Baloncesto. Liga Endesa

Pívots a la carta

El Real Madrid llega este sábado a la Isla con una nómina de siete interiores

19.03.2016 | 01:49

Diego Ocampo, exentrenador este curso del Estudiantes, analiza las principales virtudes de los postes blancos

Una carta con siete platos. Eso es de lo que dispone cada semana, salvo lesiones, Pablo Laso para hacer de su juego interior uno de los más temibles de la Liga Endesa. Calidad ofensiva, músculo y centímetros en la faceta defensiva, y sobre todo un número de efectivos tan alto que permite que la intensidad blanca a lo largo de los 40 minutos de un encuentro sea tan grande que muy pocos conjuntos a nivel nacional e internacional puedan ponerse a su misma altura. Un arsenal al completo –ayer los madridistas dieron de alta a Maurice Ndour en detrimento de Jonas Maciulis– de siete profesionales, a la espera de un casi obligado descarte –para dar cabida al vinculado Luka Doncic–, con el que el preparador vitoriano intentará evitar que el Iberostar Tenerife dé mañana la sorpresa tras el mal trago que dejó a los merengues su derrota del jueves en Euroliga en el clásico frente al FC Barcelona.

Por progresión, importancia en los esquemas de Pablo Laso y números, uno de los interiores a atar en corto por el Iberostar mañana es Gustavo Ayón, descarte la pasada jornada en las rotaciones blancas. El Titán de Nayarit regresa a la cancha que le vio prepararse, con el Tenerife Baloncesto, para dar el salto a la primera línea del baloncesto internacional. El interior mexicano, titular en 20 de los 21 encuentros que ha disputado, anota 10,8 puntos y además es el máximo reboteador (5,6) y más valorado dentro de la plantilla merengue (17). Y todo en apenas 20 minutos de media por choque, lo que habla bien a las claras de su capacidad y efectividad a la hora de producir.

A tener en cuenta

Diego Ocampo, el pasado curso máximo responsable del Murcia y que esta temporada empezó dirigiendo los designios del Estudiantes, analiza para La Opinión de Tenerife las cualidades de los pívots blancos. Tanto por el conocimiento adquirido a la hora de haber realizado los scouting, como por haber tenido como pupilos a varios de ellos (a Hernangómez en el Sevilla y a Lima en el Murcia), el preparador gallego puede hablar con absoluta propiedad de los poderes con los que tendrá que lidiar mañana el Iberostar Tenerife cerca del aro. A título particular el técnico orensano destaca, por ejemplo, "la capacidad dominante" de Ayón, la "intensidad" de Felipe Reyes independientemente de quién sea el rival, y "la peligrosidad en el tiro exterior" de Nocioni. Solo tres cualidades de entre un nutrido ramillete de virtudes.

"La intensidad, el conocimiento del juego y la polivalencia", son las tres habilidades que subraya Ocampo cuando es cuestionado por una capacidad general del juego interior blanco. Solo tres aristas en forma de punta del iceberg dentro de un sólido bloque que apenas presenta fisuras. "Quizá si haya que destacar algún punto en el que cojeen es que casi todos son terminadores", apunta. "Salvo Felipe Reyes, que puede pasar el balón, apenas tienen para crear juego desde el poste bajo, ya que el resto son finalizadores, bien desde dentro o desde fuera", argumenta el ex del Estudiantes.

A la hora de contraponer el poderío interior blanco con el de los postes del Iberostar, Ocampo ve opciones para el cuadro lagunero. "El año pasado le ganamos en Murcia y venían de un partido difícil", recuerda a modo de paralelismo por la derrota sufrida por el Madrid en Barcelona hace solo dos días. "Las probabilidades son escasas, pero las hay. Y aunque el Madrid multiplica sabe Dios por cuánto el presupuesto del Iberostar, todo pasa por igualar el nivel de intensidad", comenta el gallego. Vehemencia necesaria pero en su justa medida. "Al final Laso usará a cuatro o cinco de sus pívots y todos actuarán con un nivel muy alto. Para ganarles tienen que jugar a la misma intensidad que ellos, y tener un buen conocimiento del juego para saber a quién defiendes y a quién atacas en cada momento", explica sobre una entrega a la que hay que añadir "un gran control emocional", y "sin volverse nunca loco". "Porque jugar con tanta intensidad puede hacer revolucionarte demasiado y eso provocar a su vez que pierdas el control", añade. La receta queda ahí. Ahora le toca al Iberostar llevarla a la práctica para intentar que el Madrid caiga en la Isla por primera vez en la Isla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes

Abromaitis machaca durante un partido de la Basketball Champions League
El Iberostar Tenerife ata su pase directo a los octavos

El Iberostar Tenerife ata su pase directo a los octavos

Pese a su derrota del martes contra el Avellino el conjunto lagunero se beneficia de los demás...

El Celta asalta el Bernabéu y toma ventaja en la Copa

El equipo de Berizzo aprovechó sus ocasiones con goles de Aspas y Jonny ante un rival desacertado

Araujo reconoce que anoche bebió unas cervezas

El jugador da en Twitter su versión del incidente de este miércoles por la mañana con la Guardia...

España, a por el liderato de grupo tras vencer a Macedonia

España, a por el liderato de grupo tras vencer a Macedonia

Los 'Hispanos' encadenan cuatro victorias (25-29) y pelearán con Eslovenia el primer puesto del...

Jairo cierra su etapa como blanquiazul y se marcha al Melilla

Jairo cierra su etapa como blanquiazul y se marcha al Melilla

El futbolista pone fin a la dura situación que ha vivido en el Tenerife, con el que no logró jugar...

"La falta de concentración nos dejó sin frescura"

"La falta de concentración nos dejó sin frescura"

"El Avellino ha hecho una gran segunda mitad, pero con la técnica a Bogris, que no era, se empezó...

Enlaces recomendados: Premios Cine