. Duelo que se presumía igualado pero que finalmente se decantó de forma clara en favor del conjunto taronja, convirtiéndose, a la postre, en otro de los factores que influyeron en la derrota canarista en suelo levantino. Y es que los de Vidorreta solo fueron capaces ayer de capturar 26 rechaces, 14 menos que los de su rival. La ausencia de Blagota Sekulic, los problemas físicos de Joseph Jones y la falta de contundencia de Petit Niang lastraron a los canaristas, que especialmente hicieron aguas debajo de su propio aro. Ya al descanso la diferencia era evidente: 24 a 14.

Así, el conjunto lagunero permitió a su adversario disponer de hasta 12 segundas opciones, casi cuatro más que lo que venían promediando los de Pedro Martínez hasta la fecha para ser el tercer peor conjunto de la categoría en este apartado. Esa docena de rebotes ofensivos permitieron a los taronja convertir un total de 15 puntos, cinco de los cuales llegaron de las manos de Sikma en el despegue inicial del cuadro levantino. Para encontrar un registro igual de pobre de los aurinegros debajo de los tableros hay que remontarse al duelo contra el Real Madrid, si bien ese día el conjunto blanco solo fue capaz de hacerse con un rebote más que los isleños, de los que solo seis fueron ofensivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine