Fútbol | . CD Tenerife

Raúl Cámara: "El equipo se debe exigir más aún porque hay potencial para ello"

"A nosotros nos gustaría ofrecer un fútbol brillante durante los 90 minutos pero por desgracia no somos el Barcelona", asegura el jugador del CD Tenerife

03.03.2016 | 11:41
Raúl Cámara: "El equipo se debe exigir más aún porque hay potencial para ello"
Raúl Cámara, durante el entrenamiento de ayer.

Raúl Cámara acaba de cumplir 32 años pero nadie lo diría por cómo se comporta sobre el césped. Juega con la garra y entusiasmo de un adolescente y lo hace motivado por su compromiso con el Tenerife, del que es muy difícil que dude alguien. Pero ese arrojo con el que se emplea en los partidos contrasta con la prudencia que mantiene en frío. Asegura que siempre hay que ser ambicioso, eso sí, sin que ello implique despegar los pies del suelo.

¿Siente que por fin los resultados corresponden con lo que el Tenerife ofrece sobre el césped?
Sí, sobre todo el mes pasado, en el que nos costó sacar puntos, el equipo estaba dando un buen nivel competitivo pero no obtenía la recompensa que creo que merecíamos. Y estos dos triunfos nos han hecho estar más tranquilos, más lejos de los puestos de descenso y nos permiten poder intentar escalar poco a poco en la tabla.

¿Se puede interpretar a tenor de estos dos últimos resultados que los jugadores van enteniendo más lo que quiere Martí?
El equipo está creciendo. Evidentemente, todo el mundo necesita tiempo para trabajar y las ideas del míster cada vez las tenemos más claras. Él se ha hecho al equipo y nosotros también nos estamos haciendo a él. Pero nosotros nos debemos exigir porque hay potencial para ello. Eso sí, sin volvernos locos porque sabemos que será complicado.

Aunque estas victorias son seguramente el fruto de un rendimiento colectivo, Nano está teniendo un gran protagonismo en los últimos encuentros. ¿Qué opinión le merece lo que está haciendo el canterano?
Ha hecho cuatro goles en dos partidos y eso es muy importante. Estamos viendo durante la temporada a chicos que están creciendo rápidamente y eso todos lo esperábamos. Ahora le está tocando brillar a Nano, hace poco estaba el Choco (Lozano), después puede que le toque a Cristo. Tampoco es bueno que todo el peso ofensivo en un jugador solo. El equipo está en un buen momento, arriba se está demostrando que contamos con muchas alternativas y eso indudablemente nos hace peligrosos.

¿Qué cuota de culpa suelen tener los veteranos del equipo en la explosión de un futbolista joven?
Los principales culpables son ellos mismos: su trabajo diario, su constancia. Eso sí, en el caso de que alguno nos pida consejo, nosotros tratamos de ayudarlo pero al final son ellos, su entorno, su familia, que tengan las ideas claras y sobre todo su trabajo. Yo estoy encantado de contar entre mis compañeros con chicos de tanto potencial y estoy convencido de que le proporcionarán muchas alegrías al Tenerife en el futuro si no se nos escapan, claro.

¿A su juicio, qué le falta al Tenerife para poder despegar de una vez por todas e instalarse en la zona privilegiada de la tabla?
Ahora mismo, lo que tenemos que hacer es mantener el nivel competitivo y de trabajo. Así estoy convencido de que los resultados acompañarán. Lo dije antes de Llagostera, que el equipo estaba jugando bien, a pesar de no conseguir victorias. En Tarragona, jugamos mejor con uno menos, en Oviedo, merecimos más y hay que seguir en esa línea pero exigiéndonos siempre. Estoy seguro de que iremos a más.

Sé que firmaría una victoria ante el Almería independientemente de cómo se produjera pero ¿para cuándo ganar convenciendo y deleitando a una afición ávida de alegrías?
Convencer es complicado, el equipo lo intenta pero muchas veces la categoría no te deja. La mayoría de partidos se decantan por detalles concretos, por pequeñas cosas... El otro día parecía que teníamos un partido cómodo y terminamos pidiendo la hora, a pesar de hacer un encuentro muy completo. Incluso casi nos marcan al final. Por lo tanto, nadie gana fácil, ni arrasando ni pasando por encima de cualquiera. A nosotros nos gustaría brindarle a nuestros seguidores un fútbol brillante durante los 90 minutos pero por desgracia no somos el Barcelona.

¿Cómo valora sus actuaciones con el Tenerife y qué se ha propuesto mejorar individualmente?
A mí me gusta ser regular, quizás no soy un jugador de diez pero trato al menos de rondar siempre el seis o el siete. Y como defensa trato de estar bien físicamente y defender más. Siempre intento mejorar, tanto ofensiva como defensivamente. Trabajo todo lo que puedo con el fin de incrementar mi rendimiento y progresar, ya sea en la salida del balón, los centros...

¿Por qué cree que todos los entrenadores que lo han dirigido en el Tenerife lo han considerado titular?
He tenido suerte, he intentado trabajar, exigirme, ser competitivo y aportar al equipo, en cualquiera de las posiciones en las que me han utilizado. Trato de ser un jugador de equipo y ayudar a mis compañeros en todo lo que pueda. Lo que espero es poder manterme así durante muchos años más.

¿Y qué tal su relación con la afición, a la que nunca, por cierto, he visto pitarle a usted?
Pues muy agradecido por ello. La verdad es que noto ese cariño en la calle. Y lo que intento es devolver ese afecto que me muestran con esfuerzo, ganas y profesionalidad.

¿Sería capaz de reconocer que, con diez puntos de distancia sobre la zona de descenso, ya solo miran hacia arriba?
Siempre hay que mirar para arriba, pero quedan muchas jornadas y hay bastantes equipos abajo con un gran potencial. Todavía no está nada decidido y no nos podemos relajar. Tampoco podemos subir tres escalones de golpe y lo que tenemos que hacer es ir a por el primer escalón en estos momentos.

Pero la situación actual pinta bien, ¿no lo cree así?
Claro que el equipo tiene que exigirse pero no nos podemos marcarnos unos objetivos que puedan presionarnos más de lo debido porque luego la caída puede ser grande. Hay que exigirse pero con precaución, con cautela, e ir semana a semana. Y lo primero es ganar al Almería este domingo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine