Baloncesto. Liga Femenina II
Adareva Tenerife6577Clarinos

 

El Clarinos gana por constancia

El cuadro morado se impone al Adareva en un partido en el que siempre llevó el control y en el que supo gestionar las acometidas de las locales

11.04.2016 | 17:36
Lucía Méndez penetra ante la defensa de Eva Serra en el partido de ayer entre Adareva y Clarinos.
El Clarinos gana por constancia

La venganza se sirve en plato frío. Tres meses y medio después, y en el momento más importante de la temporada, el Clarinos Ciudad de los Adelantados le devolvió la moneda al Adareva Tenerife en el derbi isleño femenino. Lo hizo en un guión muy similar, pero a la inversa, del vivido en aquel choque del Ríos Tejera. Con un gran arranque que dejó un tanto groggy a las locales (2-13) y una más que aceptable gestión de los momentos en los que más apretó el cuadro local. Y es que tras irse al descanso 11 abajo el Adareva jugó varias veces para hacerse con la delantera, pero a las de María Sosa se les encogió la mano en no pocas acciones cerca del aro. Una limitación que les dio, como mucho, para situarse a cinco con dos minutos por delante (65-70). Ahí, como en otros momentos anteriores, Lucía Méndez puso la puntilla con su quinto triple. Con este triunfo el Clarinos jugará por el ascenso si gana el próximo sábado al Ibaizabal, mientras que el Adareva, ya sin opciones, se despide de su público de una manera agridulce tras un año, en lo global, muy por encima de sus expectativas.

Mucho pudo pesar en el resultado final el arranque arrollador de las visitantes, que de la mano de Robin Murphy, el poderío interior de Tabara Samba y la mano desde el perímetro de Alba Peña logró cobrar una renta de 11 puntos en apenas cinco minutos (2-13). Quedaban 35 minutos por delante, pero la película, hasta la bocina final, se repitió una y otra vez, ya que a cada intento de las locales por recortar diferencias respondían las de Claudio García con un nuevo arreón para hacer más confortable su renta.

El episodio inicial de este bucle lo protagonizaron Eva Serra primero (13-16) y Alba Peña después, con un 3+1 a la carrera, para cerrar el primer acto (13-23). Más tarde un triple de la propia Serra (26-30) encontraba una respuesta coral. Méndez desde el perímetro, Ferreira explotando sus cambios de dirección, y Murphy (15 puntos al descanso) haciendo valer su poderío físico. Paso al frente para paliar la tarde gris de Ty Outland, capaz solo de anotar desde el 4,60. Aportación colectiva que se contraponía con la mano encogida que en varios ataques mostró el Adareva. Solo Djassi, extramotivada por medirse a exequipo trató de asumir responsabilidades.

Tras irse al intermedio 11 abajo (29-40), el Adareva fue otro a la salida del tercer periodo. La conexión Basáez-Bejarano funcionó a la perfección y un parcial de 9-0 apretó el electrónico (38-40). Incluso desperdiciaron las locales un par de ataques para igualar la contienda. Contra las cuerdas por momentos (46-49), el Clarinos no perdió la paciencia y trató de recurrir otra vez al colectivo para salir del atolladero, toda vez que Outland estaba, definitivamente, negada de cara al aro (acabó con 0/14). Ahí, Keita se hizo grande cerca del aro, Méndez sacó partido su capacidad para producir cerca y lejos del aro, y Murphy, entretenida en la marca con Serra, apareció para darle aire a las moradas al término del acto (48-54).

Un par de buenas acciones de Samba (la segunda tras técnica a María Sosa) volvió a disparar a las del Ríos Tejera (50-59, 33´) en una renta que ya sería definitiva. El Adareva trató de engancharse al choque (55-59), pero recibió dos golpes casi mortales por parte de Lucía Méndez. La pívot gallega acertó primero con un triple desde ocho metros (55-62) y minutos después, casi al filo de la posesión de 24, y como si el balón le quemara nada más recibirlo, la orensana clavó otra canasta de tres para ampliar la renta visitante hasta los nueve (57-66).

Con poco más de cuatro minutos por delante el Adareva trató de jugarse el todo o nada. La heroica para paliar clamorosos errores ofensivos, también algunos desajustes defensivos, e incluso un par de pérdidas en saque de fondo. Así, María Sosa ordenó presión en toda la cancha, aunque su órdago solo le dio para que las suyas se colocaran a cinco (65-70). Únicamente eso. El Clarinos, muy fallón en los minutos anteriores desde el 4,60, ajustó el punto de mira, dejó de lado los nervios por la tensión del momento, y firmó un 6/6 en tiros libres, lo que junto a otro triple de Méndez, significó la sentencia al triunfo visitante. Triste despedida para las locales y confirmación de que este Clarinos se ha ganado, con nueve victorias en los últimos diez partidos, el derecho a poder luchar por el ascenso. Le falta solo un esfuerzo más.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine