El Real Madrid llegará a la Isla tras su enésimo festival anotador

14.03.2016 | 11:28

El Real Madrid, que el domingo se mide al Iberostar en el Santiago Martín, consiguió una cómoda victoria ante el Morabanc Andorra, en la que lo más positivo fue la reaparición de Rudy Fernández, que con 4 de 6 triples demostró estar plena y felizmente recuperado. El regreso de Rudy Fernández en busca de sensaciones, después de tres meses y medio lesionado, y el partido en Barcelona de Euroliga de la próxima semana apenas dejaron sitio en el pensamiento madridista para el Morabanc Andorra, aparentemente un rival sin la entidad necesaria para crear muchos problemas.

Con estas premisas, y con las ausencias del mexicano Gustavo Ayón, del estadounidense KC Rivers y del senegalés Maurice Ndour, la tensión local fue escasa y el marcador campó a sus anchas ante la ausencia de defensas. Fue un primer cuarto al tran-tran, como en el mus, con los dos equipos buscando el aro rival sin poner demasiadas trabas al contrario en el camino contrario. De ahí el 27-25 con el que finalizó. Con Rudy ya en la pista en los últimos tres minutos del primer periodo, el alero internacional, en el inicio del segundo, demostró que su recuperación es total, al clavar tres triples consecutivos que dieron el pistoletazo de salida al despegue de su equipo: 36-27 (14').

Un 9-0 de salida en el tercer cuarto, en apenas minuto y medio, (63-45) sentenció un partido sin alma que cerró el tercer cuarto con un 83-64 y una única duda, saber la diferencia final a favor del Madrid. A estas alturas, la defensa blanca ni estaba ni se la esperaba. No hacía falta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine