Vela

El camino a Río, un jeroglífico

La tinerfeña Alicia Cebrián inicia a partir de hoy, en la Regata Princesa Sofía, un intrincado sistema de clasificación para intentar estar presente en los Juegos Olímpicos de este verano

27.03.2016 | 23:47
Alicia Cebrián, durante una regata.

Alicia Cebrían comienza casi un imposible camino hacia Río de Janeiro. La bahía de Palma de Mallorca acoge desde hoy la 47ª edición del Trofeo Princesa Sofía Iberostar, la primera de las pruebas que debe afrontar en dos meses la regatista tinerfeña en su propósito de estar presente en los próximos Juegos Olímpicos. Será solo el inicio de una travesía complicada por el sistema de competición del presente ciclo olímpico, que deja casi sin margen de error a la deportista del Real Club Náutico, toda vez que Europa solo tiene dos plazas en juego dentro de la clase Láser Radial.

La tinerfeña y la grancanaria Martina Reino son las principales exponentes de España, que debe imponerse en aguas baleares al menos a 12 de los 13 países del Viejo Continente que todavía no han logrado su plaza en Río 2016. "Sobre el papel no parece fácil, pero si cogemos el Europeo de Las Palmas como referencia nos hubiésemos clasificado, ya que fuimos el primer país. Me veo con opciones", señalaba días atrás la tinerfeña, decimotercera en la general de Las Palmas, y que en Palma ve a las representantes de "Alemania, Rusia, Grecia, Polonia y Hungría" como sus adversarias más complicadas. "No puedo negar que voy con algo de presión, si se le puede llamar así. Intentaré que los nervios no me jueguen una mala pasada y poder competir en buenas condiciones", comenta Alicia, que ya ha dejado atrás una gripe que le hizo salir al agua un tanto mermada en ese pasado Europeo. "Hice regatas muy buenas y me quedo con eso, pero también es verdad que tuve tres regatas muy malas y eso condicionó que no hubiese quedado más arriba", añade la deportista isleña.

En Palma, Cebrián se topará "con las mismas rivales" a las que se enfrentó en Gran Canaria y ahora apela a tener "un poquito más regularidad" para dar a España esa plaza olímpica. Eso sí, sabe que tiene que lidiar con "un campo de regatas completamente diferente, con una ola más corta" dentro de una competición que constará de tres días de previas y otros tantos de finales. "Es un campeonato largo de seis días y con 11 regatas, y nos encontraremos con diferentes condiciones", apunta la regatista del RC Náutico, que "tras un par de días de descanso en la Isla" lleva ya unos cuentos en Palma de Mallorca para intentar adecuarse a las condiciones con las que se encontrará desde hoy.

Dos cribas más

Pero en caso de lograr para España (Alicia o alguna de las otras regatistas locales) la plaza olímpica, el nombre de la elegida por la Federación Nacional para que represente los intereses del país en Río saldrá de la disputa de otras dos regatas más. "En el caso de coseguir esas clasificación tendremos que competir entre las españolas para ver quién representará al país. Será en Hyeres, Francia, y en la Delta Lloyd, en Holanda, a finales de abril y mayo, respectivamente. La teoría indica que en este supuesto serían Cebrián y Martina Reino las que se jugarían dicha plaza. "No sé si el resto de españolas apostará por ir", comenta la tinerfeña sobre estas dos pruebas. La regatista que mejor clasificación obtenga en ambas tendría medio pasaporte en el bolsillo, si bien todo de depende de un baremo en el que entran en juego, por ejemplo, el número total de competidoras, al margen de la decisión final del Comité Técnico de la Federación Española.

Un desgaste fuera de lo común en el que mucho ha tenido que ver el nuevo sistema de competición implantado para Río 2016 por la Federación Internacional. "Para este ciclo olímpico es más complicado porque han cambiado el sistema intentando favorecer a los países que ellos llaman emergentes, reduciendo el número de plazas para el continente europeo, que al fin y al cabo es donde más regatistas hay", se lamenta Alicia sobre una tendencia con la que "quizá intenten que la vela se extienda por más países, como los sudamericanos, los asiáticos y los africanos" y que limita al resto para los Juegos, "donde apenas pueden participar unos 40 barcos". Por ello, a sus 33 años, estar presente en Río de Janeiro este verano, será para Alicia Cebrián un éxito en toda regla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine