Fútbol . CD Tenerife

Javi Lara: "Si fuera por dinero, ahora no estaría en el Tenerife"

"Si fuera canterano, iría a los entrenamientos y haría lo mismo que hace Ricardo, que para mí es un ejemplo y un referente"

22.04.2016 | 14:15

Genio y figura, Javi Lara Grande (cordobés de Montoro, 1985) se expresa con una nitidez poco común en los futbolistas profesionales. Habla sin pensárselo dos veces, desde una sinceridad a prueba de cualquier detector de mentiras. Hasta el punto de admitir que pocos partidos le han salido "tan mal" como el Alavés-Tenerife, hasta el extremo de reconocer que "si fuera por dinero, no estaría aquí". Pero es un jugador distinto al resto, una especie diferente que conviene conservar. Su futuro más allá de junio es una incógnita, pero el atacante blanquiazul ya sabe por parte de los rectores del club "que están contentos" con sus servicios.

Adaptado. "Quien me conoce sabe que soy una persona abierta y que se acopla rápido a las nuevas situaciones", responde el andaluz. "Sabía que éste era un sitio exigente, pero me he aprovechado de que estamos en buena dinámica y esto lo hace todo más fácil", cuenta Lara, que estuvo a un paso de no venir. No fue por dinero y sí por la opción de marcharse a Primera. Una proposición del Rayo Vallecano pudo truncar su venida, pero no se arrepiente. Y agradece a Alfonso Serrano y José Luis Martí que hayan confiado en él. Desde el primer momento.

El dinero. No fue un factor fundamental para que Lara eligiera. "Ni lo miré", responde. Desde la humildad, asegura que no ha hecho "nada aún en el fútbol" como para estar exigiendo. Y relata que Serrano "es una buena persona". "Cuando alguien como él te dice lo que hay y no te engaña, eso tiene mucho valor", recalca. De Martí, explica que desde el inicio le prometió que era "un entrenador al que le gusta mucho dar buen trato de balón y de perfil ofensivo".

La puesta a punto. El ex de Alcoyano, Éibar y Ponferradina tuvo en la India "un problema muscular". "Algo nuevo para mí, pues nunca había estaba lesionado", indica. "Luego estuve trabajando en Córdoba con un entrenador personal, pero eso no tiene nada que ver con la dinámica de grupo que encontré en el Tenerife", admite. El cambio, pues, fue drástico. Y a mejor. "Venía del Atlético Calcuta, donde jugaba un partido cada tres días, pero sin ser un campeonato tan competitivo que la Segunda", dice.

Buenos partidos. En su aún corta trayectoria en el Tenerife, Lara ya ha hecho encuentros para enmarcar. "Al de Leganés le doy mucho valor porque visitábamos un campo donde nadie había ganado y además era el líder, pero yo me quedo con el día a día y con que estoy bien con los compañeros", anota. Entre quienes más fácil le han hecho su adaptación destaca a Saúl García, con quien ha congeniado a la perfección, y también al capitán Suso.

Autocrítico. "No hace falta que nadie me diga que he estado mal en algunos partidos; soy el primero que lo reconoce y que repasa cada encuentro dos horas después de haber acabado. Hacía años que no jugaba tan mal un partido de fútbol hasta que llegó el Alavés-Tenerife. Es que sufro cuando no estoy en contacto con el balón", apunta. "Por suerte estoy aquí, en un equipo que da buen trato a la pelota; si estuviera en otro lado, ya hubiera tenido que retirarme", bromea.

La racha. Desde que Lara juega, el equipo no ha cedido ni una sola derrota en liga. Pero él prefiere quitarse méritos y asumir un rol mucho más modesto. "Esto es fútbol, no tenis; es éste un deporte colectivo, no individual", recuerda Javi, a quien Martí le ha asignado una demarcación distinta para los últimos envites. "Yo lo que quiero es jugar, me da igual dónde. Por la izquierda me entiendo mucho con Saúl y no hay que darle más vueltas, si bien en la mediapunta también estoy bien", remarca.

La promoción. "Traemos un lastre de la primera vuelta y los empates no nos valen de mucho", expone. Pero Lara es eminentemente optimista y está agradecido por la oportunidad que le ha brindado el Tenerife, un club donde disfrutó viendo a Redondo, "un súper clase". "Es el club más importante donde he estado; soy una persona que digo siempre lo que pienso y decir eso a lo mejor me trae problemas, pero es la realidad".

Un trotamundos. Inquieto por naturaleza, Lara ha ido de club en club. "Tiene sus cosas buenas, pues conoces a muchos compañeros y entrenadores; lo malo es que te queda fama de inestable, pero ha sido porque me han surgido cosas importantes en diferentes momentos de mi carrera. Por ejemplo, cuando aparece la opción del Éibar yo tenía contrato con la Ponferradina, pero pagué mi carta de libertad por irme a Primera", dice. En cuanto a su futuro, no se atreve a decir que el Tenerife sería su primera opción pero sí subraya que en la Isla está "muy a gusto y muy bien" en todos los sentidos.

Un ejemplo. De todo lo dicho por Lara llaman la atención los elogios a uno de sus compañeros. "Yo si fuera canterano del Tenerife tendría claro lo que hacer: iría a entrenar y lo que hiciera Ricardo, eso haría yo. De hecho, el día que me retiré podré presumir de haber jugado a su lado. Es un profesional que siempre entrena bien, un hombre de vestuario y una persona normal, con todo lo que ya ha hecho en el mundo del fútbol", reseñó el siete blanquiazul, que cree que "aquí se cuida mucho la cantera, de ahí que el equipo esté lleno de gente formada en la base".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine