Fútbol . CD Tenerife

Airam Cabrera se pone de moda

El delantero portuense se ha convertido en uno de los futbolistas más cotizados del fútbol polaco y ya no piensa en volver

22.03.2016 | 02:00
Airam Cabrera, durante un paseo por Polonia.

A miles de kilómetros de Puerto de la Cruz, ahí donde creció como persona y futbolista, Airam Cabrera ha recuperado el gol y, por consiguiente, también la sonrisa. El ex del Tenerife pasó su verano más complicado el año pasado y, tras esperar por una buena oferta que jamás llegó, se lanzó a la aventura y se marchó a Polonia. Un desconocido club de nombre Korona Kielce iba a ser su próximo destino. "Todo era nuevo para mí", afirma sobre las dificultades de sus comienzos en otra liga, otro idioma y otras costumbres.

"No sé qué fue más complicado, si adaptarme a los hábitos o al fútbol", asegura. A falta del excelso nivel técnico que estaba acostumbrado a ver en España, en Polonia el juego halló un fútbol "muy diferente y lleno de contragolpes". "Son tan frecuentes por parte del equipo que va ganando como por parte del que va perdiendo, así que es normal que haya muchas remontadas y resultados extraños", indica.

A Airam le costó hacerse a Polonia pero ya es todo un ídolo en aquel país. Los goles, uno tras otro, le han sacado del anonimato. Su tarjeta es realmente impresionante. Nueve tantos en siete partidos, el último el pasado viernes. El delantero norteño ha cogido la onda al balompié centroeuropeo y ya no hay fin de semana que no marque. En 20 encuentros en la liga, ya van 13 dianas. "La mayoría después del parón", explica. De hecho, para Airam hay un antes y un después en el intermedio de la competición. Una vez se acabó, emergió la versión más convincente del portuense. Señal de que ya está adaptado, de que el proceso de acoplamiento ya pasó.

Gol a gol, Cabrera se ha convertido en una de las figuras del fútbol de aquel país y ya no piensa en volver. Lamenta que pese a sus 40 tantos en dos años con el Cádiz apenas tuviera proposiciones decentes en España, de modo que ahora ya solo contempla la opción de seguir en el extranjero. Pretendientes no le faltan y ahora solo falta ver por cuál oferta se decanta para seguir dando pasos hacia delante fuera de su isla natal. Por lo pronto, aspira a exprimir los pocos meses de liga que le quedan en la Primera polaca y a mejorar la clasificación del Kielce, que no pasa por su mejor momento.

Cuando acabe su periplo a orillas del Danubio, casi tendrá historias suficientes como para escribir un libro. Anécdotas tiene de sobra. Desde la ayuda que le echó un futbolista que había jugado en España para comunicarse con los compañeros a sus dificultades para habituarse a los menús de los polacos, siempre salpicados de té y sopa. Lo que nunca falta en su rutina son algunas costumbres que ya tenía en casa, como ver series.

Los avances de la tecnología le han permitido "engancharse" a la programación de las cadenas españolas. E incluso ha podido disfrutar en la distancia de los partidos del Tenerife. "Ha mejorado mucho en la segunda vuelta y ha acertado de pleno con los refueros invernales", dice antes de destacar a Javi Lara, a quien conoce personalmente y de quien afirma que "es un fenómeno". "El día de su gol al Leganés estaba convencido de que marcaría. Y hasta me aposté una cena con mi novia a que la pelota iba para dentro", apunta. Lo que no parece cuadrar es la fecha de su regreso al representativo, de donde salió con rumbo al Villarreal B tras negársele una oportunidad con el primer equipo tras coronarse pichichi con el filial.

"Si no se han dado las circunstancias ya, dudo de que se den en el futuro. Yo nunca cierro la puerta y me haría ilusión, pero lo veo difícil", afirma con claridad. La misma que tiene para ver portería. Se está hinchando a marcar goles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine