Baloncesto Liga Endesa

El oficio en beneficio del grupo

Tras un curso anterior que culminó en descenso, el Montakit Fuenlabrada se ha convertido este año en el club revelación de la ACB P La apuesta por jugadores implicados, la clave

14.04.2016 | 16:49
Los jugadores del Fuenla, con Paunic en primer plano (31) celebran el trunfo ante el Unicaja.

En una Liga Endesa en la que cada vez parece más complicado saltarse el Montakit Fuenlabrada de los últimos años se había encasillado como uno de los conjuntos de la zona baja de la tabla. Un club modesto, de bajo presupuesto y cuya tarea principal era evitar caer en los puestos de descenso, un objetivo culminado con éxito durante tres temporadas seguidas sumando 12 triunfos. Pero el curso pasado fue diferente. Los madrileños no lograron conjuntar a su plantilla y acabaron en lo más profundo de la tabla. Solo ocho triunfos tras un final para olvidar (dos de 11) que mandaba al Fuenla a la LEB dos décadas después. Solo la imposibilidad para ascender de Ourense y Burgos salvó de la quema a los de naranja. Severo toque de atención que provocó un cambio en el modus operandi de sus responsables técnicos. Este curso, con más hombres y menos nombres en beneficio del grupo, el Montakit no solo se ha alejado de los puestos peligrosos de la tabla, sino que se ha convertido en el conjunto revelación. El domingo visita el Santiago Martín.

Cambio de entrenador

Uno de los responsables de este resurgimiento fuenlabreño es su director deportivo, el exjugador Ferrán López, que escarmentado por el desastre del curso anterior, decidió variar el rumbo a la hora de configurar la plantilla. "Este verano cambiamos nueve jugadores más el entrenador, buscando gente más aguerrida, quizá con menos calidad pero con más compromiso y deseo. A ello se suma que los resultados acompañan, porque algunos partidos que ganas por dos o tres puntos al principio de temporada hacen que el equipo coja confianza y entre en una dinámica positiva, algo que no conseguimos nunca el año pasado", explica el exbase barcelonés. Eso sí, deja bien claro que para esta metamorfosis "no hay fórmula mágica ni se ha tocado una tecla especial".

Dentro de esa apuesta por la garra el mayor exponente fuera su técnico, Zan Tabak, "clave para que llegaran varios jugadores" de cierto caché como "Sobin, Stevic y hasta Tabu" pese al ajustado presupuesto manejado por el Fuenla. "Apenas tenemos 1.100.000 euros para la plantilla, seguramente estemos entre las tres cantidades más bajas de la liga", apunta Ferrán López. "Hicimos el equipo pensando en el tipo de entrenador que teníamos y en el tipo de juego que queríamos hacer. No buscamos tantos nombres, pero sí más gente con ganas de hacer las cosas bien, trabajadores, cumplidores y al final cuando se consigue conjuntar todo eso llegan las victorias", comenta la misma fuente. "Siempre digo que cuando se hace una plantilla es como meter los ingredientes dentro de una coctelera, y ya luego el cóctel te puede salir bueno o te puede salir malo. El del año pasado fue muy bueno y el de este año es muy bueno", añade al respecto.

Pero cuando apenas se habían disputado seis jornadas de la Liga Endesa el Fuenla sufrió un inesperado revés. Y es que el buen hacer de su técnico hizo que el Macabbi Tel Aviv se fijara en él para tratar de enderezar su rumbo tanto en Israel como en la Euroliga. El expívot croata sucumbió a los cantos de sirena e hizo las maletas. En el Montakit se apostó entonces por darle la reválida a Jota Cuspinera, de los más refutados ayudantes en el panorama nacional, pero sin experiencia como entrenador jefe. "Fue la semana justo antes de la visita del Iberostar Tenerife, y el equipo pareció que se quedaba un poco huérfano, pero a partir de ahí Jota puso su granito de arena y el equipo ha funcionado, jugando igual o mejor. Quizá en ataque ahora juegan un poco más liberados, y a lo mejor hemos perdido algo de defensa respecto a Tabak, pero al fin y al cabo se sigue en una posición privilegiada.

Minicrisis

Una situación más que desahogada que ya permitió a los fuenlabreños ser el equipo inesperado en la Copa del Rey de La Coruña, y mantener intactas sus opciones de disputar también el play off pese a solo haber sumado un triunfo en los cuatro últimos partidos. Séptimos en la tabla con 14 victorias y 13 derrotas, el Montakit ha fundamentado buena parte de su notable camino en los nueve triunfos logrados en su cancha, algunos de relumbrón como los conseguidos frente al Unicaja, el Gran Canaria y el Real Madrid. También ha acompañado el hecho de no tener que realizar ningún movimiento en la plantilla, porque "con un recurso económico tan limitado el que tenemos es muy complicado arreglar los errores", señala un Ferrán López que no esconde, tampoco, que prácticamente nadie en el club espera este rendimiento. "Es verdad que no esperábamos estar tan arriba todo el año, pero cuando las cosas se dan así hay que disfrutarlas", añade. El domingo, en el Santiago Martín, el Iberostar Tenerife mide si la minicrisis los fuenlabreños es pasajera, o bien si realmente la gasolina ya no le da para más a los de Jota Cuspinera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine