Fútbol CD Tenerife

Nano, tras los pasos de Ayoze

El héroe de Vitoria, a seis tantos de igualar los 16 que firmó el de María Jiménez

12.04.2016 | 11:22
Nano celebra el primero de sus goles en Vitoria.

Alexander Mesa Travieso, Nano, se ha convertido en la gran revelación del campeonato en las filas del Tenerife. Diez goles le contemplan, algunos tan importantes como los del domingo en Vitoria. A la chita callando, el canterano del representativo se ha erigido en una pieza fundamental en los esquemas de Martí y ya es el 'pichichi' de los blanquiazules.

Tal es su progresión que el chicharrero va camino de emparejar sus dígitos a los de Ayoze Pérez, el último gran talento salido de la base insular. Recién llegado a la decena de aciertos, le faltan solo seis goles para igualar los que hizo el de María Jiménez antes de hacer las maletas y desembarcar en la 'Premier'. Nano, además, sobresale por su acreditada capacidad para exprimir cada oportunidad. Así, se ha confirmado como el auténtico Rey Midas del equipo. Todo lo que toca, va para dentro. Su promedio es excelente: un tanto cada 108 minutos.

Ayer, el canario quiso "agradecer el apoyo de todos" después de un domingo feliz pero a la vez traumático. No lo pasó nada bien al creer que se había lesionado de gravedad después de anotar el segundo y último tanto de los isleños en Mendizorroza, de donde se marchó en camilla y rumbo al hospital. "Estamos contentos por el empate, aunque podíamos haber conseguido algo más", apuntó en los medios oficiales del club. "Lo bueno es que el equipo está bien y lleva mucho tiempo sin perder", recordó.

Nano no ocultó que se llevó "un susto grande tras un golpe feo" en la acción del definitivo 2-2. Sea como fuere, quiso resaltar el papel de sus compañeros para firmar cada una de sus dos dianas. En la primera ensalzó a Javi Lara, que "mete un centro espectacular" y a Carlos Ruiz que "remata bien" antes de producirse su estelar intervención. "Estuve atento al segundo palo para rematarla", indicó. En cuanto al último de sus goles, indicó que buena parte del mérito fue de Cristo, que dio la asistencia. Luego, vino el susto, descomunal. "Pensé que me había lesionado de gravedad", reconocía ayer, ya más tranquilo, el gran héroe de Vitoria.

Lo que queda

Al Tenerife le quedan nueve partidos para acercarse a los 62 puntos que presuntamente hacen falta para disputar los cruces por el ascenso. "Quedan muchas ornadas por deante y podemos soñar juntos por lograr algo grande", indicó el bigoleador, sabedor de que "el grupo está trabajando my fuerte y la labor diaria está teniendo recompensa los fines de semana". A nivel personal, destacó que está "feliz por los goles, pero sobre todo por ayudar al equipo y por los resultados del último tramo de liga". "Llevamos mucho tiempo sin perder, pero no podemos bajar los brazos", consignó a continuación.

El delantero ha dejado la condición de revulsivo para las segundas partes y ahora es titular. Con todas las de la ley. De hecho, se confía en que esté recuperado para ser alineado nuevamente el domingo (Heliodoro Rodríguez, 16:00) frente al Albacete. Toda vez que los exámenes médicos han descartado que sufra ninguna lesión de gravedad -no hay fractura-, Martí podría repetir con dos arietes, Lozano y él, para el trascendental duelo contra los manchegos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine