Baloncesto . Liga Endesa

Una final a falta de seis más

El Iberostar Tenerife se enfrenta al Fuenlabrada con el objetivo de ganar y arrebatarle de manera provisional la plaza de ´play off´

17.04.2016 | 12:49
Dani Pérez, durante el entrenamiento del viernes con su nuevo equipo.

El propio Txus Vidorreta revelaba el viernes que "este es un partido para forzar". Un indicativo claro de que para él el duelo de este mediodía es de vital relevancia de cara a las aspiraciones del Iberostar Tenerife de lograr una plaza de play off al final de la fase regular de la Liga Endesa. Y es que una victoria hoy ante el Montakit Fuenlabrada les permitiría formar parte de nuevo de los ocho primeros clasificados a costa del propio conjunto madrileño, al que ya ganaron en la primera vuelta.

La necesidad de ganar que apremia a los isleños viene también motivada por la derrota encajada en la jornada anterior ante el Manresa. Es el segundo borrón en una trayectoria de ensueño de los canarios en los dos últimos meses de competición. Así lo quiere ver Vidorreta, como una simple mácula más dentro de una racha de buen juego y resultados, que ha conseguido hacer vibrar a la afición aurinegra, especialmente en los triunfos frente a los potentes conjuntos de Euroliga Real Madrid y Laboral Kutxa.

Pero el técnico vasco no dispone de todo su arsenal para encarar esta contienda, ya que no le ha quedado más remedio que prescindir de Davin White, uno de sus hombres más resolutivos en los instantes más calientes de los partidos. El de Phoenix padece una osteocondritis en su rodilla y, aunque no se ha descartado oficialmente su participación en este partido, todo hace indicar que no tomará parte en ella. Debido a ello, el club que preside Félix Hernández ha movido ficha rápidamente y ha contratado a Dani Pérez, cuyo debut está previsto que se lleve a cabo hoy mismo. El catalán tendrá la misión de mantener el nivel de juego del Iberostar en los minutos de descanso de Rodrigo San Miguel. Aunque, otra de las alternativas es que Nico Richotti ayude también en la posición de base.

En ese puesto, el de uno, se espera que se libre una de las batallas que puede decidir buena parte del resultado final. La razón es que el juego del Montakit Fuenlabrada está dirigido por hombres muy experimentados, además con buena mano desde el exterior. El belga Jonathan Tabu y el navarro Ricardo Úriz, que regresa a la que fue su cancha las tres últimas temporadas, son dos playmakers de garantías para cualquier equipo de la ACB. Y se suman a los escoltas Ivan Paunic, Marco Popovic y Alex Urtasun para formar una línea exterior temible en la faceta anotadora e incisiva en el apartado de recuperaciones. Josip Sobin y Chema González, en el interior, junto a Ernest Scott y David Wear completan una rotación más que respetable en el grupo de Jota Cuspinera.

La afición del Santiago Martín debe jugar un papel protagonista también en el encuentro, como ha sido en los últimos choques como local del Iberostar Tenerife. Después de un inicio de competición desalentador, la hinchada aurinegra, que nunca dejó de confiar en los suyos, acudirá en gran número a la Hamburguesa con el fin de ver como su equipo da un paso más hacia un objetivo con el que sueñan todos los canaristas, jugar los play off por el título de la Liga Endesa. A falta de siete jornadas para el final de la fase regular del campeonato, los isleños ven la posibilidad cerca y no la quieren dejar escapar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine