Baloncesto. Liga Endesa

La estabilidad da sus frutos

El Laboral Kutxa, rival este domingo del Iberostar Tenerife, mantiene intacta, por primera vez en ocho años, la estructura de la plantilla con la que inició la temporada a finales de agosto

31.03.2016 | 12:35
Varios jugadores del Laboral Kutxa se abrazan tras lograr una victoria este año.

Cuarto en la Liga Endesa (sin perder de vista la tercera plaza) y con una solidez más que notable en la Euroliga, donde está a un solo paso de meterse en cuartos de final, el Laboral Kutxa parece haber dado con el secreto que tanto perseguía. Y es que después de un buen puñado de temporadas convulsas, con numerosos cortes y consiguientes fichajes de jugadores, y varios cambios de entrenador, el cuadro baskonista, rival el domingo del Iberostar Tenerife, puede presumir, por fin, de estabilidad. Una continuidad traducida en que, después de 25 jornadas de competición doméstica, cuartos y semifinal de la Copa del Rey, y 22 partidos en la Euroliga, el conjunto del Buesa Arena mantiene intacta la nómina de profesionales que dio de alta a principio de temporada. Un hito sin parangón en el club azulgrana desde el curso 2007/08.

Con un presupuesto más limitado que en años anteriores el presidente baskonista Josean Querejeta decidió rescatar, para dirigir a su proyecto, a un Velimir Perasovic más maduro tras su paso por el Valencia Basket. El croata, protagonista de algunas de las páginas más brillantes de los vitorianos (como jugador y como técnico) tuvo que afrontar la ya habitual remodelación que cada verano se produce en las oficinas del Buesa Arena. El de Split tuvo que apechugar con la marcha de Fernando San Emeterio, el gran abanderado del club, el único superviviente de todas las cribas por las que ha pasado el cuadro vasco recientemente. Pero lejos de hacer machuca y limpia como había sucedido en años anteriores, Peras apostó por dar una segunda oportunidad a varios de los que terminaron el curso anterior en Vitoria. Pese a haber caído en cuartos de final frente al Unicaja. Así, siguieron Fabien Causeur, Adam Hanga, Darius Adams, Kim Tillie, Mike James, Tornike Shengelia, los hermanos Diop (Mamadou e Ilimane) y Davis Bertans.

Continuación de un bloque al que se han añadido piezas como Ioannis Bourousis, Darko Planinic, Jaka Blazic y Alberto Corbacho. Gesto que en absoluto ha resultado ser para la galería, toda vez que a 31 de marzo, más de siete meses después de que arrancara la pretemporada, la nómina de pupilos de Perasovic se mantiene invariable. La contratación temporal de Kristjan Kangur, para suplir los contratiempos físicos de Planinic y Bertans, ha sido el único movimiento en el Laboral Kutxa, que puede explicar gran parte de su correcto camino en la estabilidad que ha encontrado en la presente campaña.

El año pasado, 21 jugadores

Un escenario casi desconocido para el Baskonia más reciente. Sin ir más lejos, cuando el Laboral Kutka visitó el pasado curso el Santiago Martín, el 5 de abril de 2015, su relación de jugadores que habían disputado al menos un choque se elevaba a 21. Aquel día ya habían sido cortados –respecto al inicio del curso– Lamont Hamilton, por sus continuas lesiones; Orlando Johnson, Doron Perkins y Ryan Gomes por su bajo rendimiento; así como Thomas Heurtel, tentado por el Anadolu Efes.

El trasiego no era nuevo porque en la temporada 13/14 otros tres jugadores que arrancaron no acabaron el curso: Walter Hodge (cedido a los Capitanes de Arecibo de Puerto Rico), Thomas Kelati y Daniel Clark. Por el camino, otro puñado de temporeros que llegaron en el tramo inicial de la campaña y duraron como azulgranas un máximo de dos meses. En la 12/13 Brad Oleson se marchó al Barça a mitad de temporada, casi al mismo tiempo que no continuaba en Vitoria Carlos Cabezas. Antes ya habían dejado de pertenecer a la disciplina baskonista Taylor Rochestie y Eduardo Hernández Sonseca.

En el verano anterior, el que precedió a la temporada 2011/12, las contrataciones de Kevin Seraphin (10 partidos en ACB), Joey Dorsey (siete encuentros antes de irse al Olympiacos) y Reggie Williams (7 duelos) no cuajaron, y antes de final de año ya se habían desvinculado del Baskonia. Vladimir Golubovic, Matt Walsh y Goran Dragic, llegados con el curso ya iniciado, tampoco acabaron la campaña. Escasa diferencia respecto a lo que había sucedido en la 09/10. En aquel ejercicio Florient Pietrus solo fue baskonista las tres primeras jornadas de liga antes de salir hacia el Valencia. Capítulo aparte fue el de Marcus Haislip, que jugó el primer encuentro, estuvo de baja cinco semanas, y reapareció en la séptima jornada para volverse a lesionar tras la duodécima. El no presentarse a varias sesiones de rehabilitación fue el detonante para que acabara siendo cortado.

El ejemplo de Neven Spahija

El único damnificado en la campaña 09/10 fue Vladimir Micov. El alero serbio (ayer uno de los verdugos del Gran Canaria) disputó los 13 primeros encuentros de la ACB, pero no cuajó y fue cortado. Aquel año, sin apenas modificaciones, el Caja Laboral logró ganar la Liga liderado por Tiago Splitter, Mirza Teletovic, Marcelinho Huertas, Fernando San Emeterio y compañía. Un año atrás el sacrificado fue Mustafa Shakur, que solo disputó los 15 primeros partidos. Otro curso de cierta continuidad que dio como fruto el título de Copa del Rey y el subcampeonato liguero.

Fue el testigo recogido por Dusko Ivanovic de un Neven Spahija que un año antes ya había confiado plenamente, y hasta la batalla final, en los soldados con los que inició su guerra. Y es que el curso 07/08 fue el último, hasta la fecha, en el que todos los jugadores que arrancaron como baskonistas en pretemporada llegaron hasta el último partido. Durante ese año James Singleton se lesionó gravemente en la Supercopa y durante su convalecencia lo reemplazaron Linton Johnson y Gabe Mouneke. El ala pívot norteamericano volvió en el tramo final para ayudar a ganar la Liga a los vitorianos en un año mágico en el que también levantaron la Supercopa, fueron finalistas de Copa del Rey y lograron meterse en la Final Four de la Euroliga. Ahora, ocho cursos después, Velimir Perasovic, parece haber hecho suya la misma fórmula.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine