FÚTBOL. Liga BBVA

La Liga resucita tras la derrota del Barça y el triunfo de Madrid y Atlético

En dos semanas, los azulgranas han dilapidado su renta hasta el punto de que ya no hay margen de error

10.04.2016 | 09:44
Messi se lamenta tras recibir el gol de la Real Sociedad.

El estadio de Anoeta mantuvo su condición de maldito para el Barcelona, que encajó una nueva derrota en San Sebastián (1-0) para dar un paso atrás en la carrera por el título y contemplar de cerca el acoso del Atlético y el Real Madrid, que amenazan el dominio azulgrana.

En dos semanas, el equipo de Luis Enrique ha dilapidado su renta. Y la comodidad con la que transitaba por el campeonato se ha oscurecido hasta el punto de que ya no hay margen de error para el vigente campeón.

A falta de seis jornadas el Barcelona supera en solo tres puntos al Atlético de Madrid, que salió fortalecido de Cornellá (1-3). Y tiene cuatro más que el Real Madrid, que cumplió con su trámite en la visita del Eibar (4-0).

El Barcelona no sale con los tres puntos de Anoeta desde el año 2007, cuando venció por 9-2. En esta ocasión, tal y como sucedió el pasado curso, la Real Sociedad volvió a ganar al Barcelona por quinta vez en las últimas seis temporadas.

Le bastó al equipo de Eusebio Sacristán con un gol a los cuatro minutos de Mikel Oyarzabal, que reavivó la competición y subrayó el bajón azulgrana, que se desinfla jornada tras jornada.

El conjunto azulgrana afrontó con dudas el partido. Han hecho mella en el equipo de Luis Enrique los antecedentes, la derrota ante el Real Madrid y el sufrimiento contra el Atlético en la Liga de Campeones.

Luis Enrique rotó. Dejó en el banquillo a Andrés Iniesta, a Ivan Rakitic y a Jordi Alba, a los que tuvo que recurrir en el transcurso del partido para enderezar una situación al final irreversible.

El Barcelona fue incapaz de enderezar una desventaja desde el minuto cuatro. Cada intento se topó con el meta argentino Rulli, el mejor del combinado donostiarra.

Previamente, el Atlético de Madrid y el Real Madrid hicieron lo suyo con la intención de acentuar la presión sobre el líder.

El equipo rojiblanco se recompuso a lo grande del partido de Liga de Campeones del pasado martes y al marcador adverso con el que se topó con el gol de Diop a la media hora, y firmó triunfo merecido y valioso decantado por la velocidad y pegada de Torres y Griezmann y la inspiración de Koke, que sentenció el pulso (1-3).

En cuanto el cuadro rojiblanco remontó, con tantos de 'El Niño' y el francés, el anfitrión ya no supo responder. El Espanyol acabó con todos sus delanteros, pero se quedó sin un triunfo clave para acercarse a la permanencia. La victoria fue para el bloque madrileño, que sí mantiene su escalada hacia el liderato de Liga.

El sábado se abrió en el estadio Santiago Bernabeu. Los suplentes del Real Madrid aliviaron el dolor de la derrota ante el Wolfsburgo y, dirigidos por un gran Cristiano Ronaldo, golearon al Eibar 4-0 para mostrar el camino hacia la remontada que tiene que afrontar el conjunto blanco, el próximo martes, frente al conjunto alemán,
Fue un ambiente de tregua. La felicidad del triunfo en el Camp Nou se nubló con el ridículo en Wolfsburgo. El público, al que se aferra el madridismo, estuvo expectante, castigó a Danilo y resguardó aliento para el martes, cuando confía en una noche mágica.

Con solo tres de los titulares en Alemania (Cristiano, Casemiro y Pepe) el Real Madrid sacó adelante su partido. Marcaron Cristiano Ronaldo, Jesé Rodríguez, James Rodríguez y Lucas Vázquez. Todos en la primera parte. Después, el compromiso europea desvió la atención, disminuyó la tensión, dosificó energías y estimuló al seguidor, al que se le requiere para la cita.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine