Baloncesto | Liga Endesa

Prueba para recuperar el mejor nivel

Tras las derrotas frente al Manresa y el Fuenlabrada, la visita al Valencia es la excusa perfecta para que el Iberostar vuelva a su versión más agresiva y continúe así enganchado a la lucha por el ´play off´

24.04.2016 | 00:31
Joseph Jones trata de contener a Justin Hamilton en el Iberostar-Valencia de la primera vuelta.

Solo vale la mejor versión. Después de las contundentes derrotas frente al ICL Manresa y el Montakit Fuenlabrada que le hicieron regresar al plano más terrenal tras una racha victoriosa deslumbrante, el Iberostar Tenerife está obligado esta tarde a bordear la perfección para enderezar el rumbo y mantener intactas sus opciones de acabar metiéndose en el play off por el título. No le vale otra a los de Vidorreta para intentar asaltar La Fonteta y doblegar a un Valencia Basket crecido tras hacerle 121 puntos al Gipuzkoa hace solo siete días.

Precisamente con ese guarismo estratosférico de su rival como referencia, el Iberostar Tenerife debe evitar fugas mayores en lo que se ha convertido de nuevo en uno de sus grandes debes. Y es que tras enlazar varias jornadas en las que el cuadro lagunero fue de los mejores equipos de la Liga Endesa en puntos recibidos, los partidos más recientes de los isleños han dejado al descubierto ciertas carencias. Unas deficiencias que han llevado a los aurinegros a recibir una media de 84,4 puntos desde la jornada 24 hasta la 28, antes de una prueba, la de esta tarde, que le pondrá delante al tercer mejor ataque de la competición con casi 85 tantos por encuentro.

Más allá de cuidar ciertos ajustes defensivos, como los cambios de asignación o saber llegar mejor a ciertos tiros exteriores de los rivales, esta semana Vidorreta ha pedido a los suyos "mayor concentración" para evitar que continúe la sangría que ya han padecido frente al Manresa y el Fuenlabrada. Quiere el técnico bilbaíno que los suyos se acerquen a la imagen ofrecida, por ejemplo, contra el Baskonia, cuando estuvieron "casi perfectos", por ejemplo, "en la defensa de su contragolpe".

Y dentro de esa concentración que demanda Vidorreta, y aunque resulte paradójico, el Iberostar tiene ante sí un escenario casi perfecto para volver a desmelenarse. Primero, un rival de primer nivel y una cancha de enjundia para llevar su motivación hasta los topes máximos, y segundo, el no verse imperiosamente obligado a ganar –como sí le pudo ocurrir en sus dos últimos partidos– para engancharse definitivamente a la zona noble de la tabla. Con esos dos condicionantes los canaristas pueden volver a ser ese equipo que enamoró hace solo algunas jornadas.

El tiro exterior

Pero para que el Iberostar recupere ese feeling –consigo mismo y de cara al exterior– no solo debe estar pendiente de limar deficiencias atrás, sino que también está obligado a mejorar su puntería desde el tiro exterior. Y es que como le viene sucediendo con la defensa, su bajo porcentaje de acierto desde más allá del 6,75 se está convirtiendo en uno de sus debes más significativos después de haberse erigido, en jornadas anteriores en una de sus mejores armas. En caso de repetir el 5/25 de Manresa hace dos semanas o el 2/19 contra el Fuenlabrada de su último partido, la derrota hoy para los canaristas está casi garantizada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine