Baloncesto. Liga Endesa

Cuando la pelota no quiere entrar

El Iberostar acabó el domingo con un 22/61 en tiros de campo, su porcentaje de acierto más pobre en 13 meses

13.04.2016 | 10:02
Cuando la pelota no quiere entrar
Beirán y Abromaitis luchan por un balón en el partido del domingo.

El del domingo quedará en los anales de la historia del Iberostar como un partido para olvidar. Un tropiezo, en Manresa, que corta una racha de cuatro victorias y que además supone un feo borrón en el brillante juego ofensivo que venían desplegando los aurinegros. Un frenazo una borrachera que llevó a los de Vidorreta a promediar 87,5 puntos en sus últimos duelos a quedarse, en tierras catalanas, en solo 73, un buen puñado de ellos sumados en una labor final de maquillaje. Escasa producción que se explica por los bajos porcentajes de los isleños frente al cuadro Bagés. Tan pobres que hacía más de un año que el conjunto canarista no se movía en esos guarismos.

Ante el Manresa el Iberostar acabó con un 22/61 en tiros de campo, de lo que un 17/36 fueron lanzamientos de dos puntos y un 5/25 desde más allá del 6,75. En total un paupérrimo 36,06% de acierto, muy lejos del 50% por el que se estaban moviendo los aurinegros en las jornadas más recientes. Una cifra que, además, no tiene parangón, dentro del conjunto isleño, en sus anteriores 37 encuentros. Así, para dar con un registro tan negativo hay que irse a la derrota isleña en Andorra del pasado curso (73-58), cuando los entonces pupilos de Alejandro Martínez se quedaron en un 20/58, o lo que es lo mismo, un 34,48 de efectividad. Ambos registros aparecen entre los más destacados de una lista de estos últimos cuatro años, si bien la palma se la lleva el 29,85% de la derrota frente al Unicaja (60-71) del curso 2013/14.

Pero es que si el Iberostar logró adecentar en los compases finales los 29 puntos de desventaja con los que llegó a estar, también lo hizo, paralelamente, con su hoja estadística de tiro. Los de Vidorreta ya llegaron al final del primer cuarto con un 3/17 en tiros de campo (17,64%), mientras que al descanso sus números eran 7/29 (24,13%). Tras el descanso, y una vez superado el ciclón manresano, el conjunto aurinegro había anotado 13 canastas sobre 40 lanzamientos (32,5%).

Sin embargo, en los dos primeros minutos del cuarto periodo, el Canarias hurgó en su propia herida y erró hasta seis tiros seguidos para un global de 13/46, lo que dejaba su porcentaje de acierto en un 28,26%. La efectividad en los instantes finales, con un 8/11 en tiros de dos y un 1/4 en triples (9/15 en total) permitió al menos que el Canarias no se marchara de Manresa con su peor día en el tiro desde que regresó a la ACB hace casi cuatro años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine