Fútbol | . CD Tenerife

Aitor Sanz: "Tomo notas de Martí porque algún día me gustaría estar en su lugar"

"Estoy acabando el curso y me gusta quedarme con lo mejor de los entrenadores que he tenido", afirma el centrocampista del CD Tenerife

24.04.2016 | 01:49

Hoy, futbolista imprescindible, bastión en la medular del Tenerife, hombre necesario en cualquier vestuario y pieza esencial en la remontada blanquiazul. Mañana, tal vez entrenador. Para tal reto ya se prepara Aitor Sanz (Madrid, 1984) y de sus planes para llegar a los banquillos se refiere con nitidez en esta entrevista en la que se muestra tal cual es. Como siempre.

Viene usted de hacer un gran partido.
No sé, tampoco tengo una imagen clara de eso. Sí que el equipo estuvo a gran nivel, hicimos una buena actuación, tuvimos balón y ocasiones, marcamos un gol... y sí que quedamos satisfechos con la victoria.

Pero sí resaltó Martí que el trabajo suyo y el de Vitolo están siendo claves para liberar a los dos delanteros.
De eso se trata, intentamos eso. Buscamos hacer lo que el míster nos marca y conseguir que los de arriba estén frescos para sacar esa calidad que tienen. Al fin y al cabo, son los hombres llamados a marcar los goles y a marcar las diferencias.

Sé que no es usted hombre de dar grandes titulares y que además ya ha avisado de que no va a hablar de play off...
No, eso lo tenemos claro. Lo que tenemos que hacer es trabajar día a día. Luego si llegan las últimas jornadas y tenemos esa oportunidad no vamos a desperdiciarla. Pero lo que nos ha llevado a salir de abajo es el domingo a domingo, el trabajo diario y la convicción de que el partido más importante es siempre el siguiente.

Y el más inmediato es ante el Córdoba, necesitado porque viene de seis derrotas seguidas en casa.
Sí, pero sabemos de su calidad. Vienen de Primera, cuentan con hombres muy importantes y con un delantero que está en un momento excepcional. Son un gran equipo.

¿Y qué se puede hacer para ganarle?
Jugar con intensidad, insistir en las cosas que estamos haciendo bien, vigilar a ese gran delantero que es Florin Andone y tener confianza en nosotros mismos.

Y cuando miren hacia atrás, ya no estará Dani. ¿Cree que es conveniente arropar de forma especial a Roberto o la mejor manera de hacerlo es dejar simplemente que se dedique a hacer su trabajo?
Lo segundo. No hay que decirle nada, sino dejarle tranquilo. Tiene ya bastante experiencia para responder y hacerlo bien. De hecho, ya ha vivido situaciones complicadas en las que el equipo le necesitaba y él estuvo a la altura. Me acuerdo cuando Álvaro Cervera recurrió a él y le dio la confianza para un Ponferradina-Tenerife. Estuvo sensacional; muy, muy bien. Y eso que no era una papeleta fácil. Esta vez también esperamos que ofrezca un gran rendimiento y lo hará seguro. Es un gran portero y está haciendo las cosas muy bien en todos los entrenamientos. Es algo que el equipo ve, así queconfiamos en él.

¿Qué cree que ha ocurrido para que cambie tanto la situación del Tenerife?
El míster lo que nos ha dado es un plus de competitividad y eso nos ha permitido ser más sólidos, sobre todo defensivamente. Ahí el entrenador ha acertado de pleno, pero ya teníamos las bases para ofrecer este rendimiento.

Y ha cambiado también la ambición. Antes, a lo mejor ante dos salidas consecutivas el entorno estaría más preocupado. Pero ahora hay convicción en que incluso se puede puntuar en los dos partidos, en el Arcángel y luego en Montilivi.
Sí es cierto que estamos siendo más solventes a domicilio que en otros años, pero en casa también nos está costando más. De todos modos nosotros no pensamos en Girona, sino solo en Córdoba. Desde la confianza de que podemos sacar los tres puntos y de que podemos ganar en cualquier campo, como ya hemos demostrado.

Alguna vez ya ha reconocido que en el futuro le gustaría ser entrenador y dedicarse a los banquillos. ¿Toma notas de Martí por lo que pueda pasar en el futuro?
Sí es verdad que tomo notas y me guardo cosas por si el día de mañana soy entrenador y me toca estar en su posición. Pero me guardo cosas de todos los entrenadores. Hay que quedarse con lo mejor de cada uno. Aquí he tenido la suerte de coincidir con técnicos de perfiles muy diferentes: Cervera, que era defensivo y analizaba a los rivales muy bien; Agné, que era más ofensivo y trabajaba para dejar siempre a los delanteros en una posición franca para marcar; y ahora Martí. Si me toca estar en su posición algún día, aplicaré sus enseñanzas lo mejor que sepa.

¿Se imagina en el banquillo del Heliodoro? Seguro que le recibirían tan bien como a Martí.
Pues ojalá (risas). Sería un orgullo, claro.

¿Por dónde va en el curso de entrenadores?
Este año me toca el III, es ya el definitivo y me tocará venir un poc antes en verano porque es intensivo, pero es algo que me encanta.

¿Será entrenador defensivo u ofensivo?
A todos nos gusta jugar ofensivo pero va un poco en función de los jugadores que tengas. Yo creo que esa es la clave.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine