Fútbol CD Tenerife

Javi Lara: "Desde el momento que el árbitro señala la falta, supe que marcaría"

"Soy una persona que disfruta mucho de la profesión y lo pasé mal el tiempo que estuve sin equipo", afirma el jugador del CD Tenerife

15.03.2016 | 11:59
Javi Lara, al acabar el partido.

Transcurría el minuto 17 de la segunda parte cuando el árbitro de la contienda señaló una falta en el balcón del área. Escorada a la izquierda, era un escenario perfecto para que descorchara Javi Lara Grande (Montoro, 1985) todo su potencial a pelota parada. Se la pidió el andaluz, imaginó que la pelota acabaría en la jaula y se dispuso a un lanzamiento que rozó la perfección. Algunos de sus compañeros se dirigieron al banquillo: "¡Lo que acaba de hacer!", pareció exclamar Vitolo. El parabólico tiro de Lara fue un motivo de inmensa felicidad para el tinerfeñismo pero también una liberación personal. En esta entrevista con la opinión revela que pasó unos meses durísimos, de los más difíciles de su carrera. "Entrenar solo es muy duro, más para mí, que necesito de la convivencia con los compañeros, de un vestuario sano, de las risas del día a día". Es justo lo que ha hallado en el representativo. El sitio idóneo para desarrollar todo su arsenal de virtudes. Es un jugón.

Volvió la plantilla feliz a la Isla. ¿Y usted más que nadie?

¿Para qué te voy a engañar? Soy muy feliz después del partido que nos salió el domingo porque, sinceramente, lo necesitaba.

¿A qué se refiere?

Han sido para mí unos ultimos meses muy complicados. Sufrí una lesión importante, luego me costó recuperarme y entrenar solo ha sido duro. No es fácil. Sobre todo para una persona como yo, que disfruto de la profesión y del día a día. Yo necesito de la compañía, de las risas de los compañeros, de un buen vestuario. Y en el Tenerife he encontrado justo lo que buscaba. Al final, todo buen trabajo tiene recompensa y me alegro muy especialmente de esta victoria. No fue nada fácil, pero lo conseguimos.

Habla usted de las dificultades que precedieron a la etapa inmediatamente anterior a su fichaje por el Tenerife. ¿Podría decirse que le ha venido este club como anillo al dedo?

Sí, cuando llegué sabía que teníamos un grandísimo equipo. Había un buen plantel, con buenos mimbres. Lo sabía por los partidos que le había visto jugar al Tenerife, que ha sido y es competitivo siempre. Desde que yo estoy aqui, no tengo la sensación de que hayamos sido inferiores a nadie. Tampoco el domingo contra el líder. Les tuteamos y supimos cómo jugarles. Y sí, podría decirse que buscaba un sitio como éste. Por eso estoy tan contento.

Hábleme del gol. ¿Qué pensó en el momento que pitó el árbitro la falta?

Desde que se produjo la falta, tuve la sensación de que la iba a meter. Y por suerte, salió todo bien. El disparo salió según lo había pensado.

Es que en su carrera ya había metido otras así.

Es una posición que me gusta mucho. Me concentré, puse toda la atención en que saliera el disparo que quería... y acerté.

Al Tenerife le salió el partido soñado. ¿Cómo fueron las sensaciones que encontraron sobre el campo?

Muy buenas. Es que este equipo compite siempre. Sabíamos que había enfrente un rival difícil y que la clave estaba en la intensidad, en estar concentrados desde el minuto uno. El Leganés no está ahí arriba por casualidad. Está muy bien trabajado por parte de Garitano, que es un entrenador al que conozco bien. Y teníamos claro que, como mínimo, habíamos de igualarles en actitud. Hemos demotrado que tenemos armas para ganarle a cualquiera.

Al final del partido se quedó un buen rato hablando con Asier Garitano, ¿qué le dijo?

Tenemos muy buena relación. Hablamos mucho, de fútbol en general y del partido también. Él lo vio como nosotros, vio a un Tenerife a gran nivel. Para mí él ha sido muy importante en mi carrera. Es una buena persona y un gran entrenador, y a partir de ahora deseo que le vaya todo bien.

A cinco puntos del play off y a seis del tercero, ¿se puede soñar?

Claro que se puede soñar. Sigo pensando que el equipo que enganche una buena racha y llegue fuerte al final, va a tener opciones de todo.

Y el Tenerife llega muy bien a la hora de la verdad.

Sí, nosotros llegamos muy enteros al tramo decisivo. Estamos sacando muchos puntos en los últimos partidos y es porque nunca salimos a verlas venir, más bien al contrario. Al menos este domingo hemos demostrado que estamos a un altísimo nivel. Ahora, la idea es seguir en la misma línea contra el Zaragoza.

No sé si tenía alguna duda sobre su estado físico pero en Butarque demostró que está como una moto.

Como una moto tampoco (ríe). Como una moto no he estado en mi vida porque ése no es mi fuerte. No soy un Suso ni destaco por la velocidad, pero sí que me vi con muy buenas sensaciones.

Le tocó jugar como escudero de Nano, donde lo venía haciendo el Choco Lozano. ¿Buen sitio para usted?

Sí. La verdad es que estuve muy cómodo. Tengo unas cualidades y unas características, y trato de ponerlas al servicio del grupo. Uno quiere jugar siempre y, ¿por qué no otra vez el domingo? Ya veremos. Ojalá que este gol sea el primero de muchos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine