Baloncesto Liga Femenina II

Méndez: "Dependemos de nosotras, da igual contra quién juguemos"

"El sábado tenemos una final y si salimos a morder y a darlo todo, ganaremos", dice Lucía Méndez, pívot de un Clarinos que se juega su presencia en la fase de ascenso

13.04.2016 | 10:36
Méndez: "Dependemos de nosotras, da igual contra quién juguemos"
Méndez: "Dependemos de nosotras, da igual contra quién juguemos"

Cuando muchos de los focos del derbi femenino entre el Adareva y el Clarinos apuntaban a jugadoras como Ty Outland, Eva Serra, Robin Murphy y Sara Djassi entre otras, el verdadero protagonismo se lo llevó Lucía Méndez. La ala pívot del conjunto morado había llegado al descanso con solo tres puntos pese a haber descansado únicamente nueve segundos. Pero en una segunda mitad soberbia la orensana fue el factor desequilibrante en favor de las visitantes. Anotó 17 puntos con 4/5 en triples -uno desde ocho metros-, a lo que sumó tres libres y una espectacular canasta a aro pasado. "Tenemos una plantilla corta, pero todas podemos tener un buen día. Una vez le tocará a Ty, otro a Alba, a Minata, a Tabara... El sábado me tocó a mí y estuve acertada, pero lo importante fue conseguir la victoria y seguir con vida en la lucha por jugar la fase", señala la dorsal número 15 del Ciudad de los Adelantados, un conjunto casi defenestrado a finales de enero. "Hace un par de meses habíamos enlazado unas cuantas derrotas y parecía que ya era casi imposible, pero creo que la segunda vuelta está siendo bastante buena, lo que nos ha permitido recuperar posiciones y, a falta de un partido, depender de nosotras mismas. Da igual contra quién juguemos", señala con una confianza rotunda.

A título particular, Méndez no solo firmó su máxima anotación del curso (20 puntos) sino que rompió un hito estadístico. "Creo que es la primera vez en mi vida que meto cinco triples en un partido. Quizá este año, por la estructura del equipo y por la forma de jugar, estoy asumiendo muchos más tiros de tres de lo que estaba acostumbrada. Y como le sucede a los tiradores, esto va por rachas. Hay días en los que meto y otros en los que no", apunta la gallega, a la que se le viene a la mente su poca puntería desde el perímetro en el derbi de la primera vuelta. "Es verdad que ese día fallé los seis primeros triples y solo metí los dos últimos. Ahora lo he recuperado", señala mientras sonríe.

Pero tras la victoria del sábado, al Clarinos todavía le queda un paso más para poder certificar su presencia en la fase de ascenso. Un último esfuerzo frente al Ibaizabal, ya con el pasaporte para las rondas finales en el bolsillo. "Hagan lo que hagan, ellas se van a estar clasificadas para el mismo grupo de la fase, y ahí, como jugadora, creo que en el último partido de liga, en el que no te juegas absolutamente nada, siempre puede haber un poquito de relajación. Piensas más en llegar bien a la fase que en otra cosa. No vendrán relajadas, pero supongo que no se matarán para no poderse ver perjudicadas", comenta Méndez sobre el rival del sábado.

Pero más allá de la intensidad con la que pueda presentarse en la Isla el cuadro vizcaíno, Lucía lo tiene claro, el Clarinos debe jugar el sábado como si no existiera un mañana. "Dependemos de nosotras, da igual quién venga el sábado", dice la gallega de forma rotunda. "Tenemos claro que es un solo partido, una final que tenemos que ganar sí o sí. Si salimos a morder y a darlo todo debemos ganar, sea quien sea el otro rival. Hemos demostrado que podemos competir contra cualquiera, como lo hemos demostrado contra el Cáceres y el propio Ibaizabal. No debemos salir relajadas, sino salir a morir en la pista", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine